“La guerra por la definitiva independencia argentina, es una guerra que todavía no ha concluido. San Martín, Rosas, las montoneras, son apenas momentos victoriosos en aquella guerra liberadora e inconclusa. Una guerra en la que cambiaron los nombres de los protagonistas pero en la que no se modificó el carácter de la misma: Pueblo y Antipueblo, Patria y Antipatria, se mantienen aun como antinomias irreductibles.
En los últimos años, la historia de esta lucha por la liberación nacional y social del Pueblo argentino es la historia de un proceso revolucionario de características poco comunes: la historia de la Revolución Justicialista. Proceso que arranca en 1945 y se proyecta hoy hacia el futuro sin pausas ni interrupciones. Proceso nacional, popular y antiimperialista que reconoce sólo a un gran protagonista: el Pueblo argentino, y a un conductor: el General Perón.
El exilio obligado de Perón se corresponde naturalmente con la proscripción que, desde 1955 hasta hoy, ha vivido la mayoría del Pueblo argentino. Este exilio, distancia a Perón del país apenas geográficamente, pero Perón no es una circunstancia geográfica sino un hecho histórico y político. Por ello es posible afirmar que, como tal, el General Perón nunca estuvo tan presente como hoy en lo interno del país. Si la Revolución Justicialista sintetiza el actual proceso de la liberación argentina, Perón es, a su vez, la más alta síntesis de esta revolución.
Esta película es un documento que intenta rescatar de la memoria del conductor del Pueblo argentino aquellos datos significativos que sirvan, más que para una revisión del pasado, para la construcción de la definitiva liberación argentina.”  Introducción de Fernando “Pino” Solanas y Octavio Getino

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.

I – El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR

Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.

No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigencia dispuesta a cualquier cosa con tal de retornar al poder. Muchos, seguramente, supusieron que podrían constituirse en contrapeso interno, “popular”, al poder real que estaban llevando a la Casa Rosada. Pero ahora también ellos perciben que la fachada institucionalista se vuelve cada día más tenue.

Tienen destino necesario de desaparición mientras el macrismo siga dominando al país. En ese instante, la dirigencia de la UCR tendrá que explicarle al pueblo argentino, incluso a sus simpatizantes, por qué eligió asociar su presente y su futuro al mismo “régimen falaz y descreído” contra el cual luchó el radicalismo, hasta armas en mano, en sus heroicos tiempos de origen.

II – Del Estado de Derecho al Estado Policíaco

El sol implacable de los hechos derrite día a día la mantecosa institucionalidad macrista. Patricia Bullrich pone a las fuerzas de seguridad al servicio de la barbarie. Y las declara depositarias de la verdad indiscutible en cada enfrentamiento, donde queda el tendal de víctimas. Algunas ya han sido fatales, como en dos oportunidades en la Patagonia Norte. En otros casos, ciudadanas y ciudadanos que ni siquiera formaban parte de las movilizaciones fueron agredidos con saña y alevosía. Cunden las detenciones sin causa o con causa armada por las fuerzas represivas.

El gobierno premia o deja pasar el salvajismo, los manoseos y la arbitrariedad de las fuerzas de seguridad. Son los primeros pasos de de un plan de amedrentamiento que busca desmovilizar por el terror a un país que empieza a entrever los fines últimos del Pro y su tren fantasma de políticos sin principios.

III – El ideal agroexportador decimonónico

Basta con entender esto para oponerse a la política económica que la Casa Rosada descarga sobre un país inerme. Son el mismo clan de vendepatrias que nos llevó directamente al 19 y 20 de diciembre de 2001. Usan métodos propios de una fuerza de ocupación extranjera para sostener un programa colonial de retroceso a la factoría británica agroexportadora. El Pro, lo sepa o lo ignore el electorado, sueña con retornar, por los métodos que sean, a un mítico paraíso, fechado en la década que va de 1890 a 1900.

El inmenso dolor y sufrimiento de ese supuesto paraíso ruge desde el cuadro Sin pan y sin trabajo, que por ahora se viene salvando de la saña amordazante del Pro/Cambiemos, y desde el corazón del Museo Nacional de Bellas Artes nos cuenta el futuro que nos programan. Es natural que un gobierno que quiere llegar allí deje libres “por falta de mérito” a agentes de las fuerzas represivas que echan gas pimienta a los ojos de una diputada nacional, gasean miles de personas en calles estrechas sin escapatoria, atropellan con sus motos a ciudadanos argentinos, o disparan a la cara a masas de manifestantes y arrancan ojos con sus balas de goma.

Además la plana mayor de la represión actúa con la connivencia apenas disimulada de los grandes medios y de una administración de justicia cuyos más conspicuos representantes revelan cada vez más la saña feroz de esa vieja oligarquía de “malos argentinos y peores americanos”, como decía San Martín: antipopular, encomendera, parasitaria, contrabandista y colonizada, lastre eterno que le impide a la Argentina realizar su potencialidad desde hace más de doscientos años de vida independiente. Su historia es su prontuario. No por casualidad el Dr. Sturzenegger defiende los billetes de los animales explicando que “allí hacia donde vamos no necesitamos héroes ni historia”.

IV – Una Justicia con pacto de sangre, como las FFAA en 1976

Con insaciable sed revanchista, jueces y juristas radicales de extrema derecha, conservadores o menemistas encarcelan dirigentes de la oposición esgrimiendo causas indefendibles. Es cierto que muchos magistrados no integran el selecto círculo de Comodoro Py ni la cueva de cavernícolas de Colegio de Abogados de la calle Montevideo que concentra a la clerecía leguleya del coloniaje. Mas también para ellos tiene preparado el Ejecutivo un garrote extorsivo que los atemoriza y presiona. Para escapar del palazo, tienen que asestarlo y convertirse, a su vez, en peones de operativos de linchamiento mediático elaborados por los grandes monopolios de prensa y los agentes de potencias extranjeras, que Cambiemos volvió a poner a la cabeza de los servicios de inteligencia.

La administración de Justicia, bajo Cambiemos, se encuentra en la misma situación de las Fuerzas Armadas con Videla, Massera y Martínez de Hoz: los que no se manchan las manos en un pacto de sangre quedan afuera, o, peor, mueren. Es hora de hacerse cargo: el macrismo sólo puede existir en guerra contra la dignidad más elemental de nueve de cada diez argentinos. La disyuntiva es simple: o defender de esta Alianza espuria  a la Patria, o perderla, quizás para siempre.

Démosle entonces la razón al Pro cuando proclama, indignado, que “no es la dictadura”. Pero digámoslo todo entonces: son algo peor aún que la “dictadura”. Son el verdadero cimiento y la verdadera dirección en las sombras de la “dictadura”. Corporizan a la banda de hampones financieros y rentistas de guante blanco que en 1976 garantizó la intangibilidad de su interés de clase instrumentando a la cúpula de las Fuerzas Armadas. Luego, descargó sobre ellas todo el odio popular, y busca permanentemente su desmedro y descalificación profesional.

El régimen macrista se ha empeñado en convertir a la Argentina en una factoría semicolonial sin lugar para la esperanza. Para ello desata todo este festival de embrutecimiento y demolición de la institucionalidad. Es su método político. No hay otra manera de hacer retroceder tanto a un país que estaba recuperando su dignidad y autonomía.

V – La base social de un régimen “clasista y brutal”

Una minúscula fracción de la sociedad, en connivencia con el gran capital financiero mundial, busca que la inmensa mayoría la mantenga para siempre y pague la permanente remisión al extranjero de las riquezas del país, de las que se apropia por mecanismos monopólicos y extorsivos. Así, le cierra el presente y el futuro al conjunto de la población.

El daño ya está hecho: gobiernan. Pero no podemos permitir que esto siga ocurriendo sin reaccionar. O defendemos el interés de los argentinos, o prevalecerá el de la minoría que acaudilla Mauricio Macri, conformada por socios de grandes estudios de abogados, consultores económicos librecambistas, monopolistas agrarios pampeanos, pensadores y académicos sin conciencia nacional, gerentes nativos de intereses extranjeros, y comisionistas y empleados de grandes banqueros.

Ellos definen hoy el rumbo de nuestro país en contra de la independencia nacional y la soberanía popular, a las que desprecian y de las que se burlan. Desde la instauración de la Revolución Libertadora, estos parásitos se enriquecieron impunes a costa del Estado, derrocaron presidentes y gobernaron por interpósitas personas, hasta que todo desembocó en las jornadas de diciembre de 2001, que cerró temporalmente ese ciclo.

Han vuelto a abrirlo, y quieren en esta oportunidad “hacer lo que hay que hacer” para eternizarlo: vinieron a impedir que el pueblo argentino los detenga otra vez. Y si lograron entrar por la puerta a la Casa Rosada es, solamente, por la inmerecida impunidad de la que gozaron. Ese perdón popular colectivo y permanente a sus tropelías, esa tolerancia de los argentinos con sus verdugos, ya se volvieron inadmisibles. Los sentencia la experiencia de tener que vivir con el Pro en el poder.

VI – El fin de las ilusiones y el estáblishment como verdadera dictadura

Con la restauración oligárquico-imperialista se quiebra el acuerdo tácito de la mayoría de los partidos con representación popular de 1983: no era cierto que “todos los argentinos” podíamos, pese a nuestras disidencias, labrarnos un porvenir dentro de un marco democrático que todos respetaríamos. Si el partido único de la dependencia está integrado al sistema, el sistema democrático se desfonda.

El macrismo nos está enseñando que “sí se puede” violar ese marco democrático desde adentro. Lo hace sin desapariciones, sin cámaras de tortura, sin centros clandestinos de detención. Lo hace sin apropiaciones de niños, sin liquidar de un solo golpe todas las libertades y derechos civiles, se apodera de los bienes de todos, o simplemente ajenos, sin aplicación excesiva de atroces tormentos, y encima exige a los atormentados que desplieguen buenos modales cuando conversen con ellos. El Pro busca alcanzar los mismos fines que Martínez de Hoz o sus secuaces y seguidores, pero lo hace de tal manera que “parece un accidente”, orquestando operaciones puntuales y de creciente envergadura, imponiendo una mordaza general a una población inerme, y degradando al infinito la justicia y el nivel general de cultura del pueblo argentino.

El régimen macrista zanja así un viejo debate, acallado por décadas desde la llegada al gobierno de Raúl Alfonsín. Cambiemos demuestra día a día, minuto a minuto, que jamás hubo un solo cómplice civil de la dictadura militar, sino socios y mentores en los mandos militares, conocidos en su tiempo como el “partido militar”, que era solamente el partido oligárquico dentro de las FAAA. Cambiemos, es la expresión del poder real y antinacional de oligarcas, gerentes imperialistas y accionistas de entidades financieras con sede, normalmente, en el extranjero.

Han retornado al poder, con sed de revancha y venganza, tras cuatro décadas de sufrir la estigmatización social y doce años de temer la pérdida (que nunca se concretó, aunque siempre sobrevoló como amenaza potencial en sus conciencias) de todo lo que habían conseguido gracias al régimen del 76.

VII – El gradualismo oligárquico y el fraude de campaña

Su implacable ansia fría de destrucción se va montando sobre nuestro país de a poco, con el “reformismo permanente” de que habla el chozno de genocidas Marcos Peña Braun, el heredero de una fortuna amasada en el ámbito apátrida y prostibulario del puerto libre de Punta Arenas.

Su espuma sucia asoma por todas partes, tal como la maquinaria totalitaria del nacional socialismo fue apoderándose de cuerpos y almas en la Alemania de la década del treinta: paso a paso, hasta el momento fatal de destrucción final del sistema, que tarde o temprano sobrevendrá, sea por un estallido popular o por una crisis externa que tomará desarmado al país.

El Pro gobierna tras haber engañando la buena fe de millones de compatriotas que de ninguna manera votaron este plan para la destrucción del país vigente desde diciembre del 2015. No se puede olvidar que el actual presidente negó rotundamente que si llegaba al poder fuera a llevar a cabo estas medidas.

Macri llegó a acusar de mentiroso en público, ante las cámaras y durante el debate televisado por el balotaje, a su rival, Daniel Scioli. Pero Scioli anunció punto por punto lo que ocurriría si vencía el macrismo.

Ahora estamos bajo un régimen de vocación colonial que llegó al poder por fraude de campaña. A los regímenes coloniales se los debe enfrentar, acorralar y paralizar cuanto antes, para acelerar así su derrota. No hay, no nos dejan, otra salida.

Carecen de toda relación con las necesidades del país porque su única patria reconocible son los cubiles y guaridas fiscales donde ponen las riquezas que logran arrebatarnos. Quien no se ha dado cuenta aún del carácter del régimen macrista es porque no quiere verlo.

VIII – Un frente de salvación nacional para que se vayan

Ante semejante panorama lo urgente es impedir, y empezar a hacerlo ya mismo, que este sistema de opresión, brutalidad y entrega se estabilice en el mediano y largo plazo. No podemos seguir dejando que la plutocracia oligárquica siga desempeñándose como la única fuerza actuante en nuestra vida política y social.

Para ello, la tarea de la hora es deponer toda desconfianza entre las víctimas del régimen colonial, que nos tiene a todos en la mira. Toca hoy a los argentinos hacer lo que hacen los pueblos dignos en los momentos de prueba: constituir un Frente de Salvación Nacional que unifique a todos los afectados, cualquiera sea su origen político y posición social, por la minoría apátrida que busca nuestra perdición a manos del gran capital extranjero y sus aliados locales. Un frente capaz de actuar armónicamente para terminar con su tiranía.

Con esa unidad, se van.

Los socialistas de la Izquierda Nacional, desde el partido Patria y Pueblo, convocamos a todas las fuerzas políticas del campo popular a percibir la gravedad del momento que vivimos. Llamamos especialmente a los dirigentes del peronismo a no dar tregua a este gobierno colonial, deponer rencores internos y aprovechar esta justa lucha para revalidar sus liderazgos ante un pueblo que está expectante. Espera que lo convoquen a unirse en un sólido frente unificado de resistencia y oposición al intento de convertir nuestra amada patria en una factoría gerenciada a distancia.

