Medios

Hace 56 años desaparecía físicamente Raúl Scalabrini Ortiz, el pensador nacional que denunció las formas de dominación del imperialismo en los planos político, económico y cultural, e impulsó la nacionalización de los ferrocarriles que sería conquistada en el año 1948 por el gobierno del Pueblo. Desde La Baldrich recordamos Don Raúl a través de su obra y pensamiento que conserva plena vigencia:

Scalabrini Ortiz - El periodismo como arma de dominación

“El periodismo es quizás la más eficaz de las armas modernas que las naciones poderosas utilizan para dominar pacíficamente a los países más débiles. Es un arma insidiosa que penetra hasta la intimidad del cuerpo nacional… Opera, no a través de sus opiniones, sino mediante el diestro empleo de la información pues sólo transfiere aquella parte de la realidad que conviene a los intereses que representa.” Scalabrini Ortiz en la Revista Qué, 8/10/1957.

Libros de Scalabrini Ortiz disponibles para descargar en la Biblioteca Digital de La Baldrich:
– Política Británica en el Río de la Plata
– Yrigoyen y Perón
– Los ferrocarriles deben ser Argentinos
– El hombre que está solo y espera
– Cuatro verdades sobre nuestra crisis
– Historia de los Ferrocarriles Argentinos
– Cuaderno de FORJA N°4: Petróleo e Imperialismo – Scalabrini Ortiz y Dellepiane
-Cuaderno de FORJA N°6 y 7: Historia del Ferrocarril Central Córdoba
– La Manga
– Tierra sin nada. Tierra de profetas
Próximamente: Cuaderno N°8 de FORJA. La historia del primer empréstito argentino. Raúl Scalabrini Ortiz. Julio 1939

Jauretche - La "Libertad de prensa" es libertad de empresa

Texto completo:

“Al tal Rizzuto sus millones le han dado prácticamente el monopolio de la prensa escrita. No se le ha ocurrido que la libertad de prensa exigiría de los que tienen que contestarle, la disposición de millones como los que él ha usado para hacerlo. Él cree que es “libertad de prensa” que los que tienen millones puedan disponer, con exclusividad, del espacio periodístico, para injuriar. Y que los que no tienen millones no puedan contar con los espacios periodísticos para defenderse. Así, la libertad de prensa es una libertad para millonarios. Y con más extensión, para los que no son millonarios pero defienden intereses millonarios. Y a los demás, que son el grueso del país – los que no tienen millones – que los parta un rayo… El tal Rizzuto, que en materia de libertad de prensa acepta y practica la dictadura del dinero, no acepta la dictadura del Estado (tratándose de los canales de TV). Y esa es la alternativa obligada: la dictadura del dinero o del Estado, en el manejo de los medios de información. Cuando la dictadura del dinero y la del Estado coinciden, la “libertad de prensa”, es decir, la de empresa, funciona sobre rieles. Pero cuando se enfrenta, así sea en este trivial episodio, la imposición del Estado es dictadura, cuando no tiranía. Pero la imposición del dinero no; esa es “libertad de prensa”… ¿Qué tiene de extraño que el pueblo prefiera entonces la dictadura del Estado? Porque… la del Estado, en ocasiones, es hasta argentina, pero la de los millones, nunca… Linda libertad de prensa, ese monopolio de la injuria, de la información deformada, de la doctrina extranjerizante, del juicio malicioso que, bajo el denominador común de “libertad de prensa” le cerró el camino al auténtico pensamiento popular que ha tenido que defenderse por la transmisión de boca en boca, por el panfleto, por el volante, por el periódico precario y por la sana desconfianza que ha salvado al espíritu nacional”

Arturo Jauretche en “Palabra Argentina”, 21/12/1965

Las obras de Jauretche disponibles en nuestra Biblioteca Digital

Jauretche sobre  Totalitarismos y "Democracias", la diferencia entre el asalto a mano armada y la estafa, medios de comunicación y liberación nacional

