San Martín, Juan Ignacio

BRIGADIER MAYOR JUAN IGNACIO SAN MARTÍN (1904 – 1966)

Nace en Buenos Aires, el 24 de agosto de 1904. En 1921, ingresa al Colegio Militar donde, en 1924, alcanza el grado de subteniente. Luego, orienta sus estudios a la formación técnica, con especial interés por las cuestiones aeronáuticas. En 1931, es técnico aeronáutico y poco después, ingeniero industrial.

A partir de 1936, se desempeña en la Dirección de Aeronáutica y Fábrica Militar de aviones, en la provincia de Córdoba, destino en el cual concentrará sus mayores energías durante el resto de su vida. En 1944, es director del Instituto Aeronáutico de Córdoba.

Adhiere al peronismo en 1946 y resulta electo gobernador de Córdoba, en 1948. Se desempeña como tal hasta el 2 de octubre de 1951, fecha en que, ya siendo brigadier mayor, renuncia, para ocupar el cargo de ministro de Aeronáutica. Desde ambas funciones, se ocupa de otorgar el mayor apoyo a la industria aeronáutica, convirtiéndose en su principal propulsor: en 1951 se inaugura la Fábrica de Motores y Automotores y en 1952, las Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME). De su dedicación permanente desde 1946 a estas cuestiones, provienen notables resultados: los distintos tipos de aviones a reacción (Calquín, Ñancul, Pulqui I y II y otros), que colocan a la Argentina como “el quinto país en tener aviones a reacción de diseño propio”, así como las motocicletas Puma, los tractores Pampa y los automóviles y camionetas (Institec, Justicialista, Rastrojero, etc.) IAME alcanza a contar con 9.672 trabajadores, lo que da un índice del desarrollo alcanzado.

Al producirse el derrocamiento de Perón, el brigadier San Martín se asila en la embajada del Uruguay pero al conocer que se le hacen falsas imputaciones, abandona el asilo y se presenta a las autoridades, a defender su trayectoria. Considera, quizás con cierta ingenuidad, que los golpistas le harán justicia, aunque duda que reconozcan la obra valiosísima lograda por su esfuerzo. La reacción, por supuesto, se halla teñida del odio antiperonista: lo pasan a retiro e inmediatamente, le dictan prisión preventiva. Luego, un Tribunal de Honor lo declara “descalificado por falta gravísima” y por sentencia del 5 de junio de 1957, se lo condena a cumplir la pena de tres años de prisión.

Así, permanece detenido sucesivamente en los buques “Washington” y “París” y luego en el penal militar de Magdalena. Más tarde, el gobierno de Aramburu lo traslada a la cárcel de Ushuaia, que había sido clausurada por razones humanitarias bajo el gobierno de Perón y ahora se reabre en nombre de los principios “civilizadores”. Finalmente, es devuelto a la cárcel de Magdalena, donde es puesto en libertad en mayo de 1958, a poco de asumir el presidente Frondizi. Pero su salud se halla seriamente quebrantada por las vicisitudes sufridas.
En 1960, “la justicia federal lo sobresee definitivamente en todas las causas… dejando expresa constancia que nunca ha sido procesado”.

En 1966, después de un ataque cerebro-vascular, viaja a Estados Unidos en procura de mejoría, pero fallece, en un hospital de Houston, el 16 de diciembre de 1966.

Veinticuatro años después, en agosto de 1990, una ordenanza municipal reconoce los servicios prestados a la patria por el brigadier San Martín, designando con su nombre a una plazoleta de Río Cuarto, al oeste de la ciudad, “como reconocimiento y reivindicación para con un argentino injustamente olvidado”. Evidentemente, no “olvidado” por casualidad, sino porque la clase dominante, como decía José Hernández, tiene memoria.

Fuente: NORBERTO GALASSO – LOS MALDITOS – VOLUMEN I – PÁGINA 160. Ediciones Madres de Plaza de Mayo

Gobernador de Córdoba

Con la designación de Alfredo Manuel Eguzquiza, como tercer Interventor Federal de Córdoba, llega la decisión de llamar a elecciones para gobernador, vicegobernador, diputados y senadores provinciales, 10 convencionales constituyentes y 2 diputados nacionales para el 5 de diciembre de 1948. El estado de ebullición interna en el Partido Peronista desde 1947 era tal que, juntamente con el Poder Ejecutivo de la Provincia se hallaban intervenidos el partido y la CGT regional.

El Partido Peronista —formado a partir de la fusión de los laboristas y la Unión Cívica Radical Junta Renovadora— postuló al Brigadier San Martín -por su prestigiosa labor en el Instituto Aerotécnico de Córdoba- y al dirigente riocuartense Bernardo Pío Lacasse como candidatos a gobernador y vicegobernador. Estos se imponen holgadamente a los radicales Alejandro Gallardo y Juan A. Mas. El Brigadier San Martín asumió el 12 de marzo de 1949 como gobernador de la Provincia de Córdoba, desempeñándose hasta su renuncia el 3 de octubre de 1951.

