Independencia

Independencia política 1816  y económica 1947

Como decía el Gral. Baldrich, la independencia política sin independencia económica, no es más que una ilusión. A su vez, el precursor de FORJA, Manuel Ortiz Pereyra en su obra “La Tercera Emancipación” se obstinaba en advertir el carácter vital de la independencia económica para Pueblo argentino. Esta opinión también fue compartida por el General Juan Perón, quién expresaba que sin Independencia Económica, no hay posibilidad de Justicia Social.

A continuación describimos un acontecimiento, tan poco recordado, -incluso en la historiografía de orientación peronista-, así como transcendental para el destino de nuestro país, que afirma las conquistas en el plano económico del gobierno del General Juan Domingo Perón: La Declaración de la Independencia Económica.

Esta declaración fue firmada en la ciudad de San Miguel de Tucumán el 9 de julio de 1947, coincidiendo con el lugar y el aniversario de la Declaración de la Independencia Política en 1816 por los patriotas argentinos de aquel entonces.

La misma representa uno de los hechos más importantes producidos por el gobierno justicialista. Refleja una clara vision estratégica que apuntaba a la consolidación de la independencia nacional de los poderes y organismos internacionales, en un país sin deuda externa, con una pujante industria nacional abasteciendo al mercado interno, y con los resortes económicos estratégicos en poder del Estado.

Perón preanunciaba la Declaración de la Independencia Económica al presentar el Primer Plan Quinquenal en 1946:

“Aspiramos a una liberación absoluta de todo colonialismo económico, que rescate al país de la dependencia de las finanzas foráneas. Sin bases económicas no puede haber bienestar social: es necesario crear esas bases económicas. Para ello es menester ir ya estableciendo el mejor ciclo económico dentro de la nación, y a eso también tiende nuestro Plan. Debemos producir el doble y a eso multiplicarlo por cuatro, mediante una buena industrialización –es decir, enriqueciendo la producción por la industria-, distribuir equitativamente esa riqueza y aumentar el estándar de vida de nuestras poblaciones.”

Con la presencia en pleno del gobierno nacional, autoridades provinciales, legisladores nacionales y provinciales así como ante la presencia del presidente de Chile González Videla, se realizó este acto decisivo y significativo, que luego sería señalado por el mismo presidente Gral. Perón como trascendental para “romper los vínculos dominadores del capitalismo foráneo enclavado en el país”.

Desde La Baldrich, teniendo como Sur la Liberación Nacional y de la Patria Grande, entendemos que la forma de conseguir la Independencia Económica de la Nación es la plena actuación del Estado como factor de la economía industral mediante sus empresas públicas, propiedad de la totalidad del Pueblo argentino. Una vez conseguida esta, entonces podremos alcanzar finalmente los objetivos de soberanía política y justicia social tan anhelados por nosotros y por nuestros hermanos de la Patria Grande.

Independencia Económica - La Baldrich

Click para leer el Acta de declaración de la Independencia Económica 1947 en .pdf

Acta de Declaración de la Independencia Económica - La Baldrich

Palabras del General Perón con motivo de la declaración en cuestión:

Estas páginas contienen la esencia misma de la nacionalidad. Son impulsos de un renacimiento surgido de la propia grandeza de la patria libre proyectada hacia un porvenir digno de su magnitud.

Son credo de Independencia; tienen pureza de cuna ideal y dicen con la misma fe los
principios que la mostraron a la faz de la tierra como una fuerte y poderosa Nación. En las actas de 1816 cimentóse nuestra historia que luego fue escrita con la diafanidad de un pueblo soberano y heroico; en la Declaración de ahora se firma el futuro de su gloria, de su destino y que tienen en sus propias fuentes la realidad de su visión de ayer, de hoy y de siempre.

Transcripción de las palabras preliminares al Acta de Declaración de la Independencia Económica en el libro “La Nación Argentina Justa, Libre y Soberana”:

Ferrocarriles y transportes en general, usinas, puertos, energía, etc,. todo lo que constituye en fin un servicio público ha sido nacionalizado y ahora, donde regían los dictados del interés extranjero, tiene plena vigencia la voluntad argentina.

