peronismo

All posts tagged peronismo

Evita Perón Eva Duarte Paloma

“Es hora de decir la verdad, cueste lo que cueste y caiga quien caiga. Existen en el mundo naciones explotadoras y naciones explotadas. Yo no diría nada si se tratase solamente de naciones, pero es que detrás de cada nación que someten los imperialismos hay un pueblo de esclavos, de hombres y mujeres explotados. Y aún las mismas naciones imperialistas esconden siempre detrás de sus grandezas y de sus oropeles la realidad amarga y dura de un pueblo sometido. Los imperialismos han sido y son la causa de las más grandes desgracias de una humanidad que se encarna en los pueblos. Esta es la hora de los pueblos, que es como decir la hora de la humanidad. Todos los enemigos de la humanidad tienen las horas contadas.
¡También los imperialismos! En la hora de los pueblos lo único compatible con la felicidad de los hombres será la existencia de naciones justas, soberanas y libres, como quiere la doctrina de Perón. Aunque parezca ya una letanía de mi fanatismo sucederá, caiga quien caiga y cueste lo que cueste.” Fragmento de “Mi Mensaje” de Evita Duarte de Perón

Libros de Evita:
– Mi Mensaje
– La Razón de mi Vida (Encargado para Evita)
Disponibles en la Biblioteca Digital de La Baldrich

Videos en LaBaldrichTV:
Testimonios del confesor de Evita – Padre Hernán Benítez:

Relatos de la última enfermera de Evita – María Eugenia Álvarez:

Evita sobre el 17 de octubre de 1945:

La Fundación Eva Perón:

Evita – Amor por el Pueblo – 17 de octubre de 1951:

Elecciones de 1951: El renunciamiento de Evita a la candidatura a vicepresidenta:

Perón sobre Evita, los derechos de la mujer y la ayuda social:

Revolución del 4 de Junio de 1943

1943 – Revolución de los coroneles del Pueblo

“LUCHAREMOS por mantener una real e integral soberanía de la Nación, por cumplir firmemente el mandato imperativo de su tra­dición histórica; por hacer efectiva una absoluta, verdadera y leal unión y colaboración americana […].” Fragmento de la Proclama Revolucionaria, cuya redacción se atribuye a Juan D. Perón y Miguel Ángel Montes.

La significación histórica del movimiento de 1943 está dada por la preservación de la neutralidad argentina en la conflagración mundial y, en el aspecto de política interior, ya que pone fin a los 13 años de fraude electoral, proscripción y ominosa entrega del país al capital extranjero conocidos como “Década Infame”, sentando las bases del histórico proceso transformador que el entonces coronel Perón llevará a cabo a partir de 1946 ejerciendo el cargo de Presidente de la Nación Argentina.

Perón sobre la vigencia del peronismo, su formación y su rol en la Revolución de 1943:

1946 y 1952 – Perón asume como Presidente

Luego de triunfar en las primeras elecciones libres y limpias en más de veinte años, el coronel Perón asume la presidencia del país. También un 4 de junio, pero de 1952, asume su segundo mandato, reelecto por abrumadora mayoría, y jura a su cargo ante la Asamblea Legislativa. En esa oportunidad, Eva Perón hace su última aparición pública. Gravemente enferma, saludó al Pueblo desde el automóvil presidencial sostenida por un arnés.

Evita – Amor por el Pueblo:

pulqui II pulqui I kurt tank perón iame institec

El 8 de febrero de 1951, hace ya 64 años, desplegaba sus alas, por primera vez ante el público, el famoso “Pulqui II”, uno de los primeros aviones a reacción del mundo, generándose así otro hito de la aviación nacional. Su nombre (“flecha” en idioma araucano) fue heredado de su antecesor de 1947, el caza a reacción “Pulqui I”, 9° avión a reacción fabricado en el mundo.

El proyecto tuvo inicio en el año 1947, con un equipo liderado por el Ing. Norberto Morchio, al que luego se le uniría el Ing. Kurt Tank, proveniente de Alemania.

Contrariamente a lo que muchos creen, el “Pulqui II” no fue una “copia” del TA- 183 de la Focke-Wulf, cuyos planos fueron traídos por el Ing. Tank a la Argentina, sino que luego de llegar al país se formaron dos equipos para el desarrollo del proyecto, uno liderado por el Ing. Morchio y un segundo equipo liderado por el Ing. Tank.

Al finalizar los respectivos diseños, estos fueron comparados y se tomaron las características que se consideraron como más positivas de cada uno, así como aquellas que presentasen una menor dificultad de construcción, creándose así el primer prototipo del “Pulqui II”. Luego, este sería mejorado con el pasar de los años hasta su declive causado por la Revolución “Fusiladora” en 1955, discontinuándose finalmente en el año 1959.

Es de destacar que este diseño logró velocidades récord para la época y que nuestro país recibió órdenes de compra por varias unidades de parte del príncipe de Holanda, así como de Egipto, órdenes que por conocidas cuestiones políticas nunca se concretaron.

Como anécdota de este evento, quedó para la historia la famosa apuesta que el Ing. Tank le hizo al Gral. Perón, retándolo a llegar primero al Aeroparque de la Ciudad de Buenos Aires desde la Casa de Gobierno, mientras que Tank saldría piloteando el “Pulqui II” desde el Área Material Córdoba. En este desafío resultó victorioso Tank, que viajó a una velocidad superior a los 900 km/h, mientras que el Presidente debió lidiar con el trafico porteño.