Reforma administrativa

Las primeras decisiones se dieron en el plano administrativo. Se reformó la Ley Orgánica de Ministerios y su número se elevó a siete. Desde 1912 solo había tres ministerios: Gobierno, Hacienda y Obras Públicas. A estos se agregaron Educación, Salud Pública y Asuntos Gremiales, y la Secretaría General de la Gobernación.

A medida que se multiplicaban las radicaciones industriales y la aparición de nuevas fábricas en los principales centros urbanos de la Provincia de Córdoba, crecía la demanda de trabajadores y se generaba, simultáneamente un nuevo cordón de exclusión social: los hombres que, por razones de edad, enfermedad o disminución física, eran rechazados o expulsados de los centros de trabajo.

De esa forma, el gobierno de Córdoba fijó políticas de seguridad social a través de la sanción de la Ley Nº 4165 el 28 de octubre de 1949. Así, se creó el ‘Instituto de Previsión Social de la Provincia de Córdoba, un ente autárquico cuyo objetivo era asegurar a todo habitante de la Provincia el derecho a la protección del Estado contra los riesgos ocurridos en la ancianidad, en la niñez, en la familia y en la invalidez.

Concomitantemente, se reformó la legislación de previsión social ampliando el sistema de otorgamiento de beneficios administrados por la Caja Provincial de Jubilaciones y Pensiones. Esta ley estableció los beneficios de Jubilación Ordinaria íntegra y reducida, Retiro Voluntario -Civil, con menos años de servicios pero con un haber tarifado-, Jubilación por Invalidez y Pensiones por viudez, orfandad, discapacidad y soltería -hijas mujeres dependiente económicamente de sus padres-.

La Ley Nº 4151 aprobó el Convenio celebrado entre el Gobierno de la Provincia de Córdoba y el Instituto Nacional de Previsión Social con fecha 30 de abril de 1949, en virtud del cual todas las entidades de previsión social, provinciales o municipales, quedaron incorporadas al régimen de reciprocidad previsional creado por el Decreto Ley Nº 9316/46; permitiendo que los trabajadores desplazados geográficamente por razones de trabajo, dentro del territorio de la Nación Argentina, pudieran acceder a un beneficio jubilatorio haciendo valer los servicios prestados en todas las jurisdicciones provinciales y nacionales, públicas o privadas.

Asimismo, se establecieron importantes beneficios sociales para los trabajadores en actividad. Por primera vez, la autoridad laboral provincial actuó fijando multas y penalidades a aquellos empresarios —propietarios de fábricas, talleres, construcciones y casas de comercio— que no cumplieran con la legislación que establecía el cese de las actividades el sábado al mediodía (sábado inglés) y la prohibición del trabajo en domingo (descanso dominical).

Reforma constitucional de 1949

San Martín fue el gobernador que sancionó la Constitución peronista de 1949. El texto de la constitución nacional de 1949 habilitaba, en su Quinta Disposición Transitoria, a que las Provincias argentinas modificaran sus cartas magnas en un plazo de tres meses. La convención constituyente en aquella ocasión fue la mismísima Asamblea Legislativa de Córdoba, la cual en 11 sesiones llevó a cabo las reformas, promulgadas por el gobernador el 9 de junio de 1949.

Se incorporaron los derechos del trabajador y de la familia, se extendió el mandato del gobernador a seis años y se modificó el régimen municipal. En las localidades del interior, se estableció un mandato de tres años para los intendentes municipales, y en la ciudad de Córdoba, se estableció que el mandatario debía ser designado por el gobernador -con la aprobación del Cámara de Senadores de la Provincia de Córdoba-, también durante tres años, y que la Cámara de Diputados de la Provincia de Córdoba conformaría el Concejo Deliberante de la misma.

Promoción industrial y reforma de los servicios públicos

En 1951 promulgó la Ley de Promoción Industrial’, que beneficiaba con exenciones impositivas a las firmas industriales que se establecieran en Córdoba, con la cual la industria provincial aumentó geométricamente durante la década de 1950.

Durante su gestión debió inicialmente resolver el problema del desabastecimiento de energía eléctrica que sufría la provincia, la cual se encontraba en manos privadas y al límite máximo de sus posibilidades y con onerosos costes tarifarios. Pudo resolver los mismos mediante la expropiación del servicio eléctrico privado y la creación de una Comisión Administradora del Servicio Público de Electricidad. Asimismo programó y administró la expansión eléctrica, creando nuevas fuentes de generación en el marco del Plan Quinquenal (Usinas La Calera y Mendoza, así como ampliación y construcción de diques y represas). Con estas medidas duplicó la producción de energía, llegando a unos 50 000 kWh.

Fuente