SOMISA – INDUSTRIA DE INDUSTRIAS

Somisa - Industria de Industrias

“La industria del acero es la primera de las industrias y constituye el puntal de nuestra industrialización. Sin ella seremos vasallos. Rechazar la implementación de una industria porque no cuenta el país con todas las materias primas que ella requiere es una arbitrariedad, es obrar con ligereza, sin fundamento, puesto que son innumerables los casos contrarios de florecientes resultados. No nos dejemos engañar: hagamos la propia experiencia.” Gral. Manuel Savio

El 13 de julio de 1947 se crea esta la Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina (SOMISA), conformada en un 80% por capital estatal y 20% privado, para producir acero en el país utilizando minerales y combustibles nacionales. Este puntapié inicial se produce con la promulgación de la Ley 12.987 – Plan Siderúrgico Argentino, más conocido como Plan Savio en honor a su impulsor – por parte de la presidencia del Gral. Perón.

Con la muerte del Gral. Savio en 1948, el inicio de sus actividades de vio pospuesto hasta finales de la década de 1950, cuando, bajo la presidencia del Dr. Arturo Frondizi, se decide utilizar el crédito obtenido durante el ultimo gobierno del Gral. Perón para la construcción de la planta de Punta Argerich, luego llamada Gral. Savio. Sus altos hornos son emplazados en terrenos elegidos por el propio Savio en los márgenes del arroyo Ramallo y del Río Paraná, en las cercanías de San Nicolás de los Arroyos.

En su inauguración, el Teniente Gral. Castiñeiras recuerda que la planta había sido contratada en 1958, lo cual “equivale a decir que en tres años se ha llegado a producir acero en el país. Con el acto de hoy se desmiente a quienes sostenían que se tardaría quince años en lograr lo que es hoy una realidad nacional”.

La Planta General Savio, tal como fue concebida originalmente y construida en su primera etapa, queda esencialmente completada en 1962/63 con una capacidad de producción de 632.000 toneladas anuales de acero líquido, equivalente a 450.000 t/a de productos para la venta.

Ya en los años 90, durante el auge de las privatizaciones, esta empresa en constante expansión no solo no producía déficit, sino que aportaba U$S 200 millones anuales al fisco, exportaba U$S 400 millones, facturaba por U$S 700 millones, promocionaba economías regionales, se abastecía de mineral nacional y constituía un factor estratégico de nuestra economía. No solamente por su posición fundamental en cuanto al abastecimiento de la industria en general, sino también por el carácter ESTRATÉGICO que el acero tiene para la defensa y el desarrollo industrial del país, producto del cual dependen desde las chapas navales de nuestros buques hasta los rieles que soportan el peso de nuestros ferrocarriles.

A pesar de estos fuertes argumentos y con previo proceso de desguace, más de 7 mil despidos y falsificación contable, la empresa fue valuada por la Consultora Braxton (por recomendación del Banco Mundial) en 1800 millones de dólares, con valor de venta recomendado de entre U$S 400 a U$S 700 millones, es decir el precio de su facturación anual.

El ocaso de SOMISA se produjo con su privatización en 1992, pasando a ser propiedad del nefasto grupo privado Techint por U$S 100 millones en efectivo, U$S 40 millones en pagares y U$S 12.500 millones en títulos de la deuda externa argentina (tomados a valor nominal con su valor real devaluado). Al momento de su venta, SOMISA tenía activos por 5 mil millones y pasivos 2 mil millones, por lo tanto su valor era de, mínimo, 3 mil millones de dólares. Así fue entregado otro jirón de soberanía.

Desde La Baldrich, rescatamos la epopeya del General Savio y su empresa, así como la de los generales Mosconi y Baldrich en YPF,y ponemos en la mesa de discusión la necesidad actual de un plan siderúrgico nacional en beneficio de la economía argentina. SOMISA, ¡luche y vuelve!

“Una situación de producción de acero restringida, que es, a la vez dependencia del extranjero, no puede prolongarse más.” Gral. Savio

“Necesitamos barcos, ferrocarriles, puertos, máquinas de trabajo y no nos podemos detener a la espera de milagros, porque aspiramos a contar con un mínimo de independencia para el bien de todos los que bajo este cielo pródigo, trabajan con anhelos de paz y libertad.” Gral. Savio

Fuente imagen: Hernan Patricio Losa

Bibliografía recomendada:

Ley 12.709/41 – Creación de la Dirección General de Fabricaciones Militares

– Ley 12.987/47 – Plan Siderúrgico Argentino

– Gral. Savio: «Su Pensamiento sobre el Desarrollo Económico Argentino» (incompleto para descargar) – Editado por la Dirección General de Fabricaciones Militares en 1950

«La Argentina que pudo ser. Pensamiento y obra del General Savio» de María Alicia Savio de Roux

«El argentino que forjó el acero» de Raúl Larra

2 Comentarios

  1. Muy importante la tarea de divulgación que realizan. Quienes conocemos la historia de la industria argentina no nos asombramos, pero nos dan ganas de llorar. No coincido con el «luche y vuelve», porque recuerda otro fracaso más de la política nacional. ¡Sigan adelante!. Saludos desde Corrientes.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. A 41 años del paso a la inmortalidad de Juan Domingo Perón – La Baldrich – Espacio de Pensamiento Nacional
  2. General Manuel Savio – UN GENERAL INDUSTRIA ARGENTINA – La Baldrich – Espacio de Pensamiento Nacional

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Necesitamos comprobar que el mensaje no es spam * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.