Así como lo hizo el Gral. Perón, desde La Baldrich nos obstinamos en la necesidad de industrialización, en este caso aeronáutica, como imprescindible factor económico-social, como diría el Gral. Ing. Manuel Savio, padre de la siderurgia argentina.

Video Presentación del Pulqui II en el Aeroparque de la Ciudad de Bs. As.:

Juan Perón - El cambio

“(…) el Pueblo fue comprendiendo que no debía permanecer indiferente ante los problemas políticos nacionales y adoptó la decisión de ser protagonista de su historia, rompiendo con los esquemas tradicionales que intentaron relegarlo a la simple condición de espectador.

El ‘cambio’ ya no consiste en una abstracción vacía. El Pueblo todo quiere conocer el signo, el sentido y el contenido preciso de una expresión. Es que el Pueblo advierte con claridad que si el cambio no es nacional, no responderá a sus reales necesidades.

Finalmente, cabe una reflexión respecto del poder de decisión: a lo largo de nuestra historia, dicho poder se ha ido conformando, tejiéndose una red de compromisos políticos que representan a diferentes intereses.

Tales intereses pueden ser internos o externos. Si las alternativas son neocolonialismo o liberación, y si hemos optado por la liberación, el ajuste de ese poder es indispensable para lograr que responda a nuestros intereses.

En lo político, liberación significa tener una Nación con suficiente capacidad de decisión propia, en lugar de una Nación que conserva las formas exteriores del poder, pero no su esencia. La Nación no se simula. Existe o no existe.”

Extraído de “Modelo Argentino para el Proyecto Nacional” de Juan Domingo Perón, disponible para descargar en la Biblioteca Digital de La Baldrich

plan-quinquenal www.labaldrich.com.ar

Hace 69 años, el presidente de la República presentaba el Primer Plan Quinquenal para el período 1947-1951. Preparado bajo la dirección del secretario técnico de la Presidencia José Figuerola, será el primer intento de planificación del desarrollo económico y social de la Argentina en beneficio del Pueblo, en conformidad con el nuevo papel asignado al Estado en esa materia.

Escribe el compañero pensador nacional Aritz Recalde en su blog ‘Sociología del Tercer Mundo’ que “el Programa de la Revolución se organizó a partir de la formulación de dos Planes Quinquenales de 5 años. El objetivo general de la revolución era:

1- industrializar y diversificar la matriz productiva del país, modificando el perfil agroexportador y permitiendo la sustentabilidad de un modelo de desarrollo endógeno (independencia económica);

2- recuperar la capacidad del Estado nacional para organizar y tomar las decisiones de política interna y de política externa independiente, latinoamericanista y tercerista (soberanía política);

3- emancipar social, educativa y culturalmente a los trabajadores y a los empresarios nacionales, generando condiciones de vida dignas para todos los habitantes del país (justicia social).”

PERÓN CUMPLE

John William Cooke - Las soluciones están en la tierra argentina. No creemos en que deban ser importados dogmas

JOHN WILLIAM COOKE – (1919-1968)

Nace en La Plata, el 14 de noviembre de 1919, en una familia irlandesa, lo cual explica su “John William”. Cursa estudios de Derecho, recibiéndose de abogado, en la Universidad de La Plata. Su padre –Juan I. Cooke- es importante dirigente del radicalismo, del cual se aparta, para colaborar con el gobierno del General Farrell, desempeñándose como Ministros de Relaciones Exteriores y Culto, en 1945. Como secretario de su padre, John realiza sus primeras experiencias políticas. Por entonces, traba relación con el oficial César Marcos, quien lo acerca a posiciones nacionales y a la historia revisionista.

Perón y Evita durante el agasajo a una delegación de legisladores mendocinos; entre los asistentes se encuentra John William Cooke. Olivos - Fuente: Biblioteca Digital Trapalanda de la Biblioteca Nacional

Perón y Evita durante el agasajo a una delegación de legisladores mendocinos; entre los asistentes se encuentra John William Cooke. Olivos – Fuente: Biblioteca Digital Trapalanda de la Biblioteca Nacional

En las elecciones de 1946, resulta elegido diputado, siendo el más joven del bloque peronista, por lo cual recibe el apodo de “El Bebe”. Ejerce el cargo durante cuatro años, destacándose como uno de los legisladores más capaces, tanto en sus informes, como en las polémicas con la bancada opositora. En 1952, vuelve al llano, dedicándose a sus labores profesionales y a la docencia en la Universidad. En 1954, lanza la revista “De Frente”, con una clara posición nacional aunque mantiene independencia respecto al gobierno, al cual apoya sin acallar sus diferencias de opinión.

Cuando se produce el levantamiento del 16 de junio de 1955, no vacila en concurrir a la plaza de Mayo, bombardeada por los aviones navales y allí, parapetándose detrás de una estatua, hace fuego contra los marinos que pretenden avanzar hacia la Casa de Gobierno.

Esta actitud revela una de las condiciones peculiares de Cooke; hombre de ideas, docente y gran polemista es, al mismo tiempo, hombre de acción.