Pero además, afirmamos que es necesario garantizar no solo que esta secta de oligarcas y cipayos abandone el poder, sino que jamás pueda volver a recuperarlo, por ninguna vía. Desde 1955, la oligarquía (que ahora se conoce como “estáblishment”) nos ha montado en una siniestra montaña rusa, donde a medida que avanzamos decrece la altura de los picos y se profundiza la hondura de las caídas. Desde ese año fatídico, vivimos avances cada vez más condicionados y retrocesos cada vez más brutales.

Patria y Pueblo, en el absoluto convencimiento de que es la única salida que estos parásitos nos dejan, propone un programa para impedir que retornen jamás, tomando al toro por las astas y dirigiendo toda la potencia de un pueblo en marcha a resolver el problema de fondo que sufre el país.

  1. Un programa profundo, para que no vuelvan nunca más

Es un programa de salvación nacional cuyos lineamientos generales se reducen en pocos puntos, y que proponemos como base para discutir las características centrales del eventual acuerdo programático que permita constituir el gobierno de salvación nacional que es la tarea de la hora para el pueblo argentino.

  1. a) declarar la emergencia institucional y considerar insanablemente nulos todos los actos de gobierno que se hayan llevado a cabo al margen de lo estipulado por la Constitución Nacional. Esto debe entenderse en el más extenso y profundo de sus sentidos. Un Poder Ejecutivo que atropelló la Constitución en el momento mismo de la jura, como lo hicieron Mauricio Macri y Gabriela Michetti, pulverizó en ese mismo instante toda la legitimidad que le asistía, incluyendo la escasa que había obtenido a través del fraude de campaña electoral de 2015.

Cuando presidente y vice se niegan a seguir el texto constitucional en el momento de la jura revelan cuán poco les interesan, en realidad, las instituciones. Y cuando omiten la promesa de gobernar con patriotismo revelan que dirigirán el país sin la menor consideración hacia el interés nacional.

El Pro (y su comparsa de radicales que se burlan de su mejor pasado) está desde hace dos años en el poder. Esa experiencia dolorosa nos revela que ningún gesto es banal en estas materias, que nada puede tomarse a la ligera. Los argentinos debemos tener gobiernos que juren por la Patria y hagan honor a su compromiso. Tan bajo hemos caído bajo el régimen macrista que hasta esta perogrullada debe ser recordada y su validez debe ser garantizada por la fuerza popular.

Un decreto de recuperación institucional deberá poner fin a los actos más aberrantes en este sentido, y otros, que serán emitidos según convenga y corresponda, restaurarán el estado de derecho así atropellado. Todas las instituciones, ONGs, y organizaciones del más diverso tipo que hayan participado de la violación de la Constitución iniciada el 10 de diciembre de 2015 serán ilegalizadas y sus conducciones serán detenidas preventivamente, en aplicación de la draconiana doctrina Irurzún contra quienes la han propiciado y pergeñado. Y será así hasta que dejen de representar un peligro para la ciudadanía.

  1. b) declarar la plena vigencia de la soberanía popular y del derecho del pueblo a expresarse y manifestarse con libertad. Todas las formas de violencia institucional o parainstitucional serán declaradas acciones terroristas dirigidas contra el pueblo argentino, y serán castigadas con todo el peso de la ley.
  1. c) declarar la emergencia económica y financiera; en principio, esto deberá empezar retomando la remisión al parlamento de la determinación y manejo de la deuda externa argentina, tal como lo hizo en 2001 el Dr. Adolfo Rodríguez Saá, en un intento de hacer respetar la letra y espíritu de la Constitución, que permitió luego al Dr. Néstor Kirchner negociar con nuestros acreedores desde una posición de fuerza. El sometimiento engendra sometimiento, pero la soberanía engendra soberanía.

Lo mismo se hará con todos los procesos de privatización que se hayan realizado desde el año 1955 hasta el momento en que se instale en el poder el gobierno de salvación nacional, con especial (pero no exclusivo) énfasis en los perpetrados a partir de 1989. El retorno de sus activos al dominio público será compensado a precios de mercado, previa deducción de cualquier fraude o daño, comprobable o aún presunto en ciertos casos, contra el pueblo argentino mientras estuvieron en manos privadas.

Al mismo tiempo, el Estado recuperará para el país su hasta ahora única fuente de renta nacional efectiva, la fertilidad del suelo pampeano y su cercanía a las grandes rutas de navegación, con una progresiva pero veloz estatización de las grandes empresas agropecuarias pampeanas. Se constituirá sobre ese cimiento una Empresa Nacional de Producción Agropecuaria, equivalente agrario de las grandes empresas nacionales de hidrocarburos o minerales que siempre –incluso bajo aparente carácter “privado”- constituyen el punto de partida de cualquier empresa de industrialización nacional seria, en cualquier parte del mundo. Esta empresa estará bajo el comando de cuadros técnicos seleccionados en las universidades y agrotécnicas públicas con directa supervisión del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

Las empresas mineras deberán rendir cuentas de todas sus operaciones y en caso de que se demuestre el carácter doloso y lesivo al interés nacional de sus actos deberán compensar con su patrimonio al pueblo y la nación argentina. La explotación e industrialización de bienes y minerales estratégicos será nacionalizada y sometida a planificación minuciosa de su desarrollo.

  1. d) Se declarará la emergencia industrial nacional. Una profunda política industrialista contará con el Estado como protector y socio de los pequeños y medianos empresarios del agro y la ciudad, a los que se inducirá por múltiples vías y en especial por un Banco de Desarrollo constituido como planificador financiero del desarrollo a orientar sus actividades hacia el mercado interno en primer lugar.

Todos los recursos disponibles y los que se vayan generando serán utilizados para garantizar la construcción de un tejido industrial autocentrado, capaz de generar en el mediano plazo, como mínimo, la masa de capitales que el país irá requiriendo para su ulterior crecimiento. De este modo, la Argentina saldrá del cepo agropecuario que yugula sistemáticamente su pleno crecimiento. Una industria de bienes intermedios, construida con la renta agraria, es la única base sólida que puede haber en nuestro país para una democracia real y estable.

  1. e) en paralelo, corresponde declarar a la Nación en estado de emergencia financiera y comercial; nacionalizar el comercio exterior, la banca y los puertos serán tres aspectos ineludibles de esta medida, para poner punto final a la yugulación de nuestro crecimiento económico por el estáblishment que hoy representa tan bien el régimen macrista.
  1. f) también habrá que declarar la emergencia diplomática y de defensa nacional; la Argentina deberá establecer a máxima velocidad un nuevo sistema de alianzas globales que le permita sostener en un mundo cada vez más interdependiente el camino de soberanía económica y política arriba esbozado.

Se tendrá permanentemente en cuenta la necesidad de reconstruir la unidad nacional latinoamericana y se darán los pasos para ir consolidándola a la mayor velocidad, en particular (pero no exclusivamente) a través de una creciente unidad con el Brasil mientras se impulsa la constitución de un sistema unificado de representación de los países hispanoamericanos para dotar al país más grande de América Latina de un interlocutor digno de su tamaño y posibilidades.

Las Fuerzas Armadas deberán ser dotadas de precisas hipótesis de conflicto, y sus presupuestos, dotación humana, materiales y despliegue deberán ser modernizados y optimizados en función de ellas. La población en general deberá ser entrenada para resistir cualquier agresión externa. Toda la diplomacia y defensa de la Nación quedarán definidas a partir de los alineamientos producidos durante la guerra de las Malvinas, la recuperación de cuya soberanía junto a la de cualquier otro territorio nacional ocupado o disputado constituirá una de las tareas fundamentales que deberán atacar la diplomacia y la defensa.

  1. g) reconstruir la educación superior y media, con creciente énfasis en los sistemas científico-técnicos y una progresiva absorción de los institutos privados de educación universitaria por el Estado. Se dará por nulo e irrepetible el apartamiento de la tradición educativa nacional que implicó la ley universitaria desarrollista de Arturo Frondizi. Un impulso inédito de construcción masiva de edificios escolares permitirá reordenar el sistema educativo, con plena y activa participación de los principales interesados, que son sus trabajadores.
  1. h) declaración de la emergencia habitacional, previsional y de salud pública.

La vivienda será considerada un bien social, y el Estado asumirá un rol central en la construcción masiva de unidades habitacionales, así como en la regulación del mercado de alquileres y tierras.

Todas las prestaciones de salud que se hayan dejado de brindar serán restauradas a máxima velocidad. El Estado, que de hecho dispone de los medios materiales para hacerlo, detentará el monopolio de la producción de todas las monodrogas esenciales para asegurar el bienestar general, y asistirá en los casos especiales a quienes necesiten tratamientos de alto costo en los que su vida esté en riesgo.

En este plano específico, con un enfoque multidisciplinario, el sistema científico y técnico se orientará, fundamentalmente, a la solución de los males endémicos que afectan a la salud pública. Las maniobras de mercado de los grandes monopolios farmacéuticos, nacionales o privados, serán penadas con rigor draconiano. Nadie puede obtener sobreganancias con la salud de los argentinos. Un vasto sistema de hospitales públicos, complementado con obras sociales sindicales, reemplazará progresivamente a las empresas comerciales que convirtieron la salud en una mercancía y la alejan de las grandes masas de la población.

  1. i) se declarará la emergencia comunicacional: la legislación derogada por decreto en el plano de la comunicación de masas será restituida provisoriamente, hasta que un gran debate nacional determine si es suficiente o insuficiente para satisfacer el derecho a la libertad de expresión en que se sustenta cualquier régimen realmente democrático. Estará estricta y taxativamente prohibido además que capitales extranjeros dispongan de capacidad de influir sobre ningún medio de comunicación que actúe en la Argentina.

Aquellos medios de comunicación cuya propiedad o licencias se hayan obtenido bajo tortura o extorsión de cualquier tipo serán nacionalizados inmediatamente, y los responsables o herederos de esos hechos aberrantes serán juzgados bajo las mismas normas que lo han sido los militares y miembros de fuerzas de seguridad que actuaron bajo el gobierno de 1976 a 1983.

La financiación del sistema dejará progresivamente de estar centrada en la publicidad. Las grandes empresas publicitarias de capitales foráneos serán declaradas fuera de la ley argentina debido al poder e influencia que ejercen, siempre en el sentido de la dependencia y de la brutalización de la audiencia, sobre los contenidos que respaldan y aquellos que rechazan.

Llamar a una Asamblea Constituyente para que estas propuestas tengan rango constitucional.

Patria y Pueblo pone estos lineamientos a consideración para iniciar el debate que la Argentina exige de sus políticos, sindicalistas y dirigentes religiosos, culturales y sociales honestamente comprometidos con el bienestar de las grandes mayorías y la grandeza de la Nación. Convocamos por este medio a constituir mesas de unificación del campo nacional y popular que converjan, a la mayor brevedad posible, en el triunfo del pueblo argentino sobre la representación encarnada de la antipatria, que hoy lleva el nombre de Mauricio Macri, y siempre llevó el signo de la extranjería marcado en su frente.

 

Patria y Pueblo – Socialistas de la Izquierda Nacional

Mesa Nacional:

Néstor Gorojovsky – Secretario General

Bailón Gerez – Aurelio Argañaraz – Rubén Rosmarino – Pablo López – Hugo Santos – Jacinto Paz – Gastón González – Juan Maria Escobar

Fuente

QUIEN QUIERA OÍR QUE OIGA

El 10 de diciembre de 2015 asumió un nuevo gobierno, muchos Argentinos depositaron las esperanzas en un cambio positivo que viniera a corregir lo que estaba mal y a sostener lo que estaba bien. Que viniera a luchar enérgicamente contra la inflación que se come el sueldo de los trabajadores. Que viniera a pelear frontalmente contra la pobreza y que viniera a dotar a la República de mas institucionalidad.

Creíamos y creemos en la necesidad de una Argentina de encuentro y diálogo institucionalizado, sustentable en el tiempo, en una mesa a la que se debe convocar a TODOS, tal cual lo reclama el Papa Francisco. Un diálogo que nos debe resolver los enormes problemas de los argentinos, con un norte claro puesto en la PRODUCCIÓN, EL TRABAJO, EL EMPLEO Y LA EDUCACIÓN, pero en el que no pueden ni deben estar ausentes las distintas realidades de nuestra Patria.

Lamentablemente nos encontramos desde un principio con un gobierno de CEO’S directores, accionistas, dueños de empresas nacionales y multinacionales que en una clara afrenta a la ley de ética publica asumían sus cargos con total desparpajo conservando acciones e injerencias en sus empresas y beneficiando claramente de manera ostensible sus propios intereses.

Y como para la construcción de un relato desde un lugar confortable, se necesita un enemigo, todo aquello que se opusiera era el pasado, era el peronismo, eran los sindicatos, mezclando en la comunicación situaciones de funcionarios, sindicalistas y algunos (por cierto, pocos) empresarios investigados por corrupción.

El diálogo pasó a ser un monólogo, mesas a las que sentados todos, nadie se iba con obligaciones (salvo por supuesto los trabajadores). Proyectos que se planteaban en determinados términos y que luego aparecían escritos con la innegable pluma de los asesores empresariales, contradiciendo los acuerdos alcanzados.

Hoy entrando en su tercer año de mandato nada de lo que se prometió se ha cumplido, por el contrario:

Es imposible suponer que se va a eliminar la pobreza o tan solo bajarla si se sigue sosteniendo un trazado económico contrario al interés Nacional. Es imposible suponer que las inversiones se van a realizar en sectores productivos que generan mano de obra si siguen fomentando la timba financiera con intereses y emisiones de deuda que generan ganancias especulativas siderales.

Es imposible pensar una mejor institucionalidad y calidad democrática, mientras se sancionen leyes como la reforma previsional y tributaria que sigue favoreciendo a los sectores concentrados de la economía y castiga a loos más amplios sectores alcanzados por la seguridad social, tal el caso de los compañeros jubilados y pensionados a quienes se les ha disminuido el ingreso.