Texto completo:

“Regímenes de violencia como los establecidos en los países totalitarios, imponen la voluntad de núcleos dirigentes a las masas, sin apelación posible al querer de éstas. En el campo opuesto, la suerte de los pueblos no es mejor a la dictadura de los cabos y sargentos de la Gran Guerra reemplaza, en los países llamados democráticos, la dictadura de los grupos financieros… Va de unos a otros, la diferencia que media entre el asalto a mano armada y la estafa.
Mientras los totalitarios reprimen toda formación y toda manifestación de conciencia popular, los cabecillas de la plutocracia impiden, por el manejo organizado de los medios de formación de ideas, que los pueblos tengan conciencia de sus propios problemas y los resuelvan en función de sus verdaderos intereses. Grupos capitalistas tienen en sus manos la universidad, la escuela, el libro, el periodismo y la radiotelefonía. No necesitan recurrir a la violencia para reprimir los estados de conciencia que les son inconvenientes. Les basta con impedir que ellos se formen. Dan a los pueblos la oportunidad de pronunciarse por una u otra agrupación política, pero previamente imposibilitan materialmente la formación de fuerzas políticas que respondan a las necesidades populares y cuando ellas existen, como existía, entre nosotros, la Unión Cívica Radical, movilizan para el soborno cuantiosos medios económicos… Así se perfecciona la sutil tiranía de los financieros. Un director de un trust tiene hoy en sus manos el control de todas las noticias, de todos los editoriales, de todos los comentarios periodísticos… El ciudadano tiene la ilusión de que elige y sólo se limita a escoger entre la reducida lista que los financieros han decretado apta para el consumo popular… Cuando el día del comicio llega, el pueblo no elige sino dentro de la opción. Le han dejado la suerte de Bertoldo: discernir cual es el árbol donde lo ahorcaran… Esto ocurre aquí y en cualquiera de las grandes democracias.
Mientras que en los países totalitarios, el pueblo es un esclavo sin voz ni voto, en los democráticos es un paralítico con la ilusión de la libertad al que las pandillas financieras usurpan su voluntad… Y qué decir, entonces, de los países como el nuestro donde la finanza, a sus males propios, une el de ser extranjera… El problema que en los países plutocráticos es un problema puramente interno, entre nosotros está vinculado a la existencia de una Soberanía Nacional auténtica.
Necesitamos liberar a la Nación para liberarnos dentro de ella… Entre la estafa plutocrática y la violencia totalitaria avanza la nueva formación democrática argentina”

Arturo Jauretche, Presidente de F.O.R.J.A.

Libros de Arturo Jauretche para descargar en nuestra Biblioteca Digital

Hay equipo, hay Patria:


¡VAMOS ARGENTINA!

seleccion-argentina
Arriba: (izq a der)

 

  • Manuel Ugarte, para garantizar una defensa latinoamericana de gran escala que proteja al arco de los pueblos.
  • Gral. Alonso Baldrich, para proponer efusivamente el control argentino del mediocampo lleno de recursos petrolíferos, quitándole la pelota a aquellos que nos quieren metidos atrás.
  • Raúl Scalabrini Ortiz, para conectar a los patriotas con pases precisos sin injerencias extranjeras en las vías de enlace de la economía futbolera.
  • El ‘gordo’, el ‘bebe’, John William Cooke, al arco, para frustrar los ataques opresores con muchísima determinación popular frente a los rivales y a los pifies propios.
  • Gral. San Martín, para defender la Patria e irse al área rival por el gol de la independencia. El “2” histórico.
  • Gral. Enrique Mosconi, para la creación de juego en la mitad de la cancha, socio ideal de Baldrich en la batalla por la empresa de la pelota.