Días después, el General Perón lo designa Interventor en el Partido Justicialista de la Capital Federal, para que proceda a la reorganización y movilización de sus partidarios. Poco después, cuando el Presidente llama a la conciliación y otorga las radios a los opositores. Cooke es designado para contestar el discurso del demoprogresista Luciano Molinas, refutación que concreta el 26 de agosto de 1955.

Producido el golpe del 16 de setiembre, es uno de los primeros dirigentes que se contacta, por carta, con Perón, por entonces exilado en Paraguay. Al mismo tiempo, constituye, con el apoyo de Marcos y Lagomarsino, el Comando Nacional de la Resistencia. Pero, a mediados de octubre de 1955, cae detenido y lo conducen a la Penitenciaría de la calle Las Heras.

Inicia así un largo periplo por diversas cárceles del país, desde las cuales se las ingenia para mantener contacto con el Líder y con sus compañeros del Comando Nacional. A principios de enero de 1956 lo llevan a Ushuaia, de donde lo traen en mayo de 1956 para recluirlo en Caseros. Allí, al producirse el levantamiento de Valle, lo hacen objeto de simulacro de fusilamiento. En agosto, nuevamente se encuentra en Ushuaia, hasta el mes de octubre, en que lo destinan nuevamente a Las Heras. En noviembre, reside brevemente en la cárcel de Caseros y luego, lo envían a la de Río Galleros, donde permanece desde noviembre de 1956 hasta marzo 1957. El 17 de ese mes, Cooke, junto con Jorge Antonio, Cámpora, Kelly y otros compañeros, logra fugar a Chile.

Perón y Cooke

Perón y Cooke

En esa época, ya Perón lo ha designado su Delegado y más aún, es la única oportunidad en que el Líder informa a sus bases que, en el caso de su muerte, este Delegado debe ocupar su lugar en la conducción del movimiento.

Permanece en Chile varios meses. Desde allí, intensifica su labor de vínculos y articulación de diversos grupos de “la resistencia” así como también recibe a representantes de Arturo Frondizi que le proponen una alianza para las próximas elecciones. En diciembre de 1957, viaja a Caracas donde, de acuerdo con las indicaciones de Perón, mantiene varias conversaciones con Rogelio Frigerio, representante de Frondizi, para establecer las condiciones del pacto Perón-Frondizi, que se firma poco después.

En enero de 1958, Cooke se instala en Montevideo, para vivir desde cerca el proceso electoral que culmina el 23 de febrero con el triunfo de la fórmula del Frente Nacional y Popular: Frondizi-Gómez. Dado que pesa sobre él un juicio de extradición por su fuga del penal de Río Gallegos, ingresa esporádicamente, de manera clandestina, a Buenos Aires, para contactarse con dirigentes de la rama política y sindical del peronismo. E inclusive con Frondizi, ya en el gobierno, reclamándole el cumplimiento del pacto.

En enero de 1959, apoya el movimiento de los trabajadores del Frigorífico Municipal “Lisandro de la Torre”, liderado por Sebastián Borro, en contra de la privatización e intenta convertirlo en huelga general revolucionaria para tomar el poder, pero fracasa en ese objetivo. Por entonces, entra en conflicto con algunos dirigentes peronistas del Consejo Superior que desautorizan su apoyo a la huelga del frigorífico.

En los primeros meses de 1959, Perón gira su táctica, hacia una posición negociadora, abandonando, por ahora, el planteo insurreccional que Cooke viene sosteniendo desde “la resistencia”, lo cual provoca el gradual desplazamiento del “Bebe”, como delegado.

En ese mismo año, Cooke intenta abrir el juego del peronismo hacia la izquierda tradicional y pacta con el Partido Comunista, el lanzamiento del periódico “Soluciones”, experiencia que dura unos meses, sin mayor éxito. Por entonces, publica el libro “La lucha por la Liberación Nacional” y una “Carta abierta al presidente Eisenhower”.

John William Cooke y Alicia Eguren

John William Cooke y Alicia Eguren

En abril de 1960, viaja a Cuba, con motivo de una reunión latinoamericana. Descolocado, por entonces, respecto a la táctica del General y enfrentado con aquellos a quienes califica de “burócratas” políticos y sindicales, decide quedarse en Cuba, con su compañera Alicia Eguren, consustanciados ambos con el proceso revolucionario que se desarrolla en la isla, bajo el liderazgo de Fidel Castro. En esa época, John entabla una profunda amistad con el Che. Poco más tarde, en 1961, ya en calidad de milicianos, Alicia y El Bebe participan en la lucha de Bahía de Los Cochinos, oponiéndose a la invasión gestada por el imperialismo yanqui. Poco más tarde, le sugiere a Perón la residencia en Cuba, por invitación de Fidel Castro, pero el General considera que ello sería prematuro y complicaría su juego pendular para mantener la cohesión del movimiento.

En diciembre de 1963, Cooke regresa a la Argentina. En agosto de 1964, con motivo del operativo “retorno de Perón”, restablece una correspondencia normal con el Líder, que se había tornado muy esporádica en los últimos tiempos. Fracasado el operativo “retorno”, Cooke da una conferencia en Córdoba analizando causas y efectos. Se manifiesta cada vez más crítico a la dirigencia local del peronismo.