Lo que otros vendieron, nosotros lo hemos recuperado. Al afán mercenario de otrora, sucede el espíritu hondamente patriótico que ha sabido sacar del esfuerzo y hasta del sacrificio el vigor necesario para acometer la magna empresa de nuestra total recuperación.

Está a salvo la dignidad argentina y nuestros hijos, dueños de la riqueza que la providencia les entregó, deben ser celosos guardianes de todo cuanto hemos devuelto a la Nación para que nadie, jamás, vuelva a intentar la empresa suicida de uncirnos a la conducción foránea.

Ahora, cuando todo lo que es fundamento de nuestro porvenir está en nuestras manos cuando pisamos tierra nuestra, absolutamente nuestra, cuando disponemos a nuestro albedrío de todo lo que constituye el patrimonio argentino, podemos decir que la libertad política se ha complementado con la independencia económica, proclamada solemnemente en la histórica Tucumán, que conoció la aurora de nuestra nacionalidad y que ha sido propicia sede a la consolidación de la Argentina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana.

“Si en 1810 fuimos libres políticamente gracias a esos héroes que siempre recordamos, no podemos afirmar lo mismo de los que les sucedieron que, lejos de conquistar nuestra independencia económica, han perdido el tiempo y nos han entregado a una situación de verdadero coloniaje como nunca el país había soportado antes.” Gral. Juan Domingo Perón.

Juan Perón - Empréstitos y dependencia

“Yo afirmé “que me cortaría la mano antes de firmar un empréstito” y lo cumplí. Ellos lo harán en cambio y será un mal negocio para el país porque se lo robarán en su mayoría y, para el prestatario será peor, porque nosotros nos negaremos a pagarlo. Si ellos colonizan de nuevo al país, nosotros lo independizaremos de nuevo.” Gral. Juan Domingo Perón

Perón sobre la repatriación de la deuda externa y la Marina Mercante Nacional :

Perón sobre los empréstitos y la sobrevaloración del dólar:

John William Cooke - Somos una continuidad histórica

“Los que mienten hoy, son los encubridores de los que mintieron ayer. Los que agravian ahora, son los continuadores de los que agraviaron antes: bárbaro, chusma, gaucho, descamisado…
El descamisado reconoce en el montonero, en el gaucho, en las chusma, a sus hermanos de sufrimiento y de lucha…
Como hombres de la nueva Argentina somos una continuidad histórica de los hombres que auténticamente hicieron la Nación.” John William Cooke, Diputado de la Nación 1946 – 1952, referente del peronismo de izquierda

Las obras de Cooke “Apuntes para la militancia”, “La lucha por la liberación nacional” y “Peronismo y Revolución” disponibles en nuestra Biblioteca Digital

 "Con las cenizas de los traidores construiremos la Patria de los humildes" la razón de mi vida mi mensaje eva duarte de perón

“Nuestra Patria dejará de ser colonia, o la bandera flameará sobre sus ruinas”

“Con las cenizas de los traidores construiremos la Patria de los humildes”

Sus libros “La Razón de mi Vida” y “Mi mensaje”, disponibles para descargar en la Biblioteca Digital de La Baldrich

Videos sobre Evita:

La Fundación Eva Perón:

Evita sobre el 17 de Octubre de 1945:

Perón sobre Evita, los derechos de la mujer y la ayuda social:

Continuar leyendo

Perón Fragmentos Revolución Justicialista

La Baldrich TV presenta: Fragmentos de”Perón, la Revolución Justicialista” (Madrid, 1971)

Presentamos a través de nuestro canal en YouTube, una compilación de fragmentos de la película dirigida por Getino y Solanas, integrantes del grupo Cine Liberación, filmada en Madrid durante el exilio del conductor del Movimiento Justicialista.

Retomando el propósito inicial de esta entrevista al General Perón, insistimos en la difusión de este material audiovisual para la formación de una militancia imbuida en el Pensamiento Nacional al servicio de la liberación de la Patria.