No es posible creer que se busca transparentar la defensa de los trabajadores cuando se alienta la desafiliación sindical desde el propio estado, incurriendo en una práctica desleal. Tampoco es posible creer que anulando por decreto la paritaria docente se busca un mayor equilibrio entre los actores.

Es imposible suponer que haciendo denuncias mediáticas, judiciales, tributarias y a través de un aparato comunicacional afín con amenazas de auditorias, etc se logra una mayor eficacia en la defensa de los derechos de los trabajadores.

En todo caso este tipo de estrategia gubernamental solo busca la deslegitamación de las organizaciones sindicales ante la sociedad para avanzar con rapidez sobre el salario y las condiciones de trabajo.

Lo único que ha hecho el gobierno en estos mas de dos años ha sido

a) Hacer perder el poder adquisitivo de jubilaciones y salarios.

b) Condonar y blanquear las deudas de los evasores.

c) Rebajar el sueldo de jubilados, pensionados y programas sociales

d) Llenar las góndolas argentinas con productos extranjeros que conspiran contra el trabajo de los argentinos

e) Endeudar el país de manera inaudita

f) Hacer mas ricos a los ricos y mas pobres a los pobres.

POR ELLO DECIDIMOS

1.- Repudiar enérgicamente los recortes a los jubilados y reclamar la derogación de la ley sancionada en la materia y poner a disposición de nuestros compañeros nuestros servicios de asesoramiento jurídico gratuito para iniciar acciones judiciales y todas las medidas pertinentes.

2.- Exigir negociaciones paritarias libres y sin topes.

3.- Habida cuenta que el Poder Ejecutivo impulsó la reforma laboral en un contexto donde la verdadera intención era la reforma Previsional que conlleva la rebaja del ingreso de los sectores mas desprotegidos de la sociedad ,no acompañar el proyecto de reforma laboral presentado en el Senado por el Poder Ejecutivo y

4.- Rechazar el DNU 27-18 particularmente en lo atinente a los temas laborales (inembargabilidad del sueldo, tal como rezan las resoluciones de la OIT), prohibición de disposición de los fondos del ANSeS para la timba financiera, desfinanciamiento del sistema de Seguridad Social), por ser notoriamente inconstitucional .

5.- Apoyar y acompañar activamente a las organizaciones que se declaren en conflicto en razón de estos fundamentos expresados en el presente documento.

6.- Convocar a técnicos, asesores y a todos los compañeros para elaborar un programa basico de coincidencias, respecto al destino y modelo de País.

El presente documento es dado en la ciudad de Mar del Plata (Pcia de Buenos Aires) a los 18 dias del mes de enero de 2018 para ser presentado ante las autoridades de la C.G.T.

 591410694a7dd

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva habló en la sede del gremio metalúrgico de San Pablo ante miles de seguidores luego del fallo que ratificó y amplió su condena a 12 años y un mes por corrupción pasiva. “Esto es una venganza por sacar a tanta gente de la pobreza”, dijo el líder sindical.

Lula acusó al tribunal de apelaciones que aumentó su condena por “corrupción” de actuar en sintonía con los grandes medios de comunicación contra su Partido de los Trabajadores (PT) y en detrimento del ascenso social de la clases populares. La imputación es muy clara: el disparate planteado por esos jueces venales supera cualquier obra de ficción política.

“Que se preparen, porque no solo vamos a gobernar de nuevo este país, sino que vamos a cuidar del pueblo; vamos a volver”, dijo Lula. Y agregó: “Quien está en el banco de los acusados es Lula, pero quien fue condenado fue el pueblo brasileño”. El ex mandatario y líder popular dijo que quiere “desafiar a los tres camaristas de Porto Alegre a presentar una sola prueba” en su contra.

Vale consignar que esos jueces que conjugan, como Claudio Bonadío en nuestro país, idiotez con deshonestidad en beneficio de las grandes corporaciones, lo consideraron culpable por unanimidad de recibir sobornos de la constructora OAS, en el marco de la Operación Lava Jato, para adquirir un departamento.  Lula fue condenado a 12 años y un mes de prisión, que puede hacerse efectiva una vez agotado los recursos de segunda instancia, según el propio tribunal.

“Tengo certeza absoluta que hay una forma de salir de la lucha, que es morir, mientras mi corazón funcione y mi cabeza piense, seguiré la lucha; no desistan, no se desanimen, porque ellos quieren sacarnos el derecho a ser felices y de soñar, porque una sociedad sin sueños no es posible”, dijo el mandatario.“Ellos quieren que no sea candidato, pero ahora quiero serlo”, señaló Lula luego de un fallo que puede inhabilitarlo en virtud de la Ley de Ficha Limpia.

En su alocución, sostuvo que existe un “pacto entre el Poder Judicial y los grandes medios porque decidieron que era hora de terminar con el PT y el ascenso social de la clase trabajadora”. En ese sentido, se comparó con el líder sudafricano Nelson Mandela, quien estuvo 27 años preso y apuntó que el héroe nacional brasileño, Tiradentes, “fue ahorcado por la elite brasileña”.”Nunca confié en el tribunal, quiero que me digan el delito que cometí; estoy condenado por un departamento desgraciado que no tengo, les pido al Movimiento Sin Techo que lo ocupen”, dijo con ironía ante una multitud.

EL SUEÑO Y UNA REALIDAD QUE LO SUPERÓ

Entre el 1 de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2010, Lula fue presidente de la República del Brasil. No había soñado tanto: todavía estaba fresco el recuerdo de los primeros encuentros entre obreros metalúrgicos, en los comedores de las fábricas, con el objetivo de generar el interés necesario para articular un sindicato. Lo consiguió, y ya era mucho. Pero al poco tiempo se lanzó a hilvanar su sector con otras actividades: fue surgiendo la Central Unica de Trabajadores, la célebre CUT.

La Argentina era la referencia a observar, el lugar del cual aprender. El inteligente Luiz envió varios contingentes obreros para repasar la historia gremial en el Sur y comprender su organización, su sistema de salud y sus enlaces políticos. Aunque el movimiento obrero argentino recién salía de la noche dictatorial, durante la cual había sido el destinatario de los principales ataques, seguía siendo –como hoy- la más importante referencia sindical planetaria.

Este periodista desplegaba sus actividades (1984) en el diario nacional popular La Voz, situado en el barrio de Pompeya. Hasta allí llegaron numerosos obreros metalúrgicos del país vecino para conversar con quienes llevábamos adelante la sección gremiales y a recabar información. Era llamativa la admiración con la que hablaban de los argentinos: las obras sociales que nuestra gente había construido resultaban un ejemplo socializante para un pueblo abandonado como el brasileño.

Quienes tomábamos en cuenta la información surgida de las entrañas del Sur continental observábamos con esperanza el emerger de lo que amenazaba configurarse un espacio sindical masivo en un país vastamente poblado. Sin embargo, bueno es aclararlo, esa esperanza no alcanzaba ni para sospechar el indicio de un futuro gobierno de esos muchachos de la naciente CUT. La conducción tan abierta como férrea y perspicaz de Lula logró un desarrollo impensado, que durante la década indicada salvó la vida de millones de personas.

UNA OBRA IMPERECEDERA

El gobierno del obrero se caracterizó por la cobertura estatal sobre aquellas regiones que, como el Nordeste, desconocían la existencia misma de una organización político jurídica. Empezó un Plan Hambre 0 que llegó a cubrir las necesidades básicas de todos los seres humanos. En sintonía, amplió derechos sociales e integró al consumo y a la ciudadanía a trabajadores marginados por serlo. Luego impulsó la producción y dinamizó la presencia estatal en la economía, aprovechando con sensatez grandes conglomerados públicos como Petrobras.

Sin producir una reforma agraria a pleno como reclamaban las organizaciones sociales rurales, facilitó las reivindicaciones del Movimiento de los Sin Tierra y garantizó la presencia de tropas estatales cuando los hacendados intentaron matanzas destinadas a prolongar las condiciones de opresión. Del conjunto de la política económico social, se calcula que unas 30 millones de personas dejaron atrás la indigencia y no menos de 50 millones se integraron a condiciones de vida promedio en sociedades desarrolladas.

En ese marco, y para terminar de potenciar su obra y preocupar a quienes estiman América latina cual su patio trasero, Lula fue impulsor del Unasur. Junto a Néstor Kirchner de la Argentina, Hugo Chávez de Venezuela, Evo Morales de Bolivia y otros referentes regionales, puso en marcha una coalición que dio que hablar en el orden internacional, coaligó a nuestros países con la naciente multilateralidad y brindó volumen a un Mercosur que había nacido como acotado hilván comercial.

A partir de allí, tras su recambio por Dilma Roussef, puede hablarse de errores, concesiones y dificultades. También, de una inexistente acción comunicacional para contrastar con los grandes monopolios. Pero nada justifica el golpe institucional de rasgos vulgares, que equiparó a la burguesía paulista con lo más soez y culturalmente inferior de la oligarquía argentina.

Como en otros territorios de Nuestra América, muchos amparados por un Norte preocupado, se unieron para limar y desestructurar la esperanza de multitudes ansiosas de justicia, paz y equilibrio. La primer medida que adoptaron, tras el derrocamiento del gobierno del PT, fue eliminar los derechos obreros. Así, una decisión económica se transformó además, en políticamente aleccionadora.

UN FUTURO ABIERTO

Quedan varios interrogantes: ¿podrá presentarse? También: si lo consigue y vence ¿qué hará con un esquema jurídico mediático como el brasileño? Y sobre todo: ¿cómo desmontar el poder de fuego de un empresariado rentístico y antinacional?

Pero los pueblos no olvidan a quienes los aman y favorecen. Lula seguirá constituyendo el eje del futuro político popular brasileño. Al cierre de este artículo, encabezaba limpiamente las encuestas preelectorales. Los humildes del Brasil no parecen creer en los argumentos de esos tres camaristas.

Gabriel Fernández. Director La Señal Medios / Sindical Federal / Área Periodística Radio Gráfica.

Fuente: Sindical Federal

 Entrevista realizada por Leonardo Cajal publicada por el Periódico “El Entrevero”

Un lunes de diciembre no es un lunes cualquiera, y más cuando las calles empedradas del barrio de Flores me llevan al encuentro de Julio González.

En cada paso un nuevo interrogante,  cada baldosa que cuento es una nueva imagen que pensar. Al llegar,  me recibe un calor de hogar como ya no hay en Buenos Aires que se entremezcla con el aroma a  de una biblioteca extensa y colmada libros. Su esposa, me invita a esperarlo, “un momento” dice. En ese instante el silencio se hace voz y la palabra no deja espacios vacíos…

Dr. quisiera que me cuente sobre los Tratados de Madrid y la relación con el ARA San Juan.

Debemos remontarnos al 2 de abril de 1982, cuando la junta militar de gobierno por iniciativa del comandante en jefe de la armada Carlos Issac Anaya y de sus otros dos componentes Teniente Gral. Leopoldo Fortunato Galtieri y el Brigadier Basilio Lami Dozo dispusieron la reconquista del archipiélago de Malvinas.

Finalizada la guerra de Malvinas en junio de 1982, se firmaron, el 15 de febrero de 1990, los tratados de Paz entre La República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña en donde, entre otras cosas se estipuló que  los buques y aeronaves argentinas pueden navegar 350 kilómetros al este  de los puertos patagónicos que se mencionan acá. 350 kilómetros al este de Comodoro Rivadavia, 350 kilómetros al este de puerto Santa Cruz y 350 kilómetros al este de Bahía San Sebastián, Tierra del Fuego hasta las islas Shetland del Sur. (Ver apartado 1)

Esta es la zona de exclusión de la Argentina, paralelo 40° al paralelo 60° esas son las distancias, es un mar en el cual la Argentina puede navegar dando aviso al Reino Unido de Gran Bretaña con 25 días de anticipación.

A su vez los ingleses pueden acercarse a las costas argentinas dando aviso con 48 hs de anticipación hasta 27 kms de nuestras costas. Argentina es un país sitiado.

Línea de desplazamiento de las Fuerzas Navales y de las Fuerzas Aéreas de la República Argentina, previa información por escrito —vía diplomática— a Gran Bretaña 25 días antes

Perímetro dentro del cual a Royal Navy y la Royal Air Force de Gran Bretaña tienen desplazamiento, previa información por escrito —vía diplomática— a la República Argentina 25 días antes.Si tales fuerzas se aproximan a 50 millas por mar o a 7.0 millas por aire hacia las Costas argentinas, lo notificarán 48 horas antes.

Nota: la línea de desplazamiento de las unidades navales y aéreas de la República Argentina es desde la altura de Comodoro Rivadavia Puerto Santa Cruz y Bahía de San Sebastián hasta los meridianos 63 y 64 W que se hallan aproximadamente a 300 y 350 kilómetros de la costa. En cambio el perímetro dentro del cual la Royal Navy y la Royal Air Force tienen desplazamiento es desde 50 o 70 millas de la costa argentina (según sea por mar o por aire) hasta el meridiano 20 W que pasa aproximadamente a 3.000 kilómetros al Este de las costas de la República Argentina.

 Este tratado firmado por presidente de la Nación Carlos Saúl Menem y el entonces ministro de Relaciones exteriores, Domingo Felipe Cavallo, se realizó en dos etapas, el tratado de Madrid, firmado el 15 de febrero de 1990 y la ampliación de este Tratado firmado en Londres el 11 diciembre del mismo año. En esta última parte se establecieron las privatizaciones y la convertibilidad entre la moneda argentina y el dólar, en sus artículos 5 y 6. (Ver apartado 2)

Mientras que la ampliación del tratado de Madrid, que se firmó en Londres el 11 de diciembre de 1990, establece que las inversiones británicas no podrán se nacionalizadas ni expropiadas ni sometidas a medidas que tengan un efecto equivalente al de expropiación o nacionalización.