Abajo: (izq a der)

 

  • Arturo Jauretche, pensador del ataque argentino, para gambetear a los contrarios cipayos y concebir la política nacional de gol, para que él junto con los del área la ejecuten con destino de gol.
  • Gral. Manuel Savio, para industrializar la materia prima del ataque y garantizar el manejo de la pelota de acero, bajo el Estado goleador y también para dar una enorme mano en defensa.
  • Gral. Manuel Belgrano, con pinta de ‘ilustrado’ pero para batallar por las bandas y crear centros celestes y blancos para concretizar el sueño del gol emancipador.
  • Gral. Juan Domingo Perón, para ejecutar las políticas de liberación goleadora y darle alegrías a los descamisados de las tribunas.
  • Gral. Juan Manuel de Rosas, defensor nato ante bloqueos extranjeros que no quieren que circule la pelota argentina, para cortar obligadamente esas intromisiones en nuestra área fluvial.

 

  • Eva Duarte de Perón y Juana Azurduy, la dupla técnica, las que van siempre al frente en las conferencias de prensa, defendiendo al equipo patriota contra los medios ‘nacionales’ y extranjeros que quieren el fracaso de los argentinos dentro y fuera de la cancha.

Precios
El sábado pasado aparecía en la portada online de un diario centenario de esta Capital un articulo con declaraciones de Alfredo Coto (ni Carrefour, ni Cencosud, se trata un miembro de la mítica ‘Burguesía Nacional’) indicando que “la suba del dolar hará oscilar costos del acuerdo de precios”. En este mismo sentido, la ‘Multinacional Argentina’ ARCOR acaba de anunciar una suba de precios de entre un 20% y un 25%.

Téngase en cuenta de que estamos hablando de productos producidos y distribuidos en el país por empresas ‘nacionales’, con costos argentinos, de los cuales las exportadoras sacan una gran ventaja con el aumento en el costo del billete verde.

Ahora bien, según un postulado que se enseña en las facultades de economía ¡e incluso en secundarias! el precio de un bien estaría determinado por el juego entre la libre oferta y la demanda, es decir, si aumenta la demanda de un bien pero la oferta es la misma, este aumenta de precio por su escasez…y viceversa.

Siguiendo esta linea, las primeras preguntas serían: ¿hubo en estos últimos 4 días una ESTRUENDOSA ALZA EN LA DEMANDA de los productos que justifique, según esta zonzera liberal, un aumento de precios tal?

¿O tal vez alguna catástrofe natural o humana que causare la CONTRACCIÓN ESPONTANEA DE LA OFERTA en estos últimos días?

Si la respuesta es no, entonces es que alguien nos quiere meter el perro y, quizás, la economía no se maneje exclusivamente por las reglas que nos repiten hasta el hartazgo como una verdad revelada.

En cuanto a los grandes empresarios locales: ¿Será, quizás, que los miembros de la llamada “Burguesía Nacional” -que teóricamente tendría que estar interesada en beneficiar al país- cuentan sus expectativas de ganancias en moneda extranjera y no en pesos?

Si tanto ARCOR como Coto piensan en dolares, ¿qué los diferencia sustancialmente de una multinacional extranjera?

Es hora de apoyar una mayor intervención del Estado en la economía, no sólo mediante la producción de bienes y servicios -sectores en los que ha recuperado paulatinamente injerencia en los últimos años- sino, además, en la distribución de los mismos mediante una cadena propia y libre de cualquier interés que vaya en contra del único interés que debe tener en miras el Estado, que no es otro que el del Popular.

 

Sobre lo anteriormente expuesto también se refirió Arturo Jauretche al expresar las siguientes palabras:

Jauretche - En economía no hay nada misterioso al hombre de la calle

Jauretche – En economía no hay nada misterioso al hombre de la calle

¿Más zonceras liberales? Descargá el “Manual de Zonceras Argentinas” del gran Arturo Jauretche en nuestra Biblioteca Digital

Gas del Estado

Desde el día 18 de Noviembre se iniciará en el Concejo Municipal de Rosario un debate para tratar la posible estatización del servicio de gas, a poco más de tres meses de aquella trágica explosión de gas en Rosario. Del mismo participaran legisladores nacionales, provinciales, organizaciones de defensa del consumidor, etc.

