“Efecto Bolsonaro”: Pensar Brasil desde su historia – Mara Espasande / Megafón UNLa

Ante las elecciones en Brasil, desde su columna en el programa Malvinas Causas Central de Megafón UNLa, Mara Espasande contextualiza desde el revisionismo histórico entrevistada por Juan Francisco Natalizio.

Mara Espasande analizó la situación actual del Brasil y el ascenso de Bolsonaro como figura política de relevancia regional a partir de un recorrido por la historia del país vecino. Sostuvo que los fenómenos sociales, económicos y políticos solo pueden ser comprendidos si los pensamos desde la historia y el largo plazo.

Para abordar esta problemática desarrolló tres temáticas que, en estos días, se plantean como factores claves para comprender la sorpresiva popularidad del ex militar: la despolitización existente en la sociedad brasileña, el racismo y el rol de las fuerzas armadas.

En este sentido afirmó que a veces tendemos a explicar lo que ocurre en otros contextos desde nuestra experiencia, lo que dificulta la comprensión. Brasil posee una historia muy diferente a la argentina: en primer lugar, no tuvo guerras por la emancipación. La independencia se logró en 1822 a partir de un acuerdo dentro de la corona portuguesa donde Pedro I recibió el territorio colonial americano de parte de su padre. Brasil nació entonces como Imperio. Y lo fue hasta 1889. Cuando cayó el sistema monárquico se instauró una estructura política oligárquica donde las clases dominantes del sur y el centro se alternaron en el poder mediante el control del aparato electoral. Hasta 1930 no existían canales de participación política de los sectores medios y populares. Recién con la emergencia de G. Vargas la historia cambió. Pero, inclusive bajo su gobierno, las transformaciones más profundas no se hicieron bajo el sistema político democrático liberal sino mediante la instauración del Estado Novo, de corte corporativista. Tan solo 10 años después del suicido (inducido) del líder, en 1964, el golpe de Estado interrumpió el sistema democrático (y el proceso de transformación iniciado por Jucelino Kubitschek y Joao Gouladk) iniciando una larga etapa de 21 años.

Otro dato no menor: los crímenes de la dictadura no fueron juzgados y, recién bajo el gobierno del PT, fueron investigados por una Comisión por la Memoria y la Justicia. Por otro lado, las Fuerzas Armadas –además de no haber sido juzgadas- mantuvieron durante la dictadura un discurso nacionalista que fue acompañado por el desarrollo de una industria nacional (muy diferente al resto de la región). Esto generó que, en el conjunto de la sociedad, la mirada hacia esta institución sea distinta a la existente en nuestro país.

En cuanto al racismo, hay que considerar que en Brasil tiene raíces muy profundas. La esclavitud fue abolida recién en 1888. Esta situación condicionó el desarrollo de la sociedad lusitana a punto tal, que la condición étnica continúa siendo determinante al momento de definir el lugar social ocupado de cada una de las personas brasileñas.

Estas son solo algunas líneas para pensar el presente de Brasil desde su propia historia y no desde la realidad argentina que, si bien comparte problemas estructurales con el país hermano, también presenta notables diferencias.

Escuchá la entrevista completa:

Fuente: Megafón UNLa

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Necesitamos comprobar que el mensaje no es spam * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.