En “La Revolución Justicialista”, Perón relata el proceso político revolucionario y las profundas transformaciones que se produjeron en beneficio del Pueblo entre los años 1943-1955. Se destacan las revolucionarias medidas económicas durante el primer gobierno peronista, como la nacionalización de los servicios públicos y los ferrocarriles.

Incluso, se observa al Gral. Perón emocionado hasta las lágrimas luego de destacar el rol de Evita en la Revolución Justicialista, los derechos de la mujer y la ayuda social de la Fundación, y el penoso recuerdo de su fallecimiento temprano.

Asimismo, se narran los hechos que sobrevienen al bombardeo gorila a Plaza de Mayo: el golpe antipatria de 1955 y la consiguiente organización de la Resistencia Peronista.

Sin más rodeos, la lista de reproducción con los fragmentos de “La Revolución Justicialista”:

¡Suscribirte a La Baldrich TV!

Otra forma de expresar "Liberación o dependencia"

Otra forma de expresar “Liberación o dependencia”

Se conmemora por Ley de la Nación, el Día del Pensamiento Nacional, en homenaje a don Arturo Jauretche, que nació el día 13 de Noviembre de 1901, en Lincoln, provincia de Buenos Aires. Creemos que no es suficiente, por lo que decidimos honrar también a su amigo Raúl Scalabrini Ortiz, propulsor de la nacionalización ferroviaria y planificador de la “Argentina libre de todo imperialismo extranjero cualquiera sea la ideología con que pretenda encubrir explotación” (FORJA)

Arturo Jauretche - Pensamiento Nacional

Don Arturo, un polémico y nunca obsecuente pensador, analizó la historia y la realidad del país desde un revisionismo y una sociología nacionales. Desde esta postura, analizó la historia de la dependiencia argentina para así poder explicar la forma de pensar de ciertos sectores de nuestra sociedad. Ademas, Jauretche nos demuestra en sus obras que la colonización no es solamente económica sino también mental, a la cual llama “colonización pedagógica”.

En consonancia con sus escritos más teóricos, escribe el “Manual de Zonceras Argentinas”, en el cual a partir de la zoncera madre ‘Civilización o Barbarie”, se desprenden dichos autodenigratorios y de otras índoles que apuntan a mantener la relación de dependencia del país desde el plano psicológico.

Es así que se autodenomina el creador de las expesiones “vendepatria” y “cipayo” para aquellos individuos que están al servicio del extranjero y actúan en prejuicio de sus compatriotas y de los intereses de la Nación, que busca liberarse de la dependencia. También, en materia económica, don Arturo abogaba por la dirección de la economía por parte del Estado y por una política crediticia en favor de los argentinos, dirigiendo duras palabras fustigadoras hacia el capital extranjero y sus siervos.

El pensamiento de este patriota es en la actualidad fundamental para comprender la realidad social y política, pero también, en gran parte, psicológica de los argentinos.

“La falsificación [de la historia] ha perseguido precisamente esta finalidad: impedir, a través de la desfiguración del pasado, que los argentinos poseamos la técnica, la aptitud para concebir y realizar una política nacional. Mucha gente no entiende la necesidad del revisionismo porque no comprende que la falsificación de la historia es una política de la historia, destinada a privarnos de experiencia que es la sabiduría madre.” Arturo Jauretche

Scalabrini Ortiz - Pensamiento Nacional

Por su parte, don Raúl Scalabrini Ortiz, gran argentino de visión latinoamericanista dedicó su vida, como su amigo y compañero de FORJA, a luchar por la independencia económica y la soberanía política.

Agrimensor de profesión, destacado escritor y miembro de FORJA, en él tuvimos a uno de los máximos exponentes del Pensamiento Nacional, así como al más claro denunciante de la política exterior británica para con América Latina, habiendo dedicado años a descifrar las relaciones entre ese país, sus empresas y nuestros países, sobre los cuales Gran Bretaña logró establecer una relación de sometimiento.
Scalabrini Ortiz tuvo un interés particular por demostrar la relación entre ferrocarriles extranjeros y dependiencia, es así que escribió varias obras sobre materia de ferrocarriles. Como consecuencia de sus investigaciones, fue el principal impulsor de la nacionalización ferroviaria, aseverando que “Comprando los ferrocarriles, compramos soberanía”.
Las referencias que pueden hacerse a este gran pensador son casi infinitas, pero para conmemorarlo en el día de hoy, afirmamos que sigue presente a través de sus palabras, de su lucha y encarnado en los que hoy defienden las grandes Causas Nacionales y en la lucha contra el imperialismo, cualquiera sea su bandera.