En 1965, publica “Apuntes para la militancia”, incursionando en la historia para dar orientación a las bases juveniles del movimiento. En la misma época, lanza el folleto “Situación nacional y acción revolucionaria de masas”, desgravación de una conferencia dada en Bahía Blanca. Hacia fines de 1965, en su correspondencia con el General, manifiesta desacuerdo con la táctica de “bendecir a todos”, pues entiende que ello amplía al movimiento pero a costa de su combatividad revolucionaria. En opinión de Cooke, el peronismo debe desembarazarse de sus sectores burgueses, eclesiásticos y militares pues nada aportan y convertirse en partido obrero, con un claro programa revolucionario. Perón, en cambio, sustenta una táctica dirigida a aislar a la oligarquía aliada al imperialismo, para lo cual cree necesario constituir un frente muy amplio evitando que burguesía, Ejército e Iglesia se sumen al frente oligárquico-imperialista. En esta correspondencia, el Bebe manifiesta no sólo lucidez en la argumentación sino también un gran coraje para confrontar con el líder del movimiento y esto provoca rupturas temporarias del diálogo, que se retoma tiempo después.

Entre las reflexiones importantes de Cooke, pueden reproducirse los siguientes: “Usted eligió las direcciones que actúan en la Argentina. Pero como peronista que vive angustiosamente esta hora histórica dramática, le insisto en mi pedido: si eligió ciegos, sus razones habrá tenido que no puedo adivinar, pero, por favor, deles un bastón blanco a cada uno para que no se los lleve por delante el tráfico de la historia, porque seremos todos los que quedaremos con los huesos rotos”; “¿Qué significará ser peronista, después de muerto Perón?… Cuando Perón no esté… cada cual dará una respuesta propia y esas respuestas no nos unirán sino que nos separarán… Cuando usted falte, las piezas se desarmarán por completo… El movimiento se irá deshaciendo, se desarmará… Vendrá la diáspora… Ellos están sustituyendo al peronismo tal cual es y tal cual está, como vigencia, por otra cosa que no tiene más que el fetichismo del líder: estamos cambiando a Perón como significado, definición y fuerza concreta, por Perón simple conjuro emotivo, simple valor sentimental”, “Tal vez los peronistas nos encontremos en los homenajes recordatorios pero entre un partidario de las conciliaciones que propugnan los obispos y un revolucionario, no hay otro campo de entendimiento; estaremos en diferentes barricadas y como la lucha es muy aguda, no nos saludaremos como caballeros medievales sino que nos degollaremos como corresponde a enemigos irreconciliables”; “El peronismo es el hecho maldito del país burgués. Peronismo y antiperonismo son, en esta etapa (1964), la forma en que se da políticamente la lucha de clases…; “Reducido el peronismo a ser gigante invertebrado y miope, ¿para qué nos sirve el número? ¿Para votar en las elecciones que no se han de realizar?”

En 1966, con motivo del golpe militar que derroca a Illia, Cooke escribe su “Informe a las Bases” (setiembre de 1966), uno de sus documentos políticos más importantes. En sus últimos años viaja periódicamente a La Habana, participando en la reunión Tricontinental y luego en la OLAS. Al igual que El Che, sostiene, por entonces, que la violencia es un elemento natural en los procesos revolucionarios y que la lucha armada es inevitable cuando las minorías reaccionarias cierran el camino electoral. Sin embargo, siempre cuida de formular críticas al voluntarismo y al vanguardismo que puede llevar a la derrota.

A fines de 1967, publica “La revolución y el peronismo”. Allí sostiene respecto a Perón: “En cuanto a Perón… hay que recordar el papel positivo que ha cumplido en todo este período como centro de cohesión de una multitud inmensa… Perón es el máximo valor de la política democrático-burguesa en la Argentina, un promarxista que por inteligencia y por conocimiento generales sigue la evolución que toma la historia y simpatiza con las fuerzas que representan el futuro… Perón no es y no será un obstáculo, por cuanto existe una clara y necesaria continuidad histórica entre el proceso del 45 y sus banderas y el proceso revolucionario que hoy comienza a desarrollarse bajo otras formas de lucha pero manteniendo e integrando, en un proceso superador, las banderas iniciales”.

Cuando escribe este libro, ya ha sido tomado por un cáncer, que lo conduce a la muerte el 19 de setiembre de 1968. Los reaccionarios ni lo mencionan porque su solo nombre les espanta, los burócratas sindicales y políticos del peronismo “olvidan” citarlo pues de él han recibido las críticas más feroces y la izquierda tradicional se guarda de asumirlo en tanto él sostiene una clara posición nacional. De ahí el silenciamiento sobre su persona y sus ideas.

Texto extraído de: Los Malditos, Tomo II, pág. 263. Norberto Galasso – Ed. Madres Plaza de Mayo

John William Cooke - Seguiré vivo en los que luchan

Las obras de Cooke, “Apuntes para la militancia” y “Peronismo y Revolución”, como también “El pensamiento de John William Cooke en las cartas a Perón” de Aritz Recalde, se encuentran disponibles para descargar en formato .pdf en la Biblioteca Digital de La Baldrich.