Y para llevar a cabo estas finalidades Gran Bretaña ha sido adjudicataria de los siguientes poderes que le fueron conferidos durante la década del ’90, algunos de los más importantes fueron el:

  1. Poder energético: Gas del Estado, YPF, Yacimientos Carborinferos Fiscales, Agua y Energía Eléctrica, Hidronor, Segba, Comisión Nacional de Energía Atómica.
  2. Poder Financiero: Casa de la Moneda, Caja Nacional de Ahorro y Seguro, Banco Central de la República Argentina.
  3. Poder de los Medios de Transporte: Empresa líneas Marítimas Argentinas, Ferrocarriles Argentinos, Subterráneos de Buenos Aires, Dirección Nacional de Vialidad, Administración General de Puertos, Talleres Navales Dársena Norte, Aerolíneas Argentinas.
  4. Poder de los Medios de comunicación: Empresa Nacional de teléfonos del Estado, Empresa Nacional de Correos y Telégrafos, LS 84 TV canal 11, LS 85  TV canal 13, LR 3 Radio Belgrano, LR 5 Radio Excélsior y Todos los Medios de Comunicación administrado por el Estado. Imprenta del Boletín Oficial.
  5. Poder de la Materias Primas: Suspensión de la Junta Nacional de Carnes,  privatización de la Junta Nacional de Granos, Unidades de Campaña silos de almacenamiento de granos y elevadores de granos, Terminales portuarias
  6. Poder sobre los Servicios Públicos: Obras Sanitarias de la Nación.
  7. Poder de las empresas extractivas, de manufacturas y de servicios: que actúa  como compañías privadas dentro de este diagrama: este es el capitel de la columna de estructura económica.

Así el Patrimonio de Estado Nacional Argentino por lo dispuesto en la Ley 23696, fue vendido a sectores privados, preferentemente a empresas de la Commonwealth (Comunidad británica de naciones). Cuyo valor era de un millón de millones de dólares, mientras que el precio que se pagó fue el 17%,  pero no en billetes norteamericanos, sino que el 65% de ese 17% en títulos de la deuda, pagarés de la época del proceso militar que eran incobrables y el 35% restante en efectivo. En la revista norteamericana EIR (Executive Intelligence Review) publicó Lyndon LaRouche lo siguiente: “La Argentina fue el único país que cambió patrimonio genuino por papeles sin valor

Retomando el tema del ARA San Juan pregunto ¿Por dónde navegaba el submarino?…

El submarino debió haber pedido permiso, porque es una nave de guerra, no es un transporte de fruta. La pregunta que surge de manera fulminante es, ¿Dieron aviso a través del Ministerio de Relaciones exteriores que iba a navegar por esos lados?

Si no dieron aviso los británicos tienen el derecho de repelerlos, no dice cómo.

Ud. en el libro “Los tratados de paz por la guerra de Malvinas”  dice que de haber una búsqueda o salvamento marítimo el centro de operaciones estará dirigido por las fuerzas británicas en las Malvinas.  (Ver apartado 3)

¿Esto significa que las naves de los distintos países, las casi 4000 personas que están afectadas a la búsqueda del ARA San Juan, son dirigidas por los británicos desde nuestras islas?

 Hay algo peor, hay un artículo que dice que diariamente deberá informarse de los movimientos de buques y aeronaves en el atlántico sur el informe será enviado por Ia Brigada aérea de Comodoro Rivadavia y por la Base Naval de Ushuaia diariamente por los buques y aeronaves al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Británicas.

Un buque o una aeronave argentina debe tener claras sus intenciones, y el capitán, los oficiales y todo el personal de la tripulación deben revistar en las fuerzas respectiva, con lo cual en consecuencia Gran Bretaña debe tener información actualizada y permanente del listado de revista de la Armada Argentina y la Fuerza Aérea.

¿Los aviones de la línea aérea de bandera también?

Aerolíneas es una empresa civil, con respecto a eso el tratado dice que la 9na brigada aérea de Comodoro Rivadavia y la base naval de Ushuaia deben reportar diariamente el movimiento que realicen estas naves al comandante en jefe de las fuerzas de tierra mar y aire con sede en Malvinas

Entonces, por ejemplo, ¿Cualquier vuelo que despegue del Aeroparque de Buenos Aires con destino a Calafate por ejemplo, debe ser reportado a Malvinas?

Efectivamente, desde Comodoro Rivadavia o Ushuaia deben informar de esos vuelos diariamente al Comandante en Jefe británico en Malvinas.

“Desde el golpe del 24 de marzo de 1976 pasando por los tratados de paz y la década en que se realizaron las privatizaciones se cerraron en el país 178 mil fábricas, grandes medianas y pequeñas”

Ud. a la obra sobre los tratados de Madrid le agregó el subtítulo “hambre y desocupación” para los Argentinos. ¿Por qué?

Firmado por Menem como Presidente de la Nación y Domingo Felipe Cavallo como Ministro de Relaciones Exteriores, designado para firmar el tratado y luego designado como Ministro de Economía de la Nación para llevarlo a cabo. No fue el único caso; Manuel José García en 1825 fue designado Ministro de Relaciones Exteriores del Gobernador Las Heras para firmar el Tratado de Amistad, Comercio y Navegación celebrado entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y Su Majestad Británica y en 1829 fue Ministro de hacienda de Rosas para ejecutarlo. (Ver apartado 4)

Desde el golpe del 24 de marzo de 1976 pasando por los tratados de paz y la década en que se realizaron las privatizaciones se cerraron en el país 178 mil fábricas, grandes medianas y pequeñas.

“Domingo Felipe Cavallo como Ministro de Relaciones Exteriores, designado para firmar el tratado y luego designado como Ministro de Economía de la Nación para llevarlo a cabo”.

Proceso de re-organización nacional 24 de marzo de 1976-10 de diciembre de 1983 18 mil fábricas cerradas, época de Alfonsín 50 mil época de Menem 105 mil; este último dato lo me lo brindó la UIA. Esto da un total de 178 mil industrias cerradas. Por lo tanto están en perfecta sintonía en cuanto a la desindustrialización, el golpe de marzo de 1976 y los objetivos de los tratados de Madrid.

Los tratados de Paz fueron proyectados en el libro “Argentina” de Harry Ferns, pág. 127 editorial Sudamericana-Planeta, que dice  “Como no sea que provoquemos en Argentina una guerra civil devastadora, resulta muy difícil pensar cómo vamos a terminar con la revolución industrial iniciada por Perón”.

Don Julio ¿Ud. Entiende de submarinos?

No.

Pero sí de geopolítica.

Algo.

Entonces lo invito a arriesgar una hipótesis sobre lo ocurrido con el submarino teniendo en cuenta una serie de hechos objetivos, concretos.

a. 1982. La guerra de Malvinas.

b. 1990. Los tratados de Madrid.

c. 1994. El ARA San Juan en un ejercicio militar llamado Fleetex hunde al USS Mont Whitey, buque insignia de la 6ta flota en el Mediterráneo.

d. 2012. El Reino Unido envía a Malvinas el submarino HMS Talent, que cuenta con misiles Tomahawk y torpedos Spearfish.

e. 2014. La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner denuncia que Malvinas es la base militar más grande de la OTAN con 3000 habitantes y 1500 militares.

f. 2015. El Reino Unido aumenta su presupuesto en defensa en Malvinas.

g. 2015. Se hacen públicas las pistas de aterrizaje en la Patagonia del británico Joe Lewis, una en Bahía Dorada, Provincia de Chubut, sobre el Atlántico y otra en Sierra Grande, Provincia de Neuquén, sobre la zona cordillerana.

h. 2016. La ONU aumentó en casi 2 millones de kilómetros cuadrados la plataforma continental argentina.

i. 2017. En enero se firma una declaración sobre Cooperación Antártica entre Chile y el Reino Unido, excluyendo a la Argentina.

j. 2017. el 5 de octubre se lleva a cabo el ejercicio Chilemar VII, un ejercicio conjunto entre la US  Navy y la Armada chilena donde se simulaba el rescate de un submarino.

k. En octubre la cámara de diputados no aprueba que se lleve a cabo el ejercicio militar Cormorán con EEUU en la Patagonia Argentina.

l. El 30 de octubre la NASA instala una base en Ushuaia con el objetivo de estudiar a la Antártida.

m. 30 de octubre al 3 de noviembre. Las fuerzas armadas británicas realizaron ejercicios militares que incluyeron lanzamientos de misiles en Malvinas.

n. 4 de noviembre Mensaje del tripulante del ARA San Juan,  Roberto Daniel Medina, a su hermana Jésica Medina por Whatsaap “nos buscaba un helicóptero inglés y ayer los chilenos. Hay mucho movimiento allá”.

o. 10 de noviembre el premio Nobel de la Paz Rodolfo Pérez Esquivel se reúne con el Papa Francisco y le manifiesta su preocupación por la presencia de submarinos nucleares británicos en el mar argentino.

p. 15 de noviembre Hundimiento del ARA San Juan con 44 tripulantes en las siguientes coordenadas: Latitud 46º 44′ (S); Longitud 060º 08′ (W).

q. 20 de nov. El Reino Unido de Gran Bretaña compra a Israel un escudo misilísitico para Malvinas.

r. al 1ro de dic. EE.UU- Reino Unido- Alemania- Francia- Italia- España- Rusia-Israel- Japón- Sudáfrica- Nueva Zelanda- Canadá- Venezuela- Colombia- Perú- Brasil-Chile- Uruguay participan de la búsqueda del Submarino ARA San Juan (6 países Sudamericanos; Rusia, 7 países de la OTAN e Israel).

“El ARA San Juan como nave y por elenco humano que lo tripula es un buque fuera de serie en inteligencia y capacidad, es Martín Fierro volcado en los tordillos y eso hace temer al mundo”

Con todos estos datos ¿Cabe la posibilidad de que al submarino ARA San Juan haya sido torpedeado o hundido por naves inglesas?

Como hipótesis desgraciadamente sí. Porque están dadas todas las condiciones para que ese buque fuera atacado. El andar de los ingleses está lleno de casualidades que no son tales, es un plan específico trazado mucho antes, a parte vos fíjate, hay un episodio no tenido en cuenta, que el ARA San Juan le gana un ejercicio nada más ni nada menos que EEUU, en consecuencia el ARA San Juan como nave y por elenco humano que lo tripula es un buque fuera de serie en inteligencia y capacidad, es Martín Fierro volcado en los tordillos y eso hace temer al mundo.

Acá tenemos algo muy importante, la Argentina es aliada extra OTAN, en consecuencia la Argentina se debe a ella, la marina es hermética en todo esto, evidentemente esto es un manejo exclusivo de Inglaterra y la OTAN. ¿Qué significa ser aliado extra OTAN? Que  Argentina tiene que obedecer lo que le ordena la OTAN pero no puede decidir nada.

Dije en Radio República que hay dos hechos concretos, el submarino ya no está pero las flotas de 18 países están, ¿Tienen fecha de partida? No.

¿Corre peligro nuestro Antártida?

Lo más grave del tratado Antártico es que la Argentina es CONDOMINA, sin superficie determinada, hay 18 países cuyo objetivo es la Antártida con un ojo en la presencia China en la Patagonia; el enemigo común de todos esos países. China es una incógnita, una base socialista de hierro y una base super-capitalista inalterable que funciona como un reloj. Evidentemente tienen dos sistemas políticos que trabajan para China. Dijo Napoleón China estuvo durmiendo durante 4000 mil años, el día que los chinos despierten el mundo temblará”.

¿Piensa Ud. que estamos en las postrimerías del  país?

 Mirá, corremos el riesgo de una balcanización salvo fundar un país integral con el continente e Hispanoamérica en cuanto a sus finalidades y objetivos tal cual fue la propuesta de Manuel Ugarte en 1904.


Julio González es Profesor universitario de la Catedra “Estructura económica argentina y comparada en la Facultad de Ciencias Económicas de UNLZ desde 1989; Es autor de varios libros entre los que se encuentran “Hernandismo y Martinfierrismo”, “Los Tratados de paz por la guerra de Malvinas, desocupación y hambre para los argentinos” y “La involución de Hispanoamerica, de provincias de las Españas a territorios tributarios”; ex Secretario Legal y Técnico del gobierno de Isabel Perón y autor de importantes leyes nacionales, tales como el decreto de límites de acción dentro del país de las agencias noticiosas internacionales, decreto de caducidad de las concesiones privadas para los canales de televisión 9,11 y 13 el de Mar de Plata y el de Mendoza. Ley de represión de tráfico de drogas 20771. Ley de competencia de la justicia federal y con fuerza de aplicación la PFA y demás fuerzas de seguridad. Prefectura y Gendarmería. Ley 20840 de subversión económica, Ley de Contratos 20744 que impedía la tercerización laboral, redactada en su anteproyecto por el primer congreso nacional de abogados laboralistas convocados por la Confederación Gral de Empleados de comercio, que dirigía el Sr. David Diskins. Ley de nacionalización de boca de expendio: todas las bocas de expendio de combustible debían pertenecer a YPF y expender únicamente combustible elaborado por YPF; entre otras.

Además el Dr. González fue el segundo secuestrado de la dictadura militar el mismo 24 de marzo de 1976 en el aeroparque Jorge Newbery, trasladado al barco Bahía Aguirre en donde permaneció un día, luego pasó al barco Ciudad de La Plata donde estuvo un mes, y luego al buque Treinta y Tres Orientales por 4 meses,  después es llevado al penal de Magdalena donde permanece dos años y siete meses  y por último cumplió prisión domiciliaria hasta su liberación final en abril de 1983.


APARTADO 1

Anexo I – III: INFORMACIÓN RECÍPROCA SOBRE MOVIMIENTOS MILITARES

La REPÚBLICA Argentina y Gran Bretaña se han de proporcionar por escrito y con veinticinco (25) días de anticipación la información correspondiente al movimiento de sus fuerzas Navales y de sus Fuerzas Áreas y de los ejercicios que verifiquen unas y otras dentro de las siguientes áreas:

Para las fuerzas argentinas dentro de las siguientes coordenadas:

-46 ° S – 63 ° W: que es el espacio marítimo que se extiende siguiendo el paralelo 46° S que cruza Comodoro Rivadavia con el meridiano 63° W (aproximadamente a 350 kilómetros este de Comodoro Rivadavia).