“Desalojemos de nuestra inteligencia la idea de la facilidad. No es tarea fácil la que hemos acometido, Pero no es tarea ingrata. Luchar por un alto fin es el goce mayor que se ofrece a la perspectiva del hombre. Luchar es, en cierta manera, sinónimo de vivir: Se lucha con la gleba para extraer un puñado de trigo. Se lucha con el mar para transportar de un extremo a otro del planeta mercaderías y ansiedades. Se lucha con la pluma. Se lucha con la espada. El que no lucha, se estanca, como el agua. El que se estanca se pudre.” Raúl Scalabrini Ortíz

 

Podemos escribir cientos de artículos homenajeando a nuestros patriotas, pero creemos que la mejor manera de rendirles honores es militando por la Liberación Nacional y de la Patria Grande y difundiendo el pensamiento de nuestros pensadores de la emancipación.

En nuestra Biblioteca Digital están disponibles gratiutamente para descargar obras de Jauretche y Scalabrini, entre otros autores.

12 de octubre – Oficialmente ‘Día del Respeto a la Diversidad Cultural’

Desde La Baldrich militamos con firmeza por la integración de la Patria Grande. Este deber emancipador lo expresaba Manuel Ugarte en sus escritos, que hoy citamos. En ellos puede apreciarse su fuerte compromiso con la causa popular latinoamericanista de la liberación de los pueblos, como así también su lucha incansable contra el imperialismo.

Las palabras de este gran pensador están más vigentes que nunca cuando se trata de la hermandad de los pueblos, especialmente de latinoamerica y el caribe, que buscan realizar su independencia en todos los órdenes, más allá del político.

Manuel Ugarte - Iberoamérica para los iberoamericanos - La Patria es la América

“Ha llegado la hora de realizar la segunda independencia. Nuestra América debe cesar de ser rica para los demás y pobre para sí misma. Iberoamérica pertenece a los iberoamericanos”

“Allí donde hay un territorio latinoamericano en peligro, allí está nuestra patria”

“Somos indios, somos españoles, somos latinos, somos negros, pero somos lo que somos y no queremos ser otra cosa” Manuel Ugarte – Politico antiimperialista y Escritor

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“Seamos libres, lo demás no importa nada” General José de San Martín

Hace 197 años, el 9 de julio de 1916, el Congreso de Tucumán realizaba la Declaración de Independencia de las entonces Provincias Unidas del Río de la Plata (por aquellos años, los artífices de nuestra independencia luchaban por la unificación del territorio de lo que había sido el Virreinato del Río de la Plata bajo la misma bandera de Las Provincias Unidas del Río de la Plata, desprendiéndose luego de estas los territorios del Paraguay, Alto Perú y la Banda Oriental), formalizándose así la ruptura de los vínculos de dependencia política hacia la corona española. De esta manera se continuó con el proceso iniciado en mayo de 1810, con el objetivo de constituir una Nación Soberana, libre de todo tipo de coloniaje.

Es de destacar que nuestra Declaración de Independencia, lo hace no solo respecto al poderío de España, sino que es contra esta y “toda otra dominación extranjera”, dominación que no necesariamente debe expresarse en términos políticos y formales, sino que puede evolucionar hacia términos económicos y sutiles. Esta nueva forma de coloniaje, evolución ante la independencia de múltiples ex-colonias europeas, se fue desarrollando progresivamente desde la segunda mitad del Siglo XIX, no llegando a conformar la Argentina una excepción.