Mas allá de esta buena noticia, transmitida por los diarios La Capital y La Nación, fueron preocupantes muchos de los comentarios vertidos en estas notas, indicando una supuesta incapacidad del Estado para brindar con eficiencia el servicio público y arrojando todas las culpas de la explosión del 6 de agosto sobre el Ente Nacional Regulador del Gas, pero ninguna al privado, Litoral Gas, quien decidió por su cuenta y al amparo de la reglamentación vigente el retiro de las válvulas de seguridad para reducir su costo operativo.

Es por esto que creemos una tarea de Justicia el recordar la importancia que tuvo, tiene y tendrá Gas del Estado para nuestro país, empresa que siendo patrimonio de todos los argentinos construyó la mayor parte de la infraestructura existente relacionada al servicio, que ya en los 60 posicionó a la Argentina al lado de los Estados Unidos y la Unión Soviética entre los países con mayor aprovechamiento del gas. Hacia el final de su existencia sería considerada una de las tres mayores empresas del mundo de su tipo, a la par de Gaz de France, a la vez que era la segunda empresa con mayor facturación del país, sólo detrás de la también estatal YPF.

Previamente a la aparición de Gas del Estado, el gas que se utilizaba en las pequeñas redes de distribución urbanas de unas pocas ciudades privilegiadas provenía del carbón de hulla, de origen importado. Este sistema era particularmente caro, por lo que se encontraba restringido a las clases más pudientes. Avistando este problema, el Gral. Mosconi ya había ideado la construcción de un gasoducto en los años 20, que conectaría Buenos Aires con los yacimientos de YPF en Comodoro Rivadavia, donde se aprovechaba el petróleo, pero el gas se venteaba por la falta de transporte. Este proyecto lamentablemente quedo trunco en su momento, por conflictos de intereses, así como por el golpe militar de 1930 en contra del Presidente Yrigoyen.

Retomando esta idea, el Gral. Ing. Julio Cannessa le propone al Presidente Perón la construcción del que por ese entonces sería el gasoducto mas largo del mundo, quién aprueba el proyecto y pone a Cannessa al frente de la division de gas de YPF, para luego crear en 1946 Gas del Estado. Frente a esto surgieron numerosas criticas de todo tipo, siendo la mas usual la que calificaba esta obra de ingeniería como una “imposibilidad técnica”, argumentando que los argentinos no éramos capaces de construir algo semejante.

Sin embargo, el proyecto siguió adelante y en menos de 3 años se pudo construir el gasoducto de 1605 Km. de extensión, que quedó inmediatamente operativo. Ya habían sido vencidas esas criticas previamente por Generales tanto Mosconi y como Savio, cuando los mismos argumentos se esgrimían ante la construcción de refinerías, altos hornos, o todo lo que significase una industrialización del país que afecte los intereses de los países “centrales”.

Los resultados de estas acciones fueron claros: se logró captar y aprovechar el gas proveniente de Comodoro Rivadavia para abastecer, en principio, la gran demanda insatisfecha de Buenos Aires, así como de las localidades afectadas por la obra. A su vez, se desarrolló una política constante de precios decrecientes para beneficio de los usuarios y se realizó una expansión de las redes, cuyos usuarios pasaron de 700.000 en 1951 a 1.300.000 en 1961. Es así que con estos orígenes de planificación y eficiencia, Gas del Estado siguió creciendo a través del tiempo.

Mención aparte debe hacerse del proceso de endeudamiento sufrido durante la ultima dictadura, en donde desde un estudio privado (Klein) se evaluaba la capacidad de endeudamiento de las empresas estatales para luego endeudarlas en el exterior sin criterio y sin girarles nada de lo obtenido, destinándose esos fondos, en el mejor de los casos, a los “seguros de cambio” que beneficiarían luego a numerosas empresas privadas. Este abrerramte episodio termina con la estatización de la deuda de múltiples empresas.