-50° S  – 63° W y 50° S  –  64° W: que es el espacio marítimo que se extiende siguiendo el paralelo 50° S que cruza Puerto Santa Cruz hasta su intersección con el meridiano 63° W y el meridiano 64° W (aproximadamente a 350 y 300 kilómetros al Este de Puerto Santa Cruz).

-53° S  – 64° W y 53° S  – 63 W: que es el espacio marítimo que se extiende siguiendo el paralelo 53 ° S que cruza la Bahía de San Sebastián al Norte de Tierra del Fuego hasta su intersección con los medianos 64° W y 63 W (aproximadamente a 300 y 350 kilómetros al Este de la Bahía de San Sebastián al Norte de Terra del Fuego).

-60° S  –  63° W y 60° S   – 20° W: que es el espacio marítimo que se extiende siguiendo el paralelo 60° S que pasa cerca de las Islas Orcadas en la Antártida hasta su intersección con el segmento que va desde el meridiano 20° W. (esto hace una extensión aproximadamente 3500 kilómetros al Este del meridiano 63° W que pasa cerca de las Islas Shetland del Sur).

Como es fácil advertir, mientras los buques y aeronaves que se desplacen por la plataforma continental argentina han de estar subordinados a un fácil y seguro control británico, los buques ingleses que naveguen desde nuestras costas hasta el meridano 20°W no estarán sometidos a igual control argentino. Ello porque nuestro material naval y aéreo de defensa es mucho más reducido en efectivos que el británico, como es de público conocimiento.

Con esto Gran Bretaña se convierte en un Estado ribereño con la Argentina y se consolidan los títulos ingleses de posesión del Archipiélago de Malvinas.” (Textual Julio C. González; Los tratados de paz por la guerra de Malvinas, hambre y desocupación. 3ra Ed. Buenos Aires. Ed. Docencia 2011. Pág. 69 y 70).


APARTADO 2

El art. 5 del tratado de Madrid, que se firmó en Londres el 11 de diciembre de 1990, establece que las inversiones británicas no podrán se nacionalizadas ni expropiadas ni sometidas a medidas que tengan un efecto equivalente al de expropiación o nacionalización. De seguido el texto del artículo 5 establece una excepción: la “expropiación podrá hacerse por razones de utilidad pública relacionadas con necesidades internas de esa Parte Contratante y a cambio de una compensación pronta adecuada y efectiva. El monto de dicha compensación corresponderá al valor real que la inversión expropiada tenía en el mercado inmediatamente antes de la expropiación o antes de que la expropiación inminente se hiciera pública. La expropiación comprenderá el pago de intereses de acuerdo con la tasa comercial normal, hasta la fecha del efectivo pago. El monto final de la expropiación se hará efectivo sin demora será efectivamente realizable y libremente trasferible a cualquier país extranjero.

Con esta prerrogativa en cualquier circunstancia el capital inglés que vaya a ser expropiado se trasformará en dinero líquido sin atender a su amortización por efecto de las ganancias obtenidas. Y ese dinero líquido no quedará en el país sino que será libremente trasferido y sin demoras a otras latitudes. La descapitalización del país será por lo tanto ininterrumpida. Argentina saqueada.

En su art. 6 garantiza a las empresas británicas las transferencias sin restricciones de sus inversiones y ganancias hacia el país del cual proceden, Esto es hacia Gran Bretaña o hacia países de la Commonwealth donde se halle el domicilio de su casa matriz, conforme lo contemple el art. 12 del Tratado que estamos considerando.


APARTADO 3

Anexo III

BUSQUEDA Y SALVAMENTO MARÍTIMO Y AEREO (SAR).

Cuando se requieran comunicaciones o coordinación en relación a actividades de Búsqueda y Salvamento Marítimo y Aéreo, se aplacarán los siguientes procedimientos:

-El Comando de las Fuerzas Británicas en las Islas Malvinas (Falkland) informará a los Centros Regionales de Coordinación SAR del Área Atlántico Sudoccidental, SAR Marítimo: Centro Coordinador de Búsqueda y Salvamento Marítimo Ushuaia. SAR Aéreo: Centro Coordinador de Búsqueda y Salvamento Aéreo Comodoro Rivadavia.Las operaciones SAR Marítimas serán conducidas de acuerdo con el Manual de Búsqueda y Salvamento de la Organización marítima INTERNACIONAL Y EL Manuel de Búsqueda y Salvamento para Buques Mercantes.

-Las Operaciones SAR Aéreas serán conducidas de acuerdo con lo previsto en el Anexo XII del Convenio sobre Aviación Civil Internacional y sus enmiendas.

-En caso de que se haga necesaria una participación conjunta en un incidente SAR, el Comando de las Fuerzas Británicas en las Malvinas (Falklands Islands) y el pertinente Centro Coordinador SAR argentino coordinarán sus actividades.


APARTADO  4

Tratado de perpetua amistad entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, firmado en 1825. Dice este Tratado de perpetua amistad:

Artículo 1.  Habrá “perpetua amistad” (sic) ente los “dominios y súbditos” de Su Majestad Británica y los “territorios” de las Provincias Unidas del Río de la Plata y sus habitantes.

Artículo 2. Habrá entre todos los territorios de S. M. B. en Europa y los territorios de las Provincias Unidas del Río de la Plata una recíproca libertad de comercio.

Los habitantes de los dos países gozarán respectivamente la franqueza de llegar segura y libremente con sus buques y cargas a todos aquellos parajes, puertos y ríos en los dichos territorios, a donde sea o pueda ser permitido a otros extranjeros llegar, entrar en los mismos y permanecer y residir en cualquiera parte de dichos territorios respectivamente.

También alquilar y ocupar casas y almacenes para los fines de su tráfico; y generalmente los comerciantes y traficantes de cada nación respectivamente, disfrutarán de la más completa protección y seguridad para su comercio siempre sujetos a las leyes y estatutos de los países respectivamente.

Articulo 9. En todo lo relativo a la carga y descarga de buques, seguridad de mercaderías, pertenencias y efectos, disposición de propiedades de toda clase, y denominación por venta, donación, cambio, o cualquier otro modo; como también a la administración de justicia, los súbditos y ciudadanos de las dos partes contratantes gozarán en sus respectivos dominios de los mismos privilegios, franquezas y derechos como la nación más favorecida, y por ninguno de dichos motivos se les exigirá mayores derechos o impuestos que los que se pagan, o en adelante se pagaren por los súbditos nacionales o ciudadanos de la potencia en cuyos dominios residieren: estarán exentos de todo servicio militar obligatorio, de cualquier clase que sea, terrestre o marítimo; y de todo empréstito forzoso, de exacciones o requisiciones militares; ni serán obligados a pagar ninguna contribución ordinaria, bajo pretexto alguno, mayor que los que pagaren los súbditos naturales o ciudadanos del país.

Articulo 11. Para la mayor seguridad del comercio entre los súbditos de S. M. B. y los habitantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata se estipula que, en cualquier caso en que por desgracia aconteciese alguna interrupción de las amigables relaciones de comercio o un rompimiento entre las dos partes contratantes, los súbditos o ciudadanos de cada cual de las dos partes contratantes residentes en los dominios de la otra, tendrán el privilegio de permanecer y continuar su tráfico en ellos, sin interrupción alguna, en tanto que se condujeren con tranquilidad, y no quebrantasen las leyes de modo alguno, y sus efectos y propiedades, ya fueren confiados a particulares o al Estado, no estarán sujetas a embargo ni secuestro, ni a ninguna otra exacción que aquellas que puedan hacerse a igual clase de efectos o propiedades pertenecientes a los naturales habitantes del Estado en que dichos súbditos o ciudadanos residieren.


Fuente

S31 ARA Salta, ARA Santa Cruz y ARA San Juan

Desde hace décadas que los temas referidos a la Defensa Nacional no son de interés para la opinión pública ni para la dirigencia política en general. Este desinterés es producto de la crisis profunda que experimentó el sector tras el desastre político, económico y social de la última dictadura cívico militar 1976-1983, ahondada por la dolorosa derrota en Malvinas. A partir de aquel momento comenzó un largo periodo de decadencia, desmantelamiento y pérdida de capacidades que han llevado a nuestro sistema de Defensa y a nuestras Fuerzas Armadas a un estado crítico muy caro a nuestra Soberanía Nacional y que lamentablemente no ha sido revertido durante nuestro Gobierno. En este sentido, la tragedia ocurrida con el ARA San Juan debe operar como punto de inflexión y como motivo de reflexión profunda para la ciudadanía argentina, pero sobre todo para aquellos que nos inscribimos en el Movimiento Nacional.

La desaparición de 44 marinos argentinos ha conmovido a gran parte del país. Quienes menospreciaron la tragedia bajo el prejuicio de que “los milicos son todos fachos”, demuestran falta de comprensión hacia los temas sensibles a la Soberanía Nacional. Con esta actitud, terminan cayendo en la inhumanidad e insensibilidad que con tanto ímpetu le adjudican a la “derecha”.

Así como la masiva solidaridad popular demostrada con los familiares de los marinos del San Juan es evidencia de que el divorcio entre sociedad y las Fuerzas Armadas no es tal como parece, también la subordinación política castrense a los diversos Gobiernos que se sucedieron luego del último levantamiento carapintada de 1990, es una demostración de su inscripción en el sistema democrático. La identificación del militar de hoy con la de los militares del Proceso es más una interpretación forzada y tendenciosa de ciertos sectores políticos de izquierda y progresistas que un dato de la realidad.

Nada exime de culpabilidades a los sectores castrenses que protagonizaron las tragedias ocurridas en el pasado. No se niega que las Fuerzas Armadas hayan sido utilizadas por las oligarquías nativas como policías internas para resguardar el orden político y económico colonial. De eso no se duda, pero quedarnos en esa sería injusto, además de peligroso. No debemos olvidar que así como las Fuerzas Armadas se han subordinado a las políticas de la oligarquía, también han sido depositarias de las políticas de desarrollo estratégico con orientación nacional. Grandes hombres de nuestra historia que solemos reivindicar constantemente en actos y discursos han sido militares. Recordemos nuestra línea histórica: el General San Martín, el Brigadier General Juan Manuel de Rosas, el Teniente General Juan Domingo Perón. Sin olvidarnos, por supuesto, de patriotas de la talla de Segundo Storni, Pablo Ricchieri, Enrique Mosconi, Juan Ignacio San Martín, Juan Guglielmelli, Hernán Pujato, Domingo Mercante, Luis Dellepiane, José Antonio Oca Balda, etc.

Es vital comprender, además, que un país como el nuestro, con la extensión territorial que presenta (con proyección continental, marítima, insular y antártica), con las inconmensurables riquezas naturales que posee, y con la escasa población con la que cuenta, dejando amplios espacios geográficos importantes desocupados, sin dudas requiere contar con un sistema de Defensa y un instrumento militar acorde con las necesidades estratégicas derivadas de la situación descripta. Todo ello en un mundo cada vez más caliente y en disputa por la apropiación de zonas geográficas estratégicas y de recursos naturales escasos. Urge, de esta forma, que la Defensa Nacional recupere un lugar protagónico en la agenda pública así como que las Fuerzas Armadas dispongan de capacidades materiales y de personal aptas para cumplir con sus misiones.

Quienes todavía discuten la necesidad de los militares, discuten la viabilidad de la independencia nacional conquistada en 1816. Quienes no entienden que una nación libre necesita de Fuerzas Armadas eficaces, son funcionales a aquellos que nos quieren colocar en una situación de apéndices de los centros de poder mundial. No hay proceso de liberación sin el concurso del pueblo organizado y de las Fuerzas Armadas.

En este sentido cabe decir que la Defensa Nacional y las instituciones castrenses no son solamente necesarias para la defensa militar externa del país, sino también son contributivas en múltiples aspectos a un proyecto de país soberano: son contributivas a la política externa, a la integración regional y, particularmente, al desarrollo industrial y científico-tecnológico en áreas clave como la energética, la sidero-metalúrgica, la nuclear, la petro-química que, al mismo tiempo, son punta de lanza para la industria naval, aeronáutica, espacial y de armamentos.

Para finalizar, más allá de qué fue lo que exactamente ocurrió con el ARA San Juan, esperemos que sirva para despabilar a la sociedad y a la dirigencia política, sobre todo a la dirigencia política del Movimiento Nacional y su militancia, sobre la necesidad de volver a debatir sobre la Defensa Nacional y la necesidad de contar con Fuerzas Armadas profesionalizadas y preparadas para cumplir con sus misiones principales.

* Gonzalo Torchio. Sociólogo UNLP

Fuente La Señal Medios

Era de esperarse… el “tiempo” no fue tan indulgente con el Gobierno Liberal como lo fue en los veranos de 2016 y 2017. Aquella “punta del iceberg” de la energía que llamamos “CORTES DE LUZ” volvió a la plagar las casas porteñas y del gran Buenos Aires con fuerza.

Durante nuestro gobierno, los “cortes de luz” fueron el caballito de batalla del cual se montaría la camarilla empresarial del sector para crear la zoncera madre de la energía: “crisis energética” y cuyo fundamento axiomático es el siguiente:

1- El mejoramiento de la red está sujeto a las inversiones de las empresas distribuidoras;
2- La inversiones dependen del grado de ganancia que tengan dichas distribuidoras;
3- La Tarifa Subsidiada que brinda energía abundante y barata a hogares, comercios e industrias es el principal enemigo de la inversión, en tanto se pagaba un valor inexistente;

Es entonces cuando se descubre la fórmula mágica: TARIFAZO al bolsillo del trabajador y la trabajadora y condonaciones de deuda para que las empresas (castigadas por la malicia del gobierno anterior) puedan cumplir con sus obligaciones.

Tras dos años de gestión de “Lord” Aranguren, los resultados están a la vista. Pocas zoncera han sido tan pero tan falsas, carentes rigor técnico alguno como las que se derivan de la zoncera de la “crisis energética”. Los porteños y los bonaerenses pasamos de pagar $50 bimestrales en 2015 a $500 mensuales en 2017. Mientras tanto, más de media ciudad permanece a oscuras.