Frases de Cooke aquí (en construcción)

Reproducimos a continación un fragmento del discurso de John William Cooke en la sesión del 7 de septiembre de 1949 -Homenaje a Saldías- en la Cámara de Diputados:

“Creemos que nuestro presente y nuestro futuro argentinos se encuentran precisamente allí en el fondo de la historia argentina. Nosotros -a diferencia de los integrantes de la oligarquía-, no creemos que todo debe ser importado. Creemos que no deben ser importados los hombres, los capitales, las ideas y los dogmas; que las soluciones nacionales se encuentran en la tierra argentina; que la fuerza de superación de este país está en el hombre de la tierra, en nuestra clase desposeída, que fue despreciada siempre por la oligarquía.

En ambas posiciones -en la de la oligarquía y en la nuestra- hay coherencia, señor Presidente. La oligarquía -algunos de cuyos hombres fueron venales, otros a los cuales San Martín calificó de felones, y muchos de ellos que creyeron de buena fe que labraban el porvenir de la patria- constituyó una mentalidad conceptual y trató de influir en el país para que todas las generaciones futuras siguiesen pensando como ellos. Eran, en realidad -y esto se puede demostrar perfectamente-, instrumentos del imperialismo extranjero.

Inglaterra nos acechó desde que nosotros conseguimos nuestra independencia política en 1810. Canning lo declaró así en cartas memorables: “América española es libre, y si nosotros sentamos rectamente nuestros intereses, ella es inglesa”.

Muchos estadistas ingleses contemplaron las grandes posibilidades que estas nuevas tierras argentinas tenían para el comercio inglés; mientras con las colonias americanas establecían un sistema de férreo monopolio de comercio -que fue el que dio origen a la revolución de los Estados Unidos-, con nosotros proclamaban el libre cambio, porque aspiraban simplemente a una sustitución, reemplazando el virreinato español por su dominación económica. Por eso reconocieron nuestra independencia y por eso favorecieron la independencia de la América española convencidos de que ellos habrían de reemplazar la dominación española por un dominio más sutil. Lo consiguieron varias veces y varias veces fueron derrotados; esperemos que ahora lo sean para siempre.

En el aspecto conceptual la oligarquía intentó siempre emponzoñar la mentalidad argentina con una serie de falsos dogmas, que los llamados grandes de las historias -los fabricantes, además, de la historia “oficial”- han venido repitiendo a través de los tiempos. Nos hablaron de capital extranjero “civilizado y progresista”, de la incapacidad nativa para la industria y para la conducción de empresas, de la necesidad de que el Estado no tuviese injerencia en las cuestiones económicas; y al mismo tiempo, al que luchó contra la oligarquía o contra los intereses que ella directa o indirectamente representaba, se lo calificó de “tirano”, de “sanguinario”, de “antiprogresista”, de “bárbaro”.

Lo mismo se hace ahora con nosotros, con los hombres que queremos reaccionar contra esa concepción falsa que sigue impresionando a los hombres, que estamos seguros, creen en la independencia económica y en la absoluta soberanía argentina.

Los dos términos del silogismo de la oligarquía son perfectamente coherentes: por un lado los dogmas históricos; por el otro los dogmas económicos; detrás de ellos el imperialismo.

Nuestra posición es inversa: creemos que solamente se puede obtener la liberación económica nacional a través de la destrucción de esos dogmas históricos falsamente fabricados. Y contra nosotros emplean los mismos recursos: se nos tilda de totalitarios, se dice que somos antidemocráticos. Seríamos totalitarios y antidemocráticos si nosotros, creyendo en la barbarie y en la tiranía de algunos hombres, siguiésemos elogiándolos; pero nos proponemos demostrar -y lo hemos conseguido si se estudia el problema objetivamente- dónde estaba la verdadera barbarie, dónde estaban las fuerzas del país y dónde los enemigos de la nacionalidad.

Todo esto es una trama coherente, y las dos posiciones, la de la oligarquía y la posición popular, están perfectamente delineadas. Nuestra postura es la más democrática, porque reivindicamos lo popular contra las fórmulas importadas del extranjero, porque reivindicamos a los hombres que fueron representación de la masa argentina contra los hombres que sólo fueron representantes de pequeños intereses del círculo; porque vamos al elogio de los caudillos que son representación del sentir nacional, en contra de la oligarquía de todos los tiempos, que solamente es la representación de sus propios intereses o de los intereses extranjeros, cubierto todo ello con el manto de los dogmas históricos y de los dogmas “democráticos” y “civilizadores”.

Afrontamos, señor Presidente, esta posición porque creemos que no es destructiva sino constructiva; no somos un grupo de perversos a la búsqueda de estatuas para tirarlas al suelo; no somos un grupo de hombres escudriñando el pasado argentino para arrojar lodo entre las figuras ya consagradas en el bronce. Repito que la verdadera clave de la historia argentina está, precisamente, en el conocimiento de nuestro pasado histórico, aunque lamentemos tener que herir a algún hombre público, a algún hombre a quien otras generaciones han rendido su tributo, creemos que únicamente destruyendo esa historia maliciosamente falseada, esa concepción completamente incoherente con la realidad nacional, podremos encarar el problema.”