Sin embargo, a lo largo de nuestra historia, numerosos personajes de han ido levantando y sublevando en contra de los poderes extranjeros. Desde los primeros, como el Gral. Jose de San Martin, Gervasio Artigas, o Manuel Belgrano, así como los posteriores, como Juan Manuel de Rosas (con la ley de Aduanas y la oposición a la Libre Navegación de los Ríos impuesta por el Imperio Británico), los generales ingenieros Alonso Baldrich y Enrique Mosconi (desarrollo de la industria petrolífera local y ruptura de los trusts), Hipólito Yrigoyen (proyecto de Nacionalización del Subsuelo, desarrollo de los Ferrocarriles del Estado, voto Universal Masculino, Secreto y Obligatorio), los integrantes de F.O.R.J.A. (Nacionalización de los Ferrocarriles, Neutralidad ante la Segunda Guerra Mundial, Reforma Universitaria, Sistema de Transportes, Malvinas y lucha en general contra el Imperialismo), el Gral. Ing. Savio (Fabricaciones Militares, explosivos, Minería y Siderurgia como madre de otras tantas industrias), entre tantos más que sería imposible mencionar en una breve nota.

También pueden mencionarse dos hitos de nuestra historia, tales como la sanción del Estatuto de Hacienda y Crédito de la Confederación Argentina en 1853 por el Congreso General Constituyente (vigente y nunca aplicado), así como la declaración de Independencia Económica realizada por el entonces presidente General Perón en 1947, donde se reafirmaba “reafirmar el propósito del pueblo argentino de consumar su emancipación económica de los poderes capitalistas foráneos que han ejercido su tutela, control y dominio, bajo las formas hegemónicas económicas condenables y de los que en el país pudieran estar a ellos vinculados”. Dicha declaración que luego sería completada por la Constitución de 1949, donde el Estado recuperaba el control de los resortes de la economía, para así ponerlos al servicio del desarrollo de la Nación.

Lamentablemente, luego de 1955 sobrevinieron varios intentos de volver a convertir a la Argentina en un país dependiente del extranjero, tanto en lo económico, así como en lo político y en lo cultural. Dictaduras sangrientas y neoliberalismos feroces exprimieron al pueblo argentino, asegurando así el neocolonialismo, ya no mediante ocupación territorial y hegemonía política sino a través de la dominación económica y cultural, como lo expresara Arturo Jauretche en su análisis de la colonización pedagógica:

“Es imprescindible el conocimiento de la ‘colonización pedagógica’. Somos al fin y al cabo, hijos de ella y nuestras realizaciones materiales sólo se asentarán sobre terreno firme si se integran a los factores culturales propios, porque la liberación del país sólo será medida por la liberación de los espíritus, cuando esto se asiente sobre la realidad del país tal como es, hoy y aquí”

En la actualidad, así como a través de toda nuestra historia, nos encontramos frente a la vieja disyuntiva de “Liberación o dependencia”, siendo siempre nuestra posición la de defender desde La Baldrich la liberación y la independencia en todos los órdenes, teniendo siempre presentes las palabras de los generales Alonso Baldrich y Perón, que condensadas marcan que: sin independencia económica es ficticia la independencia política e imposible la justicia social que tanto ansía nuestra sud-américa.

“Para dominar un país ya no hace falta someterlo militarmente, bastan oportunos empréstitos y concesiones” Raúl Scalabrini Ortiz

Juramento de la bandera Argentina en las barrancas del río Paraná

En el día de ayer se cumplieron 201 años desde la primera vez en que el General Belgrano enarbolo nuestro Bandera Nacional frente a las orillas del Rió Paraná, en la Villa del Rosario (hoy Ciudad de Rosario).

Las versiones sobre el origen de su diseño, o aun sobre su diseño mismo son múltiples, expresando la tradición popular que el Gral. Se inspiró en los colores del firmamento, o incluso en el manto de la virgen. Sin embargo, investigaciones históricas indican que el origen de los colores residiría en la escarapela sobre la que Belgrano se baso para diseñar la Bandera, colores que a su vez correspondían a la dinastía Borbónica del entonces rey cautivo Fernando VII.