Es curiosa la trampa. Parece tan simple… Más algunos compañeros se encontraron a mediados de 2016 reproduciendo la “autocrítica” que Aranguren pergeñó para el Campo Popular. Más de un militante ha repetido que las tarifas estaban muy baratas, que habría que haberlo revisado. Más frente a esta pavorosa realidad, podemos afirmar que quiénes piensan de esta forma no han comprendido las funciones básicas y elementales que el servicio eléctrico debe cumplir encima comunidad organizada. A saber: la dignificación humana y el desarrollo industrial.

Recomendamos que frente a esta disyuntiva, volvamos al pensamiento quirúrgico de Jorge Del Río, hombre de F.O.R.J.A. y funcionario del primer gobierno peronista en Aguas y Energía Sociedad del Estado. Pensador agudo, desnuda las relaciones coloniales en materia energética de nuestro país y el rol fundamental que la electricidad posee en un verdadero proceso revolucionario.

Camilo Rojas. ATE Capital Federal

APORTE DE FRANCISCO “PANCHO” PESTANHA: “DECÁLOGO PARA LA UNIDAD DEL PERONISMO”

  1. Ratificamos la centralidad del movimiento obrero organizado y de los movimientos sociales en la reconstrucción del peronismo bajo nuevas legitimidades a través de elecciones internas libres y amplias. Sostenemos el principio: un solo gremio o federación sindical por actividad.
  2. Reivindicamos las paritarias como instrumento vital para establecer salarios y condiciones de trabajo incluyendo a los jubilados
  3. Ratificamos los derechos inalienables e irrenunciables de la Argentina sobre las Islas Malvinas, archipiélagos adyacentes y territorio antártico y ratificación en su calidad de héroes de Malvinas y repudio a todo accionar que intente intervenir el cenotafio de los caídos en nuestras Malvinas
  4. Condenamos a quienes sancionen normas tendientes a endeudar el país y a aquellos funcionarios que intervengan directa o indirectamente en las negociaciones.
  5. Derogación de toda norma legal o reglamentaria que someta a jurisdicción extranjera a nuestro país en materia de endeudamiento.
  6. Defensa irrestricta de los derechos humanos sociales y culturales que constituyen parte inescindible de nuestra identidad nacional y latinoamericana.
  7. Reivindicamos la obra intelectual y gubernativa impulsada por Perón y la vigencia del pensamiento nacional y latinoamericano
  8. Ratificamos la vigencia plena de la democracia sustantiva con justicia social.
  9. Ratificamos nuestra aspiración de constituir una comunidad organizada de acuerdo a los principios establecidos por el General Perón en el CONGRESO Internacional de filosofía de 1949 y llevar adelante su propuesta póstuma consagrada en el Modelo Argentino para el Proyecto NACIONAL.
  10.  Ratificamos nuestra pertenencia histórica y cultural a NUESTRA AMÉRICA.

NOTA DE LA NAC&POP: Francisco José Pestanha es abogado, ensayista y Profesor Universitario en la materia Derecho a la Información en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UBA. Es autor – entre otras obras de “¿Existe un Pensamiento Nacional?” y “Polémicas contemporáneas” ambas de Editorial FABRO, coautor de “Proyecto Umbral”; Aportes para resinificar la Historia Argentina de Editorial CICUS; coautor de “Forja, 70 años de Pensamiento nacional en III tomos” y “Malvinas; la otra mirada” ambas editadas por Corporación Buenos Aires Sur” y de “Antología Poética” en II tomos editado por Editorial Nuevo Ser”. Es coautor del libro “Rumbos de Justicia; la Constitución de 1949” publicado por el fondo editorial Oscar Salvador Martín y de “Raúl Scalabrini Ortiz, Sus luchas y sus enseñanzas” de Ediciones Fabro. Es autor del ensayo introductorio para la obra de Juan Domingo Perón “Política y Estrategia. No ataco, critico” de la Colección “Liberación nacional” editado por la editorial FABRO y coautor de “Antología del Bicentenario” y “MALVINAS” editados ambos por la Unión para el Personal Civil de la Nación (UPCN). Es autor de “Malvinas una causa de la Patria Grande” editado por la Universidad Nacional de Lanús. Es además Coordinador Académico del “Observatorio Malvinas” de la Universidad Nacional de Lanús. Ha escrito más de 500 ensayos, y entre otras actividades, ha dictado más de 700 conferencias vinculadas a diferentes aspectos del Pensamiento Nacional y de la historia del Peronismo. Es Vicepresidente de la “Comisión Permanente de Homenaje a FORJA”. Dirige hace once años el Taller para el Pensamiento Nacional que se dicta anualmente en el Instituto Superior Octubre, y de la Página www.nomeolvidesorg.com.ar. Es Director del Seminario “Introducción al Pensamiento Nacional” en la Universidad Nacional de Lanús.

UN APORTE DE ANA JARAMILLO* PARA ESTABLECER LAS BASES DE LA UNIDAD DEL PERONISMO:

A los que creemos que el estado debe intervenir para lograr la armonía en la sociedad:
  1. Defendemos un país federal, democrático y republicano
  2. Sostenemos que los derechos sociales son derechos de justicia como la salud, la educación, la vivienda y el trabajo digno
  3. Defendemos la industria nacional, la pequeña y mediana empresa
  4. Promovemos la descolonización cultural y pedagógica y defendemos la soberanía nacional y popular
  5. Defendemos la educación y la salud pública gratuita en todos los niveles
  6. Promovemos el desarrollo industrial y comercial de nuestras propias riquezas en cada rincón del territorio nacional
  7. Defendemos la justicia social garantizando el derecho de todos y todas a acceder a trabajos dignos.
  8. Defendemos la integración latinoamericana
  9. Defendemos el desarrollo científico tecnológico
  10. Promovemos la regionalización provincial y la coparticipación federal con equidad
  11. Defendemos un sistema judicial independiente y el acceso a la justicia
  12. Promovemos la consolidación del sistema municipal asegurando la autonomía política y la autarquía económica como órgano primario del estado dentro de la comunidad organizada
  13. Defendemos la democratización de los medios de comunicación para exista la pluralidad de voces esencial para la democracia
Rechazamos
  • El endeudamiento externo y la dependencia económica tecnológica y cultural
  • La reprimarización de la economía
  • La falta de planificación y la liberalización de la economía
  • La privatización de nuestros recursos naturales y de los derechos sociales
  • La apertura indiscriminada de las importaciones
  • Los monopolios empresarios ya sean industriales, comerciales o de servicios
  • La apertura indiscriminada al capital financiero y la evasión de capitales
  • La cartelización de la obra pública
  • La ausencia del estado para garantizar la equidad en el acceso a la salud, la educación, la vivienda y la justicia
  • La discriminación a la inmigración o por raza sexo, religión o ideología.

NOTA DE LA NAC&POP: Ana Jaramillo es doctora en Sociología y rectora de la Universidad Nacional de Lanús. Es licenciada en Sociología por la Universidad de Buenos Aires y doctorada en igual disciplina por la Universidad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM (Universidad Nacional Autonoma de Mexico). Obtuvo también la maestría en Sociología en Flacso -México- revalidada por la UBA. Es autora del libro “El enigmático suicidio” – presentado como tesis doctoral en la UNAM que es la continuación de la primera investigación en el libro “Fueye y melancolía”. Reconoce la influencia de personalidades del peronismo como el academico Rodolfo Puiggros, el que fuera gobernador de Cordoba, Ricardo Obregon Cano, el Senador y gobernador de Catamarca, Vicente Leonidas Saadi y el periodista y escritor Rodolfo Walsh. Hija del Baltazar Jaramillo, creador y director de la revista “Que ocurrio en Siete dias” Ana Jaramillo fue periodista en el diario La Voz. Ha sido Consultora de la Organización Internacional del Trabajo en México y Perú y autora de numerosas publicaciones en México, Italia, Japón, Perú y Argentina. Desde 2003 es Miembro del Comité asesor para la Paz creada por la Asamblea General de las Naciones Unidas y Miembro del Consejo Académico del Instituto Provincial de la Administración Pública dependiente de la Subsecretaría de la Gestión Pública de la Provincia de Buenos Aires (2004). Distinguida como Personalidad Ilustre del distrito de Lanús por el Concejo Deliberante, en 2015, en diciembre de 2017 fue designada “Patriota del Pueblo y de la Patria” por los Compañeros de Utopias de la Agrupacion Oesterheld junto a Sergio Palazzo, Hector Amichetti, Horacio Fontova, Osvaldo Papaleo, el juez Luis Arias y otras personalidades nacionales. En el marco de la 43º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, la Universidad Nacional de Lanús presento de su creacion el “Atlas Histórico de América Latina y el Caribe. Aportes para la descolonización Pedagógica y Cultural”.

Fuente

Las acciones y declaraciones de un gobierno definen su alineamiento internacional y su proyecto de país. El gobierno de Macri no es la excepción. La política de Cambiemos en la Patagonia, Atlántico Sur y Malvinas es el “revival” de la visión Patria Chica y de cooperación con nuestro enemigo histórico, Gran Bretaña.

Tal como afirmamos en artículos anteriores, Macri impulsa un giro geopolítico y económico, con respecto al gobierno anterior, de realineamiento y subordinación a EEUU, Europa, los grandes capitales y los organismos internacionales1. De esta manera, procura anclar el país a su situación periférica mediante reformas estructurales que impliquen la subordinación de las políticas públicas a las exigencias de organismos como el FMI o la OCDE, y de acuerdos de libre comercio como el UE-MERCOSUR2. Esta perspectiva ideológica de “volver al mundo” es una renovación del posibilismo y el realismo periférico, es decir, de la aceptación irrestricta de las reglas de juego que nos imponen, donde no hay margen de maniobra para tener una política exterior autónoma. El objetivo es romper las resistencias internas a la transformación estructural de la matriz productiva, económica y social de la Argentina3 y organizar al país alrededor de la producción de commodities, minería, rentas y timba financiera.

Para Macri, el reclamo por la soberanía y la relación con Gran Bretaña están subordinados a su deseo de restaurar las relaciones diplomáticas con el gobierno británico y a recibir su apoyo4. Es importante recalcar que Gran Bretaña es el país país con el cual tenemos un conflicto territorial, el mayor del mundo: Argentina y Gran Bretaña se disputan más de 1 millón de km2 en el Atlántico Sur y la Antártida.

Estas afirmaciones sobre la política de Cambiemos en el Atlántico Sur se sustentan en el análisis de las acciones y acuerdos públicos del Gobierno.

  1. Patagonia: desindustrialización, despoblamiento, extranjerización y desabastecimiento energético

Macri y su gabinete gobiernan guiados por la máxima de que gobernar es despoblar y destruir el trabajo. En Tierra del Fuego, desde el inicio del gobierno atacaron sus industrias tecnológicas y de ensamblaje, que emplean, junto con el turismo, a la mayoría de los fueguinos. Bajo el lema de la “reconversión” de los sectores “ineficientes y deficitarios” de la economía (industria y plantas ensambladoreas), dijeron que iban fomentar en la isla las industrias del salmón, el turismo, la petroquímica, forestal y un puerto logístico para la Antártida5. El resultado es un aumento del desempleo (1,6% mayor 2017 respecto a 20166), desindustrialización y caída de la actividad (44%7).8

En su política de realineamiento con “Occidente” y la falta de voluntad real para reducir el déficit energético de la Argentina (más allá de que digan lo contrario), al inicio de su gobierno, Macri intentó cancelar el contrato firmado por Cristina Kirchner con el gobierno Chino para la construcción de dos represas hidroeléctricas que iban a cubrir el 5 % del consumo nacional de energía eléctrica9. Cristine Mc Divitt, viuda del empresario norteamericano devenido en “ecologista” y terrateniente, Douglas Tompkins, dueño de estancias en Chile y Argentina, había recomendado detener la construcción de las centrales hidroeléctricas bajo la falsa denuncia de que producirían un impacto ambiental inaceptable10. La presión del gobierno chino obligó a ratificar los acuerdos para la construcción de estas centrales hidroeléctricas, aunque con una disminución de su capacidad.

La causa contra el ex ministro de Planificación Julio de Vido por las minas de Río Turbio busca “matar dos pájaros de un tiro”. Por un lado, meter preso al compañero que emprendió la planificación y realización de la obra pública estratégica más importante desde el gobierno de Perón, para aleccionar de que “nadie más se atreva a hacerlo”; y por otro eliminar una fuente de energía que abastecía a todo el país y que empleaba a más de dos mil personas. Federico Bernal explica que la mina de Río Turbio “aumenta el nivel de reservas comprobadas de carbón mineral del país y diversifica el parque de generación térmico-fósil, lo cual incrementa la seguridad energética nacional.” El entretelón de este accionar tenía como protagonista a Aranguren, ex CEO de Shell y actual ministro de Energía, que comenzó a aumentar las importaciones de gas a través de empresas subsidiarias de Shell.

El objetivo estratégico de boicotear la producción energética autónoma y el autoabastecimiento busca impedir el desarrollo industrial, ya que un país que se industrializa y consume necesita energía. Julio De vido explica: “Imaginemos pues, argentinos, santacruceños y rioturbienses, lo que sucedería con el pueblo si la mina se cerrara. Sí, acertaron, se convertiría en una población fantasma, luego de la lucha que sin duda daría su indómito pueblo […] [el yacimiento] Fue descubierto por el teniente Del Castillo en 1887, en tiempos de un gobierno de la Argentina liberal, de la generación del 80 liderada por Roca. Pero ellos tenían un proyecto territorial estratégico, NO SÓLO DE ENDEUDAMIENTO Y ENTREGA COMO EL NEOLIBERAL ACTUAL. […] 732 millones de toneladas de reserva de carbón aseguran una explotación aproximada de 356 años en Río Turbio. ¿Saben cuántos gigavatios puede producir este yacimiento? 582.000. Este número podría no significar más que un dato sin valor pero no, son 4 años y medio de consumo nacional, o sea, de toda la Argentina. Es decir, de todos nosotros, los que consumimos energía eléctrica y sobre todo de los que consideramos que el acceso a ese servicio es un derecho de todos y no un bien transable. Por eso la defensa del yacimiento Río Turbio no sólo compromete a sus habitantes, sino también a todos los argentinos.”11

Bajo el argumento proporcionado por las ONG “ambientalistas”, como Greenpeace, de que la mina no era ecológica, el gobierno de cambiemos desfinanció la mina de Río Turbio y la paralizó12. Para el supuesto reemplazo de la energía que Río Turbio iba a dejar de proveer, licitó parques de energía eólica y solar que, en su mayoría, fueron a parar a manos de empresas norteamericanas, inglesas y del primo de Macri, Calcaterra13. Por lo tanto, desfinanció una fuente de energía segura y constante en manos de capitales públicos y pasó a la producción privada de “energía renovable”.