Sin embargo, a pesar de este fraude con múltiples delitos cometidos en contra de las empresas estatales (probados en la causa Olmos, con sentencia del juez Ballesteros), Gas del Estado continuó prestando sus servicios en todo el país, expandiendo las redes, modernizándose y construyendo nuevos gasoductos, siempre manteniendo bajos precios en miras al interés social que debe tener una empresa prestadora de servicios públicos y produciendo ganancias Lo hizo incluso hasta el momento de su fraudulenta e ilegal privatización mediante falsos diputados en el año 1992, donde fue desmembrada y dividida entre privados.

De esta forma y con estas escasas referencias, entre las miles que se podrían aportar, bogamos por la recuperación total de Gas del Estado por parte del Estado Nacional, quedando demostrado no solo que el Estado es capaz de brindar un servicio público de excelencia, sino que solo el interés social de una empresa pública, absolutamente incompatible al interés de lucro de cualquier privado, puede garantizar ese servicio de excelencia, con los mejores estándares de calidad y seguridad, así como es el único que puede garantizar que el servicio llegue a la mayor cantidad posible de personas, aún en los casos en que sea poco rentable, o incluso haya ausencia de rentabilidad, ya que este tipo de empresas no se encuentran limitadas por la necesidad de “ganancias” en un sentido monetario, sino mas bien por la “ganancia social” que se genera al brindar un servicio público y mejorar la calidad de vida de la población.

Relacionado: Día de la Nacionalización del Gas

tcosta

Luego de la grata noticia del día de ayer, anunciando la medida por la cual se rescindieron los contratos correspondientes a las concesiones de América Latina Logística SA y Tren de la Costa SA, recuperando estos servicios para el Estado, nos sorprendió ver el tratamiento que hicieron numerosos medios sobre esta noticia.

La sorpresa se dio cuando el Tren de la Costa pasó a ocupar los titulares y primeras planas, mientras que la concesión correspondiente a ALL SA fue, en muchos casos, referida de forma secundaria como “otras líneas” o “un ramal de cargas”.

Francamente discrepamos con este punto de vista, a nuestro criterio, sesgado y quizás centralista, por los motivos que expondremos a continuación.

El Tren de la Costa cuenta con una traza de unos 15,5 Km. de extensión, las cuales dedica exclusivamente al transporte de pasajeros, servicio que brinda con tarifas mucho más altas que las que perciben el resto de las líneas urbanas de pasajeros, no pudiendo además considerarse por su volumen como un servicio masivo.

En cambio, la concesión rescindida a ALL SA corresponde a la traza de dos Ferrocarriles, el San Martín y el Urquiza, con los cuales se brindan servicios de cargas y logística a 10 provincias (Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luís, Mendoza, San Juan, Entre Ríos, Corrientes y Misiones), contando además su red con mas de 8.000 Km. de vías y transportando en la actualidad mas de 5 millones de toneladas anuales.

Es por esto que, sin desmerecer el merito de la recuperación de una línea de transporte de pasajeros como Tren de la Costa, creemos que la verdadera noticia reside en la parte correspondiente a los FFCC San Martín y Urquiza, los cuales tienen la potencialidad estratégica de generar miles de puestos de trabajo, movilizar economías regionales, motorizar el desarrollo de las zonas prosperas y llevándolo a aquellas que fueron victimas de décadas de abandono, reviviendo así decenas de pueblos abandonados y aportando a la reactivación de nuestra industria ferroviaria que deberá abastecerlo, entre otros tantos beneficios que puede traer.

“Los diarios argentinos hablaron de los peligros de la administración estadual. Decían que el Estado había demostrado ser mal administrador y demás falsedades cuyo tenor ya conocemos de antemano.” Raúl Scalabrini Ortíz