Sobre el diseño en si también hay distintas versiones. Desde la posibilidad de que la Bandera original estuviese compuesta por dos franjas verticales, una azul y otra blanca, hasta la que la presenta con sus colores invertidos (blanco, azul y blanco), tal cual como se presenta el ejemplar escondido por Belgrano en Macha (Bolivia) durante su retirada, ejemplar que hoy se conserva en la Casa de la Libertad en la ciudad boliviana de Sucre.

Finalmente, la ocasión fue la inauguración de dos baterías para la defensa costera, que Belgrano informo en una carta al Gobierno Superior de las Provincias del Río de la Plata de la siguiente manera:

“Excmo. Señor: En este momento que son las 6 y 1/2 de la tarde se ha hecho la salva en la Batería de la Independencia, y queda con la dotación competente para los tres cañones que se han colocado, las municiones y la guarnición. He dispuesto para entusiasmar a las tropas, y estos habitantes, que se formas en todas aquellas, y les hable en los términos de la copia que acompaño. Siendo preciso enarbolar Bandera, y no teniéndola la mande hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional: espero que sea de la aprobación de V. E. Dios guarde a V. E. Muchos años, Rosario 27 de Febrero de 1812. Manuel Belgrano”

Y el juramento formulado por Belgrano fue el siguiente:

“Soldados de la Patria: En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional que ha designado nuestro excelentísimo gobierno: en aquel, la batería de la Independencia, nuestras armas aumentarán las suyas. Juremos vencer a los enemigos Interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la independencia y de la libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡Viva la Patria! Señor capitán y tropa destinada por primera vez a la batería Independencia; id, posesionáos de ella, y cumplid el juramento que acabáis de hacer”.

General San Martín - Cruce de Los Andes
25 de Febrero de 1778 – 25 de febrero de 2013En Yapeyú, hace 235 años, nacía el Gral. José de San Martín. Resumir su obra en un simple articulo sería algo imposible, es por eso que queremos compartir algunos datos sobre la formación del Ejército de los Andes.

En el año 1815, mientras el Ejercito de los Andes estaba en plena formación, se presentó el problema de la falta de recursos. Frente a la insuficiencia de los recursos enviados desde Buenos Aires, así como la urgencia de la empresa a realizar, el entonces Gobernador de Cuyo, Gral. San Martín decidió arbitrar los medios necesarios para proveer al equipamiento de los voluntarios.

De esta manera, se puso a Fray Luís Beltrán al mando de la Maestranza y el parque de artillería, encargándose de la fabricación de varios tipos de armas, sus municiones, puentes para soldados y mulas, y varios ingenios más para transportar el equipo a través de las montañas.

Por otra parte, debido a la falta de pólvora y la abundancia de salitre en la zona, se construyó un laboratorio bajo la dirección del ingeniero José Antonio Álvarez de Condarco, que en poco tiempo pudo proveer al flamante ejército con pólvora de la mejor calidad.

Ante la falta de otros equipos, se fabricaron los chifles en base a cuernos de vaca, las prendas del Ejercito se realizaron en gran parte con bayetas de lana enviadas desde San Luís, teñidas y cosidas por las mujeres mendocinas, a la vez que los mismos soldados confeccionaban el calzado con los restos de cuero del ganado faenado, cubriéndolos con trozos de lana donados por el pueblo.

Además, debieron fabricarse en Buenos Aires y Mendoza 36.000 herraduras para proveer al Ejercito de los Andes, así como las monturas necesarias y demás equipos.
Estos son solo algunos de los tantos hechos que se pueden resaltar de aquella gesta patriótica que queríamos compartir con ustedes enviando a su vez un ¡Feliz cumpleaños, General!

“Compañeros del Ejército de los Andes: La guerra se la tenemos que hacer como podamos: si no tenemos dinero; carne y tabaco no nos tiene que faltar. Cuando se acaben los vestuarios, nos vestiremos con la bayetilla que nos tejan nuestras mujeres y si no andaremos en pelotas como nuestros paisanos los indios, seamos libres y lo demás no importa. Compañeros, juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre, o morir con ellas como hombres de coraje.” Gral. José de San Martín