En la línea de despoblar, desindustrializar y desabastecer, el Gobierno desfinancia YPF y lleva a niveles críticos la producción de petróleo y gas, cuya principal zona productora a nivel nacional es la Patagonia. El Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) explica que YPF baja estrepitosamente14 la producción de petróleo: “Santa Cruz ya produce la mitad de crudo que en 1999”15 y Chubut lleva la peor caída de producción de hidrocarburos desde el 2000, y se encamina a producir menos petróleo que en 200316.

Estas acciones sólo pueden llevar, nuevamente, a la inducida inviabilidad económica de las provincias. Esto abre el camino para la reconversión y la extranjerización de la explotación de sus recursos.

Mediante un decreto modificatorio de la Ley de Tierras Rurales impulsada y sancionada por el kirchnerismo en diciembre de 2011, el gobierno de Macri inició una nueva etapa de extranjerización y concentración y volvió más laxas las restricciones para la venta de campos a extranjeros17. El conflicto con los pueblos originarios en la Patagonia, los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel se enmarcan dentro de este escenario. El gobierno nacional brindó su apoyo político y su aparato represivo, a través del Ministerio de Seguridad, a los grandes terratenientes extranjeros y locales. Desde el inicio del año pasado, el gobierno de Cambiemos especulaba con terminar la prórroga de la ley 26.610, que suspendía el desalojo de las comunidades originarias de los territorios en conflicto, aunque tuvo que prorrogarla a raíz de la presión social surgida tras la muerte de Santiago Maldonado.

En este conflicto convivencial, en el cual hay muchas comunidades de pueblos originarios y personas marginadas sin una porción de tierra ni acceso a una vivienda digna, el Gobierno, claramente, se para del lado de los fuertes y reprime a los débiles. A su vez, construye un enemigo inexistente, la RAM, para justificar la represión del reclamo legítimo de los derechos de los pueblos originarios.

Uno de los grandes beneficiados de este giro en la política energética y en la Patagonia es el amigo personal de Mauricio Macri, el magnate británico Joe Lewis,.dueño de miles de hectáreas en la Patagonia y socio mayoritario de Edenor, entre otras empresas energéticas. Macri le perdonó a Edenor una deuda de mil millones de pesos y sus empresas energéticas se vieron fuertemente beneficiadas por el aumento sideral de la tarifas18.

  1. Atlántico Sur y Malvinas: abandono de la política de reclamo y ocupación pacífica del Atlántico Sur

En 1997 Mauricio Macri afirmó: “Nunca entendí los temas de soberanía en un país tan grande como el nuestro. Nosotros no tenemos un problema de espacio, como tienen los israelíes (…) las Malvinas serían un déficit adicional para el país.”19 La afirmación de Macri, en aquel entonces presidente de Boca, muestra a todas luces su concepción de Patria Chica, que supone que “el mal que aqueja a la Argentina es la extensión”, y no nuestra situación colonial, en el caso Malvinas, y semicolonial, como Nación.

Esta primera afirmación es necesaria, ya que al margen de los discursos públicos y formales, tanto de Macri como de la Cancillería, las acciones en política exterior sobre el Atlántico Sur y sobre el reclamo por la soberanía territorial de nuestra islas Malvinas siguen la línea de pensamiento del Macri de 1997. Se pueden encontrar tres ejes de la política del gobierno de Macri con respecto a Malvinas y el Atlántico sur:

  1. Abandono de la presión diplomática y colaboración con la estrategia británica.
  • Desde el inicio del gobierno no sólo buscaron “restablecer” relaciones con los británicos sino que decidieron prácticamente abandonar (o sólo hacer declaraciones formales) la soberanía en Malvinas. La estrategia era buscar el acercamiento con los británicos y para eso era necesario excluir o morigerar el reclamo por Malvinas. Es una suspensión, de hecho, del reclamo territorial.
  • El presidente Macri recibió en 2016 una carta de la recientemente asumida primera ministra británica Theresa May, en la cual nombraba a las Malvinas como “Falklands”, lo cual no valió ni una aclaración formal de la Argentina, como se acostumbra y requiere en estos casos.
  • Además, “se sumó recientemente un planteo del Reino Unido por el cual afirmaba que el ingreso de nuestro país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) requeriría de forma excluyente un cese de las restricciones impuestas a empresas que operen en las Islas Malvinas. La primera respuesta no se hizo esperar: la orden de la Cancillería fue directamente “lavar” en la Declaración Ministerial del G77 + China la hasta ahora sostenida condena sobre exploración y explotación no autorizada de hidrocarburos en el área de Malvinas. Como si fuera poco, en recientes declaraciones a la prensa, el Canciller Jorge Faurie insinuó que a partir de la ayuda prestada por el Reino Unido en la búsqueda del ARA San Juan se abría un nuevo capítulo de la relación bilateral.”20.
  • Las Malvinas, además de pertenecernos por historia y por derecho, están dentro de nuestra plataforma continental, como lo demuestra el fallo de la ONU sobre la extensión de la plataforma marítima argentina. El fallo aclara que no implica que la Argentina tenga soberanía en las Malvinas ni en sus aguas territoriales, pero es un elemento importante para sumar al reclamo territorial, del cual el gobierno argentino prácticamente no parece haberse anoticiado.
  • La colaboración del ejército brasileño en 2016 con los británicos (seis vuelos detectados de Brasil a Malvinas) sólo suscitó una queja formal por parte del gobierno argentino, pero no fue parte del temario de ninguna de las reuniones bilaterales del gobierno argentino con el brasilero, y menos con el británico. Esto viola claramente el acuerdo del Mercosur, firmado en el 2012, de solidaridad con el reclamo por Malvinas21. La prensa oficialista y hegemónica casi no se hizo eco de esta noticia, a pesar de que toca dos temas muy sensibles. la relación con Brasil y el reclamo por Malvinas.
  • Los repudios ante los ejercicios militares, el aumento del instrumento militar por parte de los británicos en las Islas y la asunción de un intendente militar en el gobierno de la Isla, fueron tan débiles que ni se hicieron notar. No hubo, por parte de la Argentina, ninguna campaña de repudio ante la comunidad internacional contra estas acciones ofensivas y de escalada militar del gobierno británico.
  1. Disminución de los costos de ocupación
  • En el acuerdo Foradori-Duncan, firmado por Argentina y Gran Bretaña en 2016, “se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Ambas Partes enfatizaron los beneficios de la cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados.”22 Este acuerdo viola la ley que sanciona la explotación de hidrocarburos en nuestra plataforma territorial. Por otro lado esta carta de intención implica abandonar la política de aumento de los costos de ocupación hacia los usurpadores británicos, ya que ponía un freno a las inversiones de las empresas petroleras para explotar en el Atlántico Sur. Este acuerdo de entendimiento coincide, no casualmente, con el hallazgo por parte de una petrolera británica de un yacimiento petrolero de “clase mundial” al norte de las Islas Malvinas23. Estos hallazgos, sumado a la colaboración del gobierno de Cambiemos, impulsaron naturalmente el aumento de la inversión en el instrumento militar por parte de los británicos en las Islas. El gobierno británico compró un escudo antimisiles de última generación, en “respuesta” a que que el gobierno argentino anunciara la compra de cinco aviones, casi obsoletos, al gobierno francés. No se puede saber, porque no hay la información suficiente para aclararlo, si el gobierno argentino colaboró con la excusa o fue un caso de total impericia.
  1. Abandono del control territorial del Atlántico Sur.
  • Una noticia poco difundida, pero de alto valor estratégico y geopolítico es el traslado de los radares de control aéreo de Comodoro Rivadavia a Córdoba en 201724. Por lo tanto, “la vigilancia del espacio aéreo de la zona antártica y las Islas Malvinas perdería efectividad”25. Por otro lado, este traslado implicó que 35 personas perdieran su trabajo, si no se iban a vivir a Córdoba.
  • La tragedia, aún no resuelta, del hundimiento del submarino Ara San Juan implica la pérdida del arma estratégica más importante que tenía el ejército argentino para el control y patrullaje del Atlántico Sur. Este artículo no tiene como objetivo aclarar, ya que no es posible, si el submarino se hundió por un accidente o fue hundido por un agresor. Lo que si se puede afirmar con total certeza es que el gobierno había llevado a un nivel crítico el mantenimiento del submarino. El desfinanciamiento y subejecución del presupuesto de mantenimiento, ponía en riesgo a nuestro marinos y al submarino.
  1. Antártida: Abandono de la presencia y política activa en la y de alianzas regionales
  • Argentina abandonó su política de alianza con Chile e inició un acercamiento con Gran Bretaña en cuestiones antárticas mediante el acuerdo Foradori-Duncan. Este entendimiento político, piensa profundizarse en un acuerdo de cooperación que está negociando el gobierno argentino con el británico. Mientras tanto, el país europeo firmó un acuerdo de entendimiento con Chile en política antártica que excluye a la Argentina hasta 202226. Hábilmente, el gobierno británico rompe la alianza suramericana y entabla acuerdos con ambos países. La vieja máxima de “divide y reinarás” sigue vigente y el gobierno de Cambiemos colabora. Es importante recalcar que estas acciones del gobierno argentino se dieron mientras Malcorra era la canciller argentina y candidata a presidir la ONU. Mariano Memolli, ex Director Nacional del Antártico (2003-2015), dijo que “si el objeto es obtener el apoyo británico para la candidatura de la actual Canciller a la Secretaría General de las Naciones Unidas, estamos ante un hecho insólito.”27
  • Al igual que en el gobierno de la Alianza, donde había un acercamiento a los británicos, la Argentina vuelve a hablar de la posibilidad de cerrar bases antárticas permanentes. En aquel momento el gobierno de De la Rúa negociaba el cierre de la mitad de las bases antárticas a cambio del voto británico para establecer la sede del Tratado Antártico en la Argentina y se amparaba en el “déficit presupuestario” que generaba. La continuidad ideológica y geopolítica entre el gobierno de la Alianza y el de Cambiemos es cara. En marzo, el gobierno argentino ya cerró la base antártica temporaria Decepción28.
  • A pesar del pomposo anuncio de la finalización del remodelamiento del rompehielos y buque científico Almirante Irízar (reparado casi en su totalidad durante la gestión anterior), éste tuvo fallas que le impiden funcionar. A su vez, el avión Hércules que estaba realizando los vuelos de abastecimiento a la Antártida (a un costo altísimo, porque el Gobierno no licitó el alquiler de un rompehielo para hacerlo) presentó fallas, lo que dificultó gravemente el abastecimiento a las bases antárticas argentinas29. Mariano Memolli explica que “el vuelo planificado se realizó gracias a los servicios de la Fuerza Aérea de Uruguay. No queda claro si el avión fue alquilado por el Programa Antártico Argentino y si continuará prestando servicios durante la campaña antártica 2017/18.”30
  • Es importante recalcar que durante la planificación de la campaña antártica del 2016, el ministro de defensa quedó envuelto en un escándalo cuando acordó el abastecimiento antártico con firmas extranjeras a un costo mayor del esperado, si lo hubiera hecho con medios propios. Finalmente, tuvieron que pedir apoyo aéreo y naval a otros países para garantizar el aprovisionamiento de las bases.31
  • Dentro de la política de “desantartización”, el Gobierno remató un patrimonio histórico, como es el viejo edificio del Instituto Antártico Argentino. En el mismo se encontraban inmensidad de archivos sobre la política antártica argentina. No se sabe el paradero de ese material32.
  • A su vez, hubo una desinversión en ciencia antártica, con respecto al gobierno anterior. El doctor Mariano Memolli explica que “el costo de la reducción de proyectos científicos no tiene impacto económico a corto plazo, pero sí lo tiene a futuro, en términos de la presencia nacional en la Antártida.”33

Gran Bretaña se encuentra en una crisis política interna. Sectores pro-diálogo por Malvinas, como Jeremy Corbyn, tienen amplias posibilidades de ganar las próximas elecciones; sumergida, a su vez en el contexto del Brexit, en el cual podría perder el apoyo europeo para la cuestión de Malvinas34, el gobierno de Cambiemos no sólo no aprovecha la oportunidad sino que colabora con la estrategia británica. Queda claro que el gobierno de Macri no tiene ningún tipo de intención de recuperar nuestra Islas, ni ejercer soberanía en el Atlántico Sur y en la Antártida. La subordinación ideológica y política de Cambiemos a las potencias anglosajonas y su intento de hacer negocios con ellas, guían su accionar político en la Patagonia, Atlántico Sur y Antártida.

* Manuel Valenti Randi. Director del Centro de Estudios Nuestroamericano Chávez Kirchner (CENACK-Peronismo Militante).

Fuente: CENACK

7 ibidem.

10 ibidem.

11 ibidem.

25 ibidem.

La evaluación de la realidad internacional es trascendente a la hora de mirar hacia dentro. En La Señal Medios venimos aquilatando información que orienta conclusiones muy diferentes a las planteadas en los medios concentrados, pero sobre todo –por su influencia sobre las franjas populares- a las esbozadas en los espacios comunicacionales habitualmente situados como críticos del sistema hegemónico.