Fuente: Acción Parlamentaria. Tomo I. Obras Completas de John William Cooke – Compilador: Eduardo L. Duhalde

La antesala del golpe al gobierno constitucional del Gral. Perón



16 de septiembre de 1955 – Desalojo del Pueblo del poder

“Con el apoyo de los Estados Unidos, Gran Bretaña promueve y financia un nuevo golpe contra el gobierno constitucional. Los cabecillas del golpe, Lonardi, Aramburu y Rojas, denominarán a la traición ‘Revolución Libertadora’…”

El primer ministro británico, Winston Churchill dijo ante el parlamento:

“La caída de Perón es el acontecimiento más importante para el imperio británico después de la Segunda Guerra Mundial. No le daremos perdón ni cuartel hasta el fin de sus días”

En nombre de la libertad y la democracia se inicia una era de proscripción, represión y entrega de la política económica nacional a los grupos imperialistas. En este marco, se deroga ilegalmente de la Constitución Justicialista de 1949 y un país prácticamente sin deuda externa es endeudado criminalmente.

“El vestuario de los menores es renovado cada 6 meses y se incluyen en el menú aves y pescado, por lo que, desde el punto de vista material, la atención de los intenos es suntuosa, excesiva y nada ajustada a las normas repulicanas que convienen para la formación austera de los niños.”
– Informe del gobierno de facto sobre los Hogares-Escuela de la Fundación Eva Perón, donde se alojaban 11 mil niños.

TRAICIÓN A LA PATRIA Y REPRESIÓN AL PUEBLO. Algunas medidas tomadas por quienes usurparon el poder el 16 de septiembre de 1955:

¬ Puesta en vigencia de la Constitución de 1853 y ‘anulación’ ilegal de la Constitución Justicialista de 1949
¬ Admisión del capital extranjero
¬ Ingreso al FMI y a otros organismos internacionales
¬ Congelación de salarios
¬ Devaluación de la moneda nacional
¬ Endeudamiento externo con empréstitos que nunca llegaron a destino y a través de la conversión de saldos comerciales en deuda externa
¬ Supresión de los controles de cambio y la comercialización de exportaciones con intervención estatal. Desmonte de los instrumentos por los cuales el intervenía en la economía (IAPI, manejo de los depósitos bancarios, etc.)
¬ Supresión de todos los subsidios dirigidos al consumo de los sectores populares.
¬ Creación de la Junta Consultiva Nacional en reemplazo del Congreso (integrada por el PS, el PDP, la UCR, entre otros)
¬ Estado de Sitio y Plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado)
¬ Torturas, expropiación de bienes y exilio de sindicalistas, partidarios y colaboradores peronistas, científicos, intelectuales y artistas.
¬ Pase a retiro de 44 generales, entre ellos el Gral. Perón
¬ Asalto a los locales partidarios del peronismo y de sindicatos
¬ Secuestro del cadáver de Evita y órden de detención a sus familiares
¬ Disolución del Partido Peronista
¬ Fusilamientos de civiles y militares
¬ Prohibición de elementos de afirmación ideológica o de propaganda peronista
¬ Disolución de la Fundación Eva Perón, paralización de la totalidad de sus obras, robo de sus activos e incautación y quema de sus bienes.

“Muchos han despreciado el ingenio y el poder del pueblo, pero, a largo plazo, han pagado caro su error. Los pueblos siguen la táctica del agua; las oligarquías, la de los diques que la contienen, encauzan y explotan. El agua aprisionada se agita, acumula caudal y presión, pugna por desbordar; si no lo consigue, trabaja lentamente sobre la fundación, minándola y buscando filtrarse por debajo; si puede, rodea. Si nada de esto logra, termina en el tiempo por romper el dique y lanzarse en torrente. Son los aluviones. Pero el agua pasa siempre; torrencial y tumultuosamente, cuando la compuerta es impotente para regularla”.

El golpe desalojó al Pueblo del poder, pero éste se organizó y resistió heróicamente.

La columna de Scalabrini Ortiz

Conocido como el “Fiscal de la Patria” o el “Descubridor de la Realidad Argentina”, Raúl Scalabirni Ortiz es uno de los padres del pensamiento nacional.

A través de sus trabajos, este forjista ha alcanzado el carácter de INDISPENSABLE para el entendimiento de nuestra realidad nacional y latinoamericana y es por eso que a partir de hoy dejamos inaugurada en La Baldrich la “COLUMNA DE SCALABRINI ORTIZ”, en donde se expondrán trabajos sobre los más diversos temas de carácter fundamental para nuestro pleno desarrollo.

En este caso, Don Raúl nos trae un breve artículo sobre un tema de aplastante actualidad como es el I.A.P.I. (INSTITUTO ARGENTINO PARA LA PROMOCION DEL INTERCAMBIO), uno de los ejes de la política económica peronista que dejaría fuera de juego a las grandes multinacionales comercializadoras de granos, responsables no sólo de ejercer una posición monopólica en la materia que deja a muchos pequeños productores fuera del negocio, sino también de provocar corridas cambiarias, fuga constante de capitales, variaciones en los precios, etc.