Esta distancia entre lo que consideramos un cuadro de situación preciso y el amplio y variado derrotismo instalado, genera una distorsión aguda en el diseño de las políticas a seguir. Las mismas no suelen estar determinadas por las causas justas, que operan como motor permanente de las demandas, sino por sus posibilidades de desarrollo y concreción.

Por motivos de larga data, varios sectores proclamados de izquierda se perciben con mayor comodidad en un escenario hostil; les resulta más sencillo describir un mundo oscuro contra el cual lidiar que admitir los avances que los pueblos van obteniendo fatigosa pero efectivamente. Nuestra hipótesis, en base a las informaciones obtenidas, es que la década inicial del siglo, con su empuje productivo, no ha terminado y se ha insertado con fuerza en la presente.

Hay una nueva configuración en Oriente Medio, un deterioro de la influencia mundial de EEUU y una persistencia de la crisis en la Unión Europea. Este diagnóstico colisiona con la idea de “una creciente hegemonía del capital financiero internacional” que se admite a diestra y siniestra sin que existan referencias claras que sostengan la aseveración. La particular situación informativa argentina, donde el hallazgo de datos precisos y lineamientos profundos es escaso o nulo, incide en la instalación de ese criterio.

El año 2017 evidenció la victoria de la coalición entre Siria, Irán y Rusia en Medio Oriente. Nadie da cuenta de ello. Los Estados Unidos y la OTAN, porque sería admitir debilidad; su contracara conceptual porque le resulta más explicable y cómodo difundir imágenes de pueblos árabes perseguidos y sojuzgados que la de estados democráticos triunfadores. Asimismo, porque la mirada que la izquierda tiene sobre los gobiernos sirio e iraní no avala elogios ni admite avances.

Debido a la erradicación de las bandas irregulares diseminadas por el imperialismo sobre la región y al freno a cualquier intento de invasión formal, el resto de los países árabes pero también los africanos, están buscando una mejoría en las relaciones con Moscú y, sobre todo en el orden financiero, con Pekín. La modificación de la política de Arabia Saudí ha generado una situación imposible de resolver para los norteamericanos; la monarquía tiránica allí instalada fue sostén petrolero y armamentístico de las aventuras conquistadoras.

El aislamiento israelí es directamente proporcional al aumento de su violencia doméstica. Confundir esa represión con una mejoría del panorama para Tel Aviv es una error de apreciación integral. De ahí el dislate que implica el renovado y potenciado vínculo de la Argentina con ese país. Pero hay más. Los EEUU no lograron hacer pie en la siempre difícil Afganistán, donde el juego histórico de los mujaidines, luego talibanes, llegó a un borde y es rechazado por su pueblo con el respaldo de países antes citados.

Asimismo, como lo hemos demostrado en estas páginas, la influencia de la Organización de Cooperación de Shangai es indetenible. Se ha convertido de hecho en un eje económico – financiero, político, militar y cultural que condensa el “nuevo” concepto chino ruso de una Eurasia unida. Lo que hemos llamado el Gran Gran Juego. Aunque los cruces son complejos y superiores a esta descripción, podemos sintetizar así: mientras China ofrece créditos e inversiones fuera de las dificultades que arrasan el mundo occidental, Rusia garantiza seguridad y al mismo tiempo respeto a identidades milenarias.

“EEUU fracasó en presionar a Rusia y a China con sus demostraciones de fuerza en las fronteras respectivas. Una sólida retaguardia que se ofrecen mutuamente Moscú y Pekín en forma de vías logísticas euroasiáticas no solo beneficia al comercio, sino que también es apta para maniobrar con las tropas. El Occidente colectivo es incapaz de crear una ventaja decisiva en ninguna dirección”, explica la agencia Sputnik en ese sentido. Y añade “Además, la caída de la influencia estadounidense en Oriente Medio se vio repetida en el Sureste Asiático. Pekín, junto con Moscú, no permitió que EEUU arrasara con Corea del Norte”.

Lo acaecido en el Mar de China Meridional tampoco ha sido informado, tras las alertas de guerra irresponsablemente lanzadas desde El País, La Nación pero también Página 12 meses atrás. En el esquema mental previo, todos coincidieron en que si los Estados Unidos lo deseaban, podían hacerse del gigantesco paso comercial doblegando a seis “pequeñas” naciones asiáticas. Las mismas, junto a China, resolvieron fácticamente que una cosa es debatir y hasta pelear entre ellas por el espacio marítimo y otra bien distinta recostarse sobre un jugador (tan) externo para resolver el problema.

En todo el tramo los países decisivos de la zona, evaluados desde el desconocimiento como socios y clientes de EEUU —Vietnam, Filipinas, Indonesia— reevaluaron sus posturas e intensificaron sus contactos con China. El politólogo ruso Rostislav Íshenko, conmueve con su mirada estratégica al indicar: “Resulta que todos los proyectos comerciales y políticos ruso-chinos ahora están dotados con toda la infraestructura necesaria, quizás hasta excesivamente”.

Con ese marco de confluencia ruso china y zonas de influencia (la mitad del planeta) la persistencia de la crisis financiera europea se potencia. En realidad no es un desajuste circunstancial: desde Lehman Brothers hasta el presente se ha instalado un esquema en el cual la creciente necesidad de recursos opera como un agujero negro que absorbe las riquezas sociales del Viejo Continente. El deterioro de la producción ante la parálisis de las inversiones genuinas y el consumo, impide la salida. El diario El País llama “populismo” a todo intento de promover proyectos productivos de bienes de producción y consumo.

Esa crisis crónica, deriva en el deseo de Francia y Alemania de deshacerse de la custodia norteamericana. Un ejemplo de tal proyecto es la idea de un Ejército europeo alternativo a la OTAN. El corcoveo británico tiene el mismo origen pero, probablemente, una secuela diferente. En todos los casos los elementos que se tienen en cuenta son: el giro árabe indicado, la distancia entre el accionar financiero chino y el de la banca tradicional y el gas ruso que abastece la región. En esta dirección, la construcción de los gasoductos Nord Stream 2 y 3 puede resultar vital para resolver la “independencia” europea.

Al decir del especialista Íshenko, todo eso está en ciernes, mucho más cerca de lo que visualiza la prensa occidental. A tal punto que se permite afirmar que “la crisis ucraniana hoy en día es de hecho el último obstáculo para la cooperación entre Rusia y el núcleo franco –alemán  de la Unión Europea”. Advierte, claro, que la situación “no tiene una solución simple” y adelanta que la misma necesitará de un rediseño regional “al estilo de lo que vive Oriente Medio mientras avanza la solución en Siria”. Lo que implica es demasiado: “es muy posible un acuerdo ruso-franco-alemán sobre los asuntos europeos, entre ellos la crisis en Ucrania” dice el politólogo.

No queremos inducir el pensamiento más allá de estas significativas apreciaciones pero si requerir al lector que razone sobre la implicancia del acercamiento entre una zona europea y la mitad planetaria sostenida en el vínculo entre China y Rusia. Si algo ha quedado demostrado en los últimos años es que la hegemonía del capital financiero –que involucra armas y drogas- en el supragobierno norteamericano ha impedido la modificación de la geoestrategia para su adecuación a lo que se ha llamado Multilateralidad. El pueblo del Norte, admitámoslo, ha hecho esfuerzos a su manera.

Lo cierto es que mientras los PBI de Rusia y China crecen y se consolidan en su rubro productivo, los de la Unión Europea y los Estados Unidos decaen. Parece ser –política, pero también matemáticamente, para ser directos- un muy mal negocio tejer acuerdos con gigantes en caída, cuyo peso extraordinario y su dinámica voraz arrastran hacia el hundimiento. En sintonía, el aprendizaje de Eurasia a la hora de plantear relaciones merece una mención: además de dejar de lado las reyertas horizontales, las potencias crecientes han ido entendiendo la importancia de considerar valores y modalidades organizativas históricas de quienes se vinculan. Esto no hubiera sido posible algunas décadas atrás. Esta es la clave para entender porqué la voz del Papa Francisco resuena con intensidad.

Si los párrafos recientes no fueran nítidos, cabe precisar que América latina en general y América del Sur muy especialmente, carecen de destino con países separados entre sí y coaligados con el Norte tradicional. El rumbo que el Unasur había desplegado, con todos sus vaivenes, ofrecía a nuestros pueblos una inserción adecuada –en el caso de Brasil y la Argentina, respetada- en el nuevo mapa general. La historia se abrió a fines del siglo pasado y la puerta se ensanchó tras la debacle financiera del 2008. La tontera de estar alineándonos con los EEUU e Israel implica una vocación de fracaso notable para toda una región.

Esto explica el sentido del texto que está usted leyendo, planteado en el primer segmento.

 

Gabriel Fernández. Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica

Fuente

 

Para ahondar, sugerimos leer y mirar:

http://www.laseñalmedios.com.ar/2016/09/27/asia-mirar-hacia-adentro-para-gravitar-afuera/

http://www.laseñalmedios.com.ar/2017/01/14/mar-de-china-meridional-las-razones-profundas-y-las-perspectivas-reales/

http://www.laseñalmedios.com.ar/2017/07/13/brasil-y-argentina-el-sentido-global-de-una-agresion-local/

http://www.laseñalmedios.com.ar/2017/04/17/vuelapluma-un-recorrido-planetario-sin-explosiones-periodisticas/

Radio

https://ar.radiocut.fm/audiocut/el-sentido-profundo-de-la-disputa-en-el-mar-de-china-meridional-el-rol-de-xi-jinping-putin-y-trump/

Televisión

https://www.youtube.com/watch?v=xJsFWMcQisQ

https://www.youtube.com/watch?v=zvwYJMs8ukY

CENTRO DE ESTUDIOS HERNÁNDEZ ARREGUI

“Estoy absolutamente convencido de que el Pueblo Argentino ha de defender, consolidar y perfeccionar las realizaciones políticas, económicas y sociales de nuestra doctrina. No sólo pensando en su propia felicidad, sino por la conciencia plena que tiene su destino extraordinario en estos trances decisivos de la historia.” Juan D. Perón

Somos continuadores de la causa popular del gobernador Manuel Dorrego; retomamos el espíritu patriótico y federal de la lucha por la soberanía nacional de Juan Manuel de Rosas; los bonaerenses José Hernández y Leandro Alem fueron símbolos de la causa popular contra el Régimen oligárquico; Juan Atilio Bramuglia y Domingo Mercante son los iniciadores de la doctrina humanista del Peronismo Bonaerense y los forjadores en nuestro suelo de la Revolución Justicialista; Oscar Bidegain retomó el legado de Mercante y Antonio Cafiero se propuso la actualización política y doctrinaria del peronismo provincial, reafirmando la identidad bonaerense y las banderas de la justicia social, la independencia económica, la democracia popular y la autonomía municipal.

Los valores justicialistas bonaerenses

– El Peronismo Bonaerense fue y continúa siendo un Movimiento Político de emancipación y dignificación económica, cultural y social con proyección provincial, nacional y latinoamericana.

– Nuestra causa es la dignidad humana y la justicia social y por eso, el Peronismo Bonaerense no desaparecerá hasta ver consumada la felicidad del pueblo y la grandeza de la Provincia y de la Nación.

– La actividad política dignifica al hombre y es un recurso fundamental de realización individual y colectiva.

– La Comunidad Organizada bonaerense es una federación de organizaciones populares democráticas y participativas de base social. La organización popular no será remplazada por los CEOS y tampoco por la virtualidad y los medios de comunicación.

– El Estado es la realización colectiva de una causa común y nunca un privilegio individual o de facción política. Aquel militante que quiera servirse de los cargos en beneficio propio, de clase o de grupo, no es peronista, es un oligarca.

– El Justicialismo Bonaerense debe convertirse en una escuela de virtudes y la corrupción en todas sus formas debe erradicarse.

– El peronista bonaerense ha de ser un predicador y conducir con su ejemplo de honradez, austeridad, compañerismo y  entrega a la causa del ideal.

Modelo Bonaerense para el Proyecto Nacional

Propugnamos:

1- La conformación de un Programa Provincial de Desarrollo y de una Identidad Bonaerense en el Proyecto Nacional.

2- La edificación de un Estado ético que sea la voluntad de despliegue del Proyecto Bonaerense y del ideal de justicia social.

3- La consolidación de un Pacto Social Bonaerense para universalizar la salud, privilegiar la niñez y la juventud, promover la dignidad de la tercera edad y erradicar definitivamente la cultura del descarte, la violencia, el crimen organizado, el hambre, el desempleo y la indigencia.

4- Una educación pública sobre principios históricos bonaerenses, nacionales, latinoamericanos y que afirme los valores de la familia, del pueblo, de la comunidad, la solidaridad y el patriotismo.

5- La consumación de una Provincia integrada regional, demográfica y productivamente, en la cual la economía tenga una función social y no prime el egoísmo individual.

6- La industrialización de la Provincia tendiendo al pleno empleo, la soberanía tecnológica, a la independencia económica y a la autarquía presupuestaria.

7- La consolidación de una infraestructura de servicios públicos universales garantizados por el Estado.

8- La edificación de una democracia activa y movilizada, protagonizada por las organizaciones libres del pueblo en el marco de la autonomía municipal.

9- La promoción activa de los clubes de barrio, las asociaciones de fomento, los centros culturales, del deporte social, de las capillas y lugares de culto y del conjunto de organizaciones libres del pueblo en las que el hombre se realiza en comunidad.

10- La apertura de todos los locales partidarios para que sean casas del pueblo, espacios de la cultura del encuentro y tribunas de doctrina elevando la cultura política de la Provincia

El peronismo bonaerense tiene el deber de vencer y de ser vanguardia en la construcción del orden justo. Tal como estableció el General Perón: “No queremos que la historia pueda algún día enrostrarnos que no fuimos lo suficientemente generosos. No queremos que en la historia, que leerán nuestros hijos o nuestros nietos, pueda quedar en blanco el espacio que un argentino patriota puede ofrecer siempre, en la historia de los Pueblos, a otro argentino patriota.”

Provincia de Buenos Aires, República Argentina, enero de 2018.

DESCARGAR EN PDF ACÁ

 

Centro de Estudios Hernández Arregui

Fuente