EL I.A.P.I. Y BUNGE Y BORN

Saldos exportables - IAPI

La producción agraria hasta la creación del I.A.P.I. estuvo monopolizada por Bunge y Born y sus acólitos. Durante muchos decenios se estafó al productor y al país con la treta, ingenua pero eficaz, de “a fijar precio”. La reapertura del llamado Mercado a Termino vuelve a ofrecer la oportunidad de repetir la maniobra, a menos que se exija, como ocurre en Estados Unidos, que las compras sean “reales y necesarias”. El I.A.P.I., que era un instrumento de regulación y de contención, fue acusado de ser una institución totalitaria y de entorpecer la libertad de comercio, a pesar de asemejarse notablemente al I.C.C. norteamericano. ¿Por que lo que allá y en Gran Bretaña es democrático aquí es totalitario? También se acusó al I.A.P.I. de haber enriquecido a los señores Jorge Antonio y Tricherri. Se dio que el señor amasó una fortuna de tres mil millones con la exportación de los cereales argentinos. Si Jorge Antonio se hizo rico con una fracción de lo que exportan las empresas anglo belgas, ¿cuantos miles de millones ganarán Bunge y Born y sus acólitos? Jorge Antonio purga en las cárceles el sur el delito de haber ofrecido a los argentinos un ejemplo de que se puede ganar más con la comercialización que con la producción. El doctor Cesar Bunge, el ministro que firmó la clausura del I.A.P.I., renunció a su cargo poco después. Bunge y Born lo nombró su representante en Perú, con un sueldo de $ 40.000 .- mensuales.

Raúl Scalabrini Ortíz en “Bases para la Reconstrucción Nacional”

Perón - Baldrich

24 de agosto de 1950 – El gobierno del Gral. Juan Perón crea el Ente Nacional de Energía:
Con el fin de lograr una mayor centralización y control de los recursos energéticos nacionales, el Poder Ejecutivo decide la creación de un ente estatal que organizara a las cinco empresas energéticas. Se lo denominó Empresas Nacionales de Energía (en adelante ENDE) y agrupaba a Agua y Energía Eléctrica, Gas del Estado, YPF, Combustibles Sólidos Minerales y Combustibles Vegetales y Derivados.

24 de agosto de 1956 – Pasa a la inmortalidad el Gral. Alonso Baldrich:
Nacido en 1870, fue un militar, ingeniero, escritor y militante político argentino. Junto con su compañero, el general Enrique Mosconi, participó del desarrollo de la petrolera estatal YPF y de la lucha contra la injerencia de los trusts ingleses –Royal Dutch y Anglo Persian- y el norteamericano –Standard Oil-. Fue general de brigada y lideró la Dirección de Parques Nacionales. Se lo considera uno de los principales exponentes del nacionalismo económico. La agrupación La Baldrich lleva su nombre en honor a este gran patriota.

A continuación una máxima del General Baldrich, que esta humilde agrupación tiene como bandera:

“En todas partes se cree como dogma económico que el capital extranjero es indispensable para el desarrollo de los recursos naturales, y nadie parece advertir que ese desarrollo hace rico a los extranjeros y deja más pobres que antes a los naturales; y que lo que se necesita es la organización interna del propio capital.”

Más sobre el General Baldrich en la sección “Los olvidados”

Independencia política 1816  y económica 1947

Como decía el Gral. Baldrich, la independencia política sin independencia económica, no es más que una ilusión. A su vez, el precursor de FORJA, Manuel Ortiz Pereyra en su obra “La Tercera Emancipación” se obstinaba en advertir el carácter vital de la independencia económica para Pueblo argentino. Esta opinión también fue compartida por el General Juan Perón, quién expresaba que sin Independencia Económica, no hay posibilidad de Justicia Social.

A continuación describimos un acontecimiento, tan poco recordado, -incluso en la historiografía de orientación peronista-, así como transcendental para el destino de nuestro país, que afirma las conquistas en el plano económico del gobierno del General Juan Domingo Perón: La Declaración de la Independencia Económica.

Esta declaración fue firmada en la ciudad de San Miguel de Tucumán el 9 de julio de 1947, coincidiendo con el lugar y el aniversario de la Declaración de la Independencia Política en 1816 por los patriotas argentinos de aquel entonces.

La misma representa uno de los hechos más importantes producidos por el gobierno justicialista. Refleja una clara vision estratégica que apuntaba a la consolidación de la independencia nacional de los poderes y organismos internacionales, en un país sin deuda externa, con una pujante industria nacional abasteciendo al mercado interno, y con los resortes económicos estratégicos en poder del Estado.

Perón preanunciaba la Declaración de la Independencia Económica al presentar el Primer Plan Quinquenal en 1946:

“Aspiramos a una liberación absoluta de todo colonialismo económico, que rescate al país de la dependencia de las finanzas foráneas. Sin bases económicas no puede haber bienestar social: es necesario crear esas bases económicas. Para ello es menester ir ya estableciendo el mejor ciclo económico dentro de la nación, y a eso también tiende nuestro Plan. Debemos producir el doble y a eso multiplicarlo por cuatro, mediante una buena industrialización –es decir, enriqueciendo la producción por la industria-, distribuir equitativamente esa riqueza y aumentar el estándar de vida de nuestras poblaciones.”

Con la presencia en pleno del gobierno nacional, autoridades provinciales, legisladores nacionales y provinciales así como ante la presencia del presidente de Chile González Videla, se realizó este acto decisivo y significativo, que luego sería señalado por el mismo presidente Gral. Perón como trascendental para “romper los vínculos dominadores del capitalismo foráneo enclavado en el país”.

Desde La Baldrich, teniendo como Sur la Liberación Nacional y de la Patria Grande, entendemos que la forma de conseguir la Independencia Económica de la Nación es la plena actuación del Estado como factor de la economía industral mediante sus empresas públicas, propiedad de la totalidad del Pueblo argentino. Una vez conseguida esta, entonces podremos alcanzar finalmente los objetivos de soberanía política y justicia social tan anhelados por nosotros y por nuestros hermanos de la Patria Grande.

Independencia Económica - La Baldrich

Click para leer el Acta de declaración de la Independencia Económica 1947 en .pdf

Acta de Declaración de la Independencia Económica - La Baldrich

Palabras del General Perón con motivo de la declaración en cuestión:

Estas páginas contienen la esencia misma de la nacionalidad. Son impulsos de un renacimiento surgido de la propia grandeza de la patria libre proyectada hacia un porvenir digno de su magnitud.

Son credo de Independencia; tienen pureza de cuna ideal y dicen con la misma fe los
principios que la mostraron a la faz de la tierra como una fuerte y poderosa Nación. En las actas de 1816 cimentóse nuestra historia que luego fue escrita con la diafanidad de un pueblo soberano y heroico; en la Declaración de ahora se firma el futuro de su gloria, de su destino y que tienen en sus propias fuentes la realidad de su visión de ayer, de hoy y de siempre.

Transcripción de las palabras preliminares al Acta de Declaración de la Independencia Económica en el libro “La Nación Argentina Justa, Libre y Soberana”:

Ferrocarriles y transportes en general, usinas, puertos, energía, etc,. todo lo que constituye en fin un servicio público ha sido nacionalizado y ahora, donde regían los dictados del interés extranjero, tiene plena vigencia la voluntad argentina.

Lo que otros vendieron, nosotros lo hemos recuperado. Al afán mercenario de otrora, sucede el espíritu hondamente patriótico que ha sabido sacar del esfuerzo y hasta del sacrificio el vigor necesario para acometer la magna empresa de nuestra total recuperación.

Está a salvo la dignidad argentina y nuestros hijos, dueños de la riqueza que la providencia les entregó, deben ser celosos guardianes de todo cuanto hemos devuelto a la Nación para que nadie, jamás, vuelva a intentar la empresa suicida de uncirnos a la conducción foránea.

Ahora, cuando todo lo que es fundamento de nuestro porvenir está en nuestras manos cuando pisamos tierra nuestra, absolutamente nuestra, cuando disponemos a nuestro albedrío de todo lo que constituye el patrimonio argentino, podemos decir que la libertad política se ha complementado con la independencia económica, proclamada solemnemente en la histórica Tucumán, que conoció la aurora de nuestra nacionalidad y que ha sido propicia sede a la consolidación de la Argentina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana.

“Si en 1810 fuimos libres políticamente gracias a esos héroes que siempre recordamos, no podemos afirmar lo mismo de los que les sucedieron que, lejos de conquistar nuestra independencia económica, han perdido el tiempo y nos han entregado a una situación de verdadero coloniaje como nunca el país había soportado antes.” Gral. Juan Domingo Perón.

Recuperación de Aerolíneas Argentinas

El 21 de julio de 2006, mediante el acuerdo firmado en Madrid con los accionistas mayoritarios de Aerolíneas Argentinas Interinvest S.A., el Estado recuperaba el poder de veto y la posibilidad de tener un miembro titular y uno suplente en la comisión fiscalizadora, que había perdido tras la escandalosa privatización. Así se comenzaba a recuperar nuestra aerolínea de bandera.

Todo comenzó un 7 de diciembre por el año 1950, día en que el Presidente Juan Domingo Perón a través del decreto N° 26.099 decía en su primer artículo: ”Créase la empresa del Estado: Aerolíneas Argentinas”. La misma nació de la fusión de las cuatro empresas que volaban el país: Aeroposta (creada por iniciativa del gobierno nacional de Yrigoyen), ALFA, ZONDA y FAMA.

Luego de su privatización neoliberal y el vaciamiento de la gestión privada del grupo Marsans, la empresa fue reestatizada por ley en el año 2008. Tras su salida de Aerolíneas, el grupo Marsans, amparado por los Tratados Bilateriales de Inversión (TBI) firmados por Menem durante los años 90, inició un litigio contra Argentina ante el tribunal arbitral del CIADI-Banco Mundial.

Luego de la quiebra de Marsans, el fondo buitre Burford Capital adquirió los derechos de litigio y, desde entonces, reclama ante el CIADI una indemnización de US$ 1.200 millones por la expropiación de la compañía, mientras que el Tribunal de Tasación de la Nación entiende que al ser nacionalizada tenía valor patrimonial negativo, por lo que el Estado depositó sólo un peso en concepto de indemnización.

No es la primera vez que estos tratados atentan contra la Nación, otro de los casos recientes es la amenaza por parte de Repsol a acudir al CIADI. Es por esto que los Tratados Bilaterales de Inversión pueden y deben ser derogados, saliéndo así prácticamente del CIADI y terminando con la ominosa entrega de la época menemista que somete nuestra soberanía al “buen” juicio de los jueces del Banco Mundial.

Felizmente, hoy podemos ver que hemos recuperado de la mano del Estado nuestra aerolínea de bandera, que no sólo se constituye en la flota más moderna de la región, sino que también transporta más del 80% de los pasajeros del país y conecta sus 24 provincias.

¡A seguir creciendo!

Infografía 2014 Recuperación de Aerolíneas - Click en la imagen para agrandar

Infografía 2014 Recuperación de Aerolíneas – Click en la imagen